Ganancias 2024: 2 millones de trabajadores podrían pagar el tributo

Un trabajo del Frente Renovador de Sergio Massa advirtió que el paquete fiscal aprobado en Diputados no prevé una actualización del mínimo no imponible de ganancias en lo que queda del 2024.

A partir de la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias impulsado por el Gobierno, 2 millones de trabajadores podrían pagarlo en 2024 si el presidente Javier Milei no modifica el mínimo no imponible. Este dato surge de una estimación publicada en un informe del Frente Renovador de Sergio Massa, difundido este miércoles.

Otra novedad criticada por el informe de Massa es la incorporación de todos los trabajadores en relación de dependencia y la eliminación de excepciones y deducciones. Sutilmente cuestiona esta decisión. «Resulta extraño que estando aun pendiente la separata que permite que paguen impuestos quienes tienen campos en el exterior, regímenes de grandes empresas, o peor aun, bancos y petroleras con el beneficio del ajuste por inflación, se decida hacerle pagar impuestos a policías o médicos, a camioneros o docentes, en lugar de cobrarle a los grandes ganadores de la mega devaluación, que superan largamente la recaudación de esta modalidad», indica el informe.

Quiénes tienen que pagar Ganancias

Aprobado el paquete fiscal con los cambios del Senado desechados, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) pondrá en marcha el mecanismo para la liquidación del Impuesto a las Ganancias y los Bienes Personales, cuyo vencimiento opera en agosto.

La restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias aprobada por el Congreso implica que algo más de 800.000 empleados vuelvan a sufrir todos los meses el descuento de parte de sus empleadores. La nueva ley, no obstante, tiene algunas mejoras respecto de la anterior, como es la mayor progresividad de alícuotas y un incremento significativo de las deducciones.

Derogación del Impuesto Cedular

Este tributo había quedado solo para salarios de más de $2 millones mensuales. La derogación de este gravamen es con efecto retroactivo al 1° de enero. Como los trabajadores por debajo de este salario no abonaron a lo largo de este año, la nueva ley contempla una deducción especial para que no se les genere una deuda. “No es razonable que una medida de este tipo genere una deuda a los empleados que ya cobraron sus remuneraciones y le dieron un destino a las mismas, sobre todo en el contexto económico actual”, señaló Domínguez.

Fuente
ambito financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *