“Gobernar es hacer, está en nuestro ADN de peronistas”

La vicepresidenta remarcó que la actual gestión del Frente de Todos siempre tiene en cuenta al otro, como sus gobiernos y el de Néstor Kirchner. "Nunca le preguntamos a nadie qué ideología tiene para reconocerle un derecho", agregó.

“Gobernar es hacer, está en nuestro ADN de peronistas”, enfatizó la vicepresidenta Cristina Kirchner, en el marco del acto de cierre de campaña del Frente de Todos que encabezó junto con el Alberto Fernández desde Tecnópolis. CFK habló antes que el presidente y remarcó el estado en el que dejó el país Mauricio Macri, volvió a hablar de la persecución judicial a opositores que instrumentó la anterior gestión y planteó que “un país no se construye solo y nadie se salva solo”. “Esa es la discusión que estamos dispuestos a dar”, fue su mensaje de cara a las PASO del próximo domingo.

En su reaparición pública después de sus dos presentaciones consecutivas, en Avellaneda y La Matanza, la expresidenta recordó que Tecnópolis “se hizo en ocho meses” y que se llevó a cabo por decisión del expresidente Mauricio Macri, después de rechazar su despliegue en la Ciudad de Buenos Aires.

“Acá presentamos el Qunita, entregué la computadora número 4 o 5 millones de Conectar Igualdad y venía pensando en qué es gobernar. Gobernar es hacer, está en nuestro ADN de peronistas y de toda la vida”, remarcó.

Del acto participan los precandidatos de todo el país, los ministros, y los gobernadores e intendentes afines, en un escenario que remonta al formato de la presentación previa a las elecciones presidenciales primarias de 2019, que se realizó en Rosario y los llevó a un triunfo contundente sobre Juntos por el Cambio.

Además, reveló que el proyecto surgió del actual senador Oscar Parrilli y ponderó su cualidad de “terco”. “Los funcionarios tienen que ser tercos, no tienen que bajar los brazos ante el mínimo impedimento”.

“El ADN de hacer viene del peronismo”

En su exposición, Fernández de Kirchner describió la esencia de su fuerza política: “El ADN de hacer viene del peronismo, de lo que pensamos, de lo que hicimos toda la vida”.

“El placer de sentir que lo que uno hace trasciende y queda. Y lo van a ver tus hijos y los hijos de tus hijos y tus nietos. Eso es, en definitiva, la vocación política. Estar construyendo un país diferente para todos”, sentenció.

Y agregó: “Gobernamos así para todos, nunca le preguntamos a nadie qué ideología tiene para reconocerle un derecho”.

Sobre este punto, repasó lo que significó asumir en funciones en 2019 después del gobierno de Mauricio Macri: “Nos pasamos reestructurando deudas contraídas por otros”.

“Cuando llegamos ese 10 de diciembre el país no era el mismo. Tuvimos que empezar a hacer la emergencia tarifaria, ya no hubo más tarifazos, que volvían loca a la gente. La gente volvió a prender la calefacción. Hay que comenzar a traducir las políticas”, subrayó.

Armamos el país para enfrentar lo que venía

En otra parte de su discurso, la vicepresidenta confesó los temores que sintió con la llegada del coronavirus, y reivindicó la gestión de Alberto Fernández para enfrentar la crisis sanitaria: “Armamos el país para enfrentar lo que venía”.

En ese sentido, sostuvo que el Gobierno solo pudo jugar “cinco minutos del primer tiempo” y que se tuvieron que dedicar a “atajar penales de algo que no se sabía qué era en el mundo”.

“La verdad que estábamos todos estupefactos frente al televisor. Debo decir que la escena que más me impresionó fue Nueva York. Cuando vi camiones para cargar cadáveres porque no entraban en la morgue sentí mucho miedo”, compartió.

Y continuó: “No existían las vacunas, la única manera era el distanciamiento, encerrarse. Sentí miedo porque dije ‘si esto pasa en Nueva York, qué nos va a pasar a nosotros en el conurbano’. Yo me imaginaba gente en los pasillos apiladas, y, quiero ser sincera, pensaba que iban a venir con una cámara de televisión a transmitir en vivo y en directo cómo se moría la gente porque no le podíamos dar un respirador”.

En alusión al tema, defendió la gestión de Gobierno: “Con miedo, con angustias, sin saber de qué se trataba, salimos a la cancha a hacer lo que sabemos, a cuidar a la gente y a construir. Se levantaron 30 hospitales portátiles y en la provincia de Buenos Aires terminamos 5 hospitales”.

También resaltó el ritmo de la campaña de vacunación, en especial el despliegue en la provincia de Buenos Aires, y la forma en que se asistió económicamente a distintos sectores: “En el tiempo que no se podía salir el Estado argentino puso mucha plata a los empresarios, a los trabajadores y todos aquellos que necesitaron un auxilio económico porque estaban en la casa y no pudieron salir”.

Dos modelos de país en juego

A través de distintos datos, la expresidenta señaló que en estas elecciones hay dos modelos de país en juego: “En 2015 le dejamos la Argentina al Gobierno que empezó el 10 de diciembre con el salario en dólares más alto de América Latina, y lo devolvieron cuatro años después con uno de los salarios más bajos de América Latina en dólares también”.

Al poner ese ejemplo, explicó que si bien “hoy hay una retraso salarial importante, no hay que tenerle miedo a las discusiones paritarias, al contrario, hay que incentivarlas”.

“Néstor incentivaba las paritarias y los aumentos del salario mínimo vital y móvil por decreto. Así empezamos a crecer y pasamos de 3 millones de puestos de trabajo a más de 6 millones cuando nos fuimos. Esta es la Argentina que hay que reconstruir. Claro que son dos modelos de país. Son dos modelos de país que además muchos son los protagonistas de aquella argentina defaulteada”, detalló.

En el mismo tono, opinó que “más que un cierre de campaña, tiene que ser una apertura de debates en el país” y consideró que la oposición “achata” el debate ya que “si ponen en debate las cosas que tienen que poner en debate, no pueden ir a ningún canal de televisión a explicar nada”.

Contra el discurso de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal

Cristina Kirchner también desnudó el discurso armado de dirigentes de la oposición como Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, y cuestionó en duros términos al expresidente por asegurar que los peronistas son “golpistas”.

“Máximo y Alberto se enojan porque dicen que miro TN y LN+. Estaba el expresidente en su canal en LN+, los dos periodistas le preguntaron sobre si no lo dejamos gobernar y dice que los peronistas son golpistas”, precisó.

Y añadió: “Amigo, lo llevaste a Pichetto de vicepresidente que fue presidente del bloque durante los 12 años y medio de peronismo, que te votaba hasta el café con leche en el Senado y decís que los peronistas no te dejamos gobernar”.

Asimismo, recordó que el peronismo votó en el Senado por el allanamiento en sus domicilios, y que si bien el macrismo “no tenía mayoría institucional, tenía mayoría política en ambas Cámaras” y que le votaron leyes como la de los fondos buitre y la reforma previsional.

“Que se hagan cargo que tuvieron mayoría para gobernar durante los 4 años porque le votaron todos los proyectos. Esto me subleva, la mentira. Podés estar de acuerdo o no, pero lo que no podés es mentir”, exclamó.

En otro tramo apuntó contra la precandidata a diputada María Eugenia Vidal por la compra de su piso en el barrio de Recoleta: “Pese a la crisis de vivienda que hay en el país, la exgobernadora pudo conseguir un piso igual que el mío en plena Recoleta, la zona más cara de Buenos Aires, a mitad de precio. ¿A nadie le llama la atención y nadie le pregunta nada? Que suerte tienen algunos”.

“Pongale que yo soy una groncha peronista, una morocha peronista, pero esto que estoy diciendo ¿saben por quién me lo enteré? por una rubia, que no es peronista, no es groncha y que si este lugar en vez de república fuera monarquía no sería menos que duquesa”, expresó en alusión a Esmeralda Mitre.

Sobre aquella compra, se preguntó: “También nos enteramos que vive en un piso de más de un 1 millón de dólares. Lo que más me llamó la atención es que le hicieron un prestamos de medio millón de dólares y lo pudo devolver en un año”.

Rodríguez Larreta y la eliminación de las indemnizaciones

Luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresara su deseo de eliminar las indemnizaciones por despido, la vicepresidenta informó que “primero van a tener que reformar la Constitución” ya que “la protección contra el despido arbitrario es una inclusión del articulo 14 bis”.

Además, manifestó que “decir que vamos a generar más trabajo si eliminan la indemnización por despido es mentira” y que “con dos dígitos de desocupación sin tocar ninguna ley y restituyendo la vigencia de miles de convenios colectivos de trabajo” en su Gobierno se llegó a una “desocupación de 5.9”.

“Si vos querés eliminar la indemnización por despido para que los empresarios ganen más plato decilo así, no lo pongas con la excusa de generar más trabajo”, pregonó.

El aumento de la carne

“China, el gran jugador, se lleva el 75 por ciento de lo que se exportaba en carne hasta que Alberto tomó la medida, que es nada más y nada menos que el 22,5 por ciento de la producción nacional vacuna. Por eso aumentaba todas las semanas la carne”, aclaró sobre el aumento de aquel alimento.

Y expuso: “Los argentinos no podemos pagar en dólares, lo pudimos pagar allá en diciembre de 2015, estaba 8 dólares el kilo de carne asado, pero el dólar estaba a 9,70 y los salarios a 588 dólares. Este es el problema, esto tenemos que explicarle a los argentinos. No hay que disfrazar la discusión, si queremos la guita en las arcas tenemos que decirle que no vana poder comer carne hasta que no les aumenten los sueldos a como lo tenían en 2015. No hay que mentirle más a la gente”.

“Nadie se salva solo”

Hacia el final de su discurso, la expresidenta dejó un mensaje de unidad en el marco del complejo momento que atraviesa el país: “Los argentinos y argentinas necesitan mucha responsabilidad institucional, que no solo es de los que gobiernan, es también de la oposición, de los medios de comunicación, los empresarios, los sindicatos, todos aquellos que elegidos en el lugar que están tienen que dar cuentas de sus actos y saber que un país no se construye solo y que nadie se salva solo”.

“Hoy la Argentina todavía está en pandemia, el mundo patas para arriba, le debemos al fondo 44 mil millones de dólares y a los acreedores externos lo que se reestructuró, tenemos que mejorar los salarios”, graficó.

Y concluyó: “Esto es lo que viene y es la discusión que estamos dispuestos a dar de cara a la gente, la historia y todas nuestras ideas, de las cuales estamos muy pero muy orgullosos”.

 

Fuente
Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *