CIUDAD

“Deseo transmitir tranquilidad respecto de la salud financiera del Municipio”

Sostuvo el intendente Héctor Gay en su discurso de apertura de sesiones ordinarias en el Concejo. “En tiempos complejos como los que transitamos -reconoció-, las cuentas públicas están en absoluto orden, producto de un muy buen cumplimiento de parte de los contribuyentes, a quienes les agradezco profundamente por el compromiso, y de una administración muy cuidadosa, que nos pone a salvo de cualquier sobresalto” destacó.

“Deseo transmitir tranquilidad respecto de la salud financiera del Municipio”

A continuación, el texto completo de su discurso:

“El ejercicio de las normas y tradiciones de la democracia nos encuentra nuevamente en este recinto, con la satisfacción del pleno funcionamiento de las instituciones que hacen a la República, y que hemos logrado afianzar entre todos, después de tantos vaivenes en la Argentina contemporánea.
Después de 35 años ininterrumpidos de democracia, ninguno de nosotros tiene dudas del sistema adoptado para convivir como Nación. Por el contrario, los disensos que podamos tener, en tanto sean de buena fe y bienintencionados, no hacen más que fortalecerlo.
En este marco, lo primero que deseo es transmitir la tranquilidad respecto de la salud financiera del Municipio. En tiempos complejos como los que transitamos, las cuentas públicas están en absoluto orden, producto de un muy buen cumplimiento de parte de los contribuyentes, a quienes les agradezco profundamente por el compromiso, y de una administración muy cuidadosa, que nos pone a salvo de cualquier sobresalto.
Ello aún después de haber aumentado en el último año las partidas para políticas sociales y salud, áreas esenciales de nuestra gestión, de haber concretado numerosas obras con recursos propios y de haber cerrado una de las tres paritarias más elevadas de los 135 distritos de la Provincia, para compensar a los trabajadores municipales frente a los vaivenes inflacionarios.
Los detalles de obras concretadas o en ejecución llegarán en pocas semanas con la rendición de cuentas, pero me permitiré algunas pinceladas. Como en años anteriores, hemos prestado especial atención a los sectores más vulnerables de la ciudad, en la convicción de que llegar a esos barrios con obras es una forma de dignificar a los que menos tienen. De allí la ejecución de obras como dotar de cloacas a barrios enteros, como Millamapu o El Porvenir, ya terminados, 9 de Noviembre, en plena ejecución o Los Horneros, que comenzará en pocas semanas. O los desagües pluviales en el denominado Bajo Rondeau, barrios San Blas y Catamarca, donde se están invirtiendo 70 millones de pesos para terminar definitivamente con el drama que viven los vecinos después de cada lluvia importante. Otros 45 millones se están invirtiendo en el barrio Kilómetro Cinco, con idéntico propósito.
La inversión en las calles sigue siendo una prioridad. Lo fue en 2018 y lo será este año. Actualmente hay 54 arterias en estado de repavimentación. En dos semanas se licitarán otras 160 de reencarpetamiento en distintos sectores, además de trabajos emblemáticos como las 17 cuadras de pavimento nuevo en calle Parera, actualmente en obra, o la reconstrucción de 25 cuadras de calle Don Bosco, a partir de una licitación ya abierta y en vías de adjudicación. También habrá asfalto nuevo en distintas arterias, como Agustín de Arrieta, Ramirez Urtasun, Salinas Chicas, Rojas y Yapeyú, por citar algunas, además de Ingeniero White, Cerri y Cabildo.-
En White, precisamente, estaremos encarando unas de las principales obras del Municipio en este ejercicio y el próximo, la terminación de la Avda. Dasso, con un proyecto moderno e innovador, que se solventará en conjunto con el consorcio de gestión del Puerto y cuyo convenio fuera aprobado por unanimidad por este cuerpo hace pocos días.
En el área de Salud, se pudo habilitar un nuevo Centro de Atención, el tercero de nuestra gestión, en el sector Norte de la ciudad, que funciona a pleno y permite descomprimir la guardia del Hospital Municipal. Se suma a los construidos en San Dionisio y 9 de Noviembre. En pocos meses se agregará el que estamos levantando con la ONG Dharma, en el barrio Héroes de Malvinas.
Y una buena noticia para la salud pública es que se está instalando el moderno mamógrafo, en el que invertimos más de 7 millones de pesos y que funcionará en el hospital Menor de Ingeniero White, hospital que este año también tendrá mejoras edilicias significativas.
En materia de educación, asumimos el compromiso de acompañar las políticas de la provincia, administrando los recursos del denominado Fondo Educativo para mejorar el acceso a la educación de los alumnos de Bahía Blanca. En los últimos dos años se invirtieron más de 172 millones de pesos en 123 obras, de las cuales 27 intervenciones fueron en jardines de infantes, 66 en escuelas primarias, 19 en secundarias, 9 en escuelas de educación especial y 2 en superior. A esta cifra hay que agregar otros 90 millones en obras con fondos del Ministerio de Infraestructura de la provincia, también en escuelas locales. Para 2019 el Fondo se amplió a 189 millones para Bahía Blanca. Ello nos permitió trabajar intensamente en este receso y otras 10 escuelas van a comenzar el nuevo ciclo lectivo con mejoras sustanciales en sus edificios.
Con la misma lógica, es decir descentralizar y evitar que cuestiones esenciales se manejen a 700 kilómetros de distancia, administraremos los recursos del Servicio Alimentario Escolar, con el objetivo de garantizar la cobertura nutricional uniforme de los niños y adolescentes que asisten a las escuelas públicas. Habrá un nuevo mecanismo de prestadores del servicio que asegure la calidad y la transparencia. Se destinarán más de 100 millones de pesos para cubrir los 25 mil cupos asignados.
Esperamos, en otro orden, poner en funcionamiento en mayo la Orquesta Escuela de Barrio Miramar, cuestión reclamada en su momento desde este cuerpo y mediante una gestión conjunta con el Conservatorio de Música de Bahía Blanca.
Otra cuestión central para este año será la optimización de los programas que apuntan a la superación de la pobreza, especialmente los centrados en la alimentación. Hoy los programas sociales del Municipio llegan a 5884 hogares. Y ahí se pondrá el foco de atención, porque entendemos que la mala alimentación, por la falta de los alimentos y por deficiente cultura alimentaria, es precursora de muchas dificultades físicas.
Bahía Blanca posee una muy buena red de asistencia alimentaria, de la que participan instituciones públicas y numerosas entidades solidarias, un atributo muy valioso de nuestra comunidad. No obstante, hay flagelos asociados a la mala alimentación, como la obesidad. Solo a modo de ejemplo, vale decir que más del 20% de los niños en edad escolar presentan sobrepeso.
Por eso vamos a promover una alianza sobre alimentación, basada en seguridad alimentaria, es decir acceso a alimentos suficientes, calidad de materias primas, cambio cultural en la preparación de alimentos saludables, seguimiento de la salud infantil con foco en la alimentación, etc. Para ello la administración del Servicio de Alimentación Escolar será de gran ayuda para el seguimiento y la complementación de la alimentación en los niños.
Estamos convencidos de que la convergencia de los programas públicos, de los esfuerzos solidarios de personas, organizaciones y empresas conducirá a mejores condiciones de vida para los bahienses.
Ese espíritu es el que nos ha permitido avanzar con el programa de mejoras habitacionales, que ya benefició a 1800 familias a través de tres propuestas: automejoramiento, microcréditos y voluntariado de cultos. Vecinos de Tierras Argentinas, Martín Fierro, Más Barrios, Caracol y Nocito, entre otros, han recibido materiales, mano de obra, puertas y ventanas confeccionadas en la unidad penitenciaria, el trabajo de los ex recolectores informales y de los voluntarios de los distintos cultos que acompañan la iniciativa.
En este año el programa contempla realizar cien mejoramientos habitacionales por mes, en una tarea conjunta que les permite a muchas personas salir de su vivienda precaria y disponer de una casa de material, con todos los beneficios que ello implica.
En este período hemos podido avanzar en el proceso de modernización del Municipio, aunque falta mucho por hacer.
En lo que hace al aspecto interno de la comuna, se incorporaron nuevos expedientes digitales y se avanzó en la actualización de los sistemas informáticos. A modo de ejemplo se implementó la demanda de apremio digital, siendo Bahía Blanca el primer Municipio en la Pcia. con demanda de este tipo en la justicia civil y comercial ordinaria. Estos títulos ejecutivos digitales agilizan y hacen más eficientes los procesos de cobro judicial de deudas.
Se lanzó el portal Bahía Rentas, a través del cual cientos de vecinos ya se han suscripto a la tasa por mail, además de consultar vencimientos, descargar boletas de pago, acceder a la app de Rentas, etc. Se afianzó la plataforma para gestionar online las habilitaciones industriales y se complementó el portal Bahía Compra con la difusión de los pliegos de bases y condiciones de las licitaciones y concursos de precios, contribuyendo a una mayor transparencia.
Se avanzó en la plataforma que permite gestionar la aprobación online de los planos de mensura y en pocos meses pondremos en marcha la plataforma para la presentación y aprobación virtual de los planos de construcción, en un trabajo coordinado con los colegios de profesionales.
Se incorporaron nuevos puntos de wifi libre y gratuito en espacios públicos, como la terminal de ómnibus, y más de 20 mil vecinos realizaron capacitaciones en su domicilio a través del campus virtual del Municipio. Todo ello permitió que nuestra ciudad recibiera el premio nacional a la calidad municipal, con especial mención a la plataforma Centro de Atención al Vecino.
Esta semana se anunciaron nuevos avances tecnológicos, como la incorporación del volante electrónico de pago, que permite la generación y emisión de boletas de pago de tasas y el pago electrónico, lo que facilita la tarea en especial de los grandes contribuyentes. Vamos camino a la historia clínica digital única y en eso estamos trabajando en forma coordinada con el sistema de gestión del Hospital Municipal.
Una parte importante de los avances tecnológicos que nos permiten avanzar hacia una ciudad más amigable y eficiente, es el nuevo sistema de estacionamiento. Hoy más del 75% de las personas que estacionan en nuestra ciudad, lo hacen mediante la aplicación de Bahía Transporte SAPEM, aprovechando los beneficios de un sistema más moderno y acorde a los tiempos que corren.
En cuanto al transporte público de pasajeros, dotamos de cámaras a todas las unidades, que nos permiten monitorear permanentemente los recorridos brindando mayor seguridad a los pasajeros y conductores.
En pocos días este cuerpo recibirá un proyecto con varias ordenanzas, para promover la radicación de empresas productivas en nuestro distrito. Apuntan a promover su instalación en sectores industriales planificados y no planificados y en la zona franca y las subzonas francas. Entendemos que el estado municipal tiene que ser un factor promueva y favorezca el desarrollo industrial de la ciudad. Los proyectos a enviar tienen esa dirección.
Y a seguir operando en conjunto con la dirección de Empleo, que durante 2018 logró 430 inserciones laborales, ya sea por intermediación directa o a través de los programas Promover y Jóvenes con Más y Mejor Trabajo. Y con la escuela de capacitación laboral municipal San Roque, donde el año pasado 1500 personas recibieron su certificación oficial para ingresar al mundo del trabajo.
En fin, es mucho lo que se ha hecho, pero mucho más lo que está pendiente. Y nosotros como ejecutivo tenemos deudas a saldar. Como por ejemplo la actualización del código de planeamiento urbano. Que se ha demorado básicamente por las numerosas revisiones y consultas que seguimos realizando con distintos actores involucrados, pero que la ciudad necesita lo más rápido posible. Perdemos mucho tiempo y eficiencia estudiando excepciones a una norma que tiene demasiados años sin actualizar.
Quiero detenerme puntualmente en el tema seguridad. En estas últimas semanas hemos sufrido una cantidad importante de hechos, a los que no estábamos acostumbrados y no debemos acostumbrarnos. Así como en su momento dije que el día más difícil de la gestión había sido el del encuentro del cuerpo de Micaela Ortega, debo reconocer que sentí una enorme tristeza e impotencia cuando me reuní días atrás con la familia de Luis García.
Y aquí sí es imperioso que trabajemos en equipo. El aporte que puede hacer el Municipio es insuficiente frente a la magnitud del flagelo. Se lo he manifestado a los ministros de Seguridad y Justicia. Y reitero el pedido a las distintas fuerzas de seguridad, justicia y servicio penitenciario para que profundicemos nuestros esfuerzos y no multipliquemos las diferencias.
Este es un año particular. Pero no por ser electoral debe desviarnos del rumbo. Bahía Blanca tiene oportunidades históricas que no puede desperdiciar.
Para ello debemos seguir trabajando juntos. Parece una utopía manifestar que hay que dejar de lado mezquindades políticas para trazar objetivos en común y avanzar por el camino correcto. Pero es imprescindible intentarlo.
Con el programa habitacional que les comenté, y el compromiso de muchas voluntades, pudimos avanzar en un proyecto esencial para lograr que ningún chico duerma en un piso de tierra.
¿Por qué no podemos replicar esa forma de trabajo en equipo en otros ámbitos?. ¿Por qué esas personas pudieron unirse y trabajar por un objetivo común pese a sus diferencias?.
Los vecinos de Bahía Blanca esperan que demos ese paso hacia adelante.
Que dejemos de lado diferencias ideológicas o mezquindades políticas para trabajar codo a codo. Y seguir cambiando Bahía.”
Sin comentarios en ““Deseo transmitir tranquilidad respecto de la salud financiera del Municipio””

Deja tu comentario