POLITICA

La marea verde entró con ímpetu al Senado

Senadores y senadoras del oficialismo y la oposición exigieron el pronto tratamiento del proyecto de aborto legal tal como viene de Diputados. También criticaron las maniobras dilatorias de la vicepresidenta Gabriela Michetti.

La marea verde entró con ímpetu al Senado

Senadores y senadoras del oficialismo y la oposición exigieron este martes el pronto tratamiento del proyecto de aborto legal tal como viene de Diputados y criticaron las maniobras dilatorias de Gabriela Michetti. Es la primera vez que senadores se muestran de manera colectiva dentro de la Cámara Alta con sus pañuelos verdes en sus muñecas, y apoyan de manera pública la sanción de la ley, en el contexto de la primera conferencia de prensa que hizo la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito.

Es que los tres jefes mayoritarios de los bloques desaprueban la decisión inconsulta de Michetti de sumar Presupuesto y Asuntos Constitucionales a las que corresponden por incumbencia que son Justicia y Asuntos Penales -por tratarse de la eliminación de un delito del Código Penal- y Salud, por ser una cuestión de salud pública. El viernes se habían pronunciado Argentina Federal, de Miguel Ángel Pichetto y el FpV de Marcelo Fuentes. Este martes, se sumaron Humberto Schiavonni, presidente del Consejo Nacional de Cambiemos y la senadora radical Pamela Verasay. Schiavonni y Verasay asumieron por parte del oficialismo la defensa del derecho al aborto y el pedido de tratamiento en dos comisiones, ante la ausencia de Luis Naidenoff, luego de la tragedia familiar que sufrió. Naidenoff, presidente del interbloque Cambiemos, también se había pronunciado a favor del derecho.

La primera senadora en hablar fue la senadora Norma Durango – del bloque de Pichetto-, quien recordó que su provincia, La Pampa, fue la primera provincia en implementar la ley de procreación responsable. “Esperamos que lo que pasó en Diputados se repita. Esta ley no obliga a nadie sino que habilita a las mujeres que quieren interrumpir lo hagan acompañadas por el Estado. No es cierto que está ley traerá más gasto, al contrario”, sentenció Durango, y recordó el accionar de los diputados pampeanos que definieron a favor la votación en Diputados. “Estamos preocupados por la cantidad de comisiones. Tienen que ser sólo dos.  Los que estábamos interesados escuchamos los más de 700 expositores en Diputados. Queremos un debate respetuoso pero rápido para evitar más muertes”, sostuvo enfática.

Por su parte, la senadora radical Pamela Verasay, pidió una “respuesta rápida y un debate profundo”. “Es un tema sanitario. Nos tenemos que hacer cargo”, convocó y destacó la “experiencia de la Cámara de Diputados”.

En tanto, Nancy González, del FpV, también criticó “los giros innecesarios” de Michetti a los que calificó como una “falta de respeto a toda la comunidad”. “Elaboramos un informe en el que se muestra que si se aprueba la ley va a haber un 50% menos de gasto en salud pública reproductiva y si nos convertimos en si fabricantes de la pastilla, un 68% menos”. González recordó que la ley que se está debatiendo en el Senado ahora, de creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnología de Salud (AGNET), que forma parte de la reforma laboral, y cuya sanción si tiene consecuencias presupuestarias, tiene giro sólo a la comisión de Salud. Tras señalar la inconsistencia, González le dijo a Michetti: “La vamos a acompañar todo lo que sea legal pero no en lo que sea ilegal”.

Marilin Sacnun del FpV, sin embargo, criticó la crítica a la cuestión presupuestaria como eje. “Cuando se discute la ampliación de derechos no se puede hablar de gastos sino de inversión en materia de salud pública, porque si derecho pasa a ser una cuenta de debe y haber, como si tratara de un gasto, sería muy negativo para el conjunto sociedad. Sobre todo cuando el debate en materia de presupuesto se siguen desfinaciando las partidas de educación sexual y anticonceptivos. La comisión presupuesto no tiene nada que ver porque la inversión es menor, no podemos debatir en esos términos una cuestión de derechos. El fallo FAL de la Corte Suprema ya interpretó que no es inconstitucional el aborto. Por lo que es innecesario ese giro a la comisión de Asuntos Constitucionales. Nadie quiere cerrar el debate ni hacerlo express, como sí se hizo con la discusión de la reforma previsional”, recordó la senadora.

En tanto, otra mendocina, pero del FpV, Anabel Fernández Sagasti, sostuvo que Michetti viola cuestiones reglamentarias al tratar de imponer un giro de cuatro comisiones. “Esta casa es la casa de las provincias y quiero ser parte instituciones que amplíe derechos debate. Cuando se logró la media sanción me explotaba pecho de alegría. Hay un supuesto de que en el interior el derecho a la IVE no era muy aceptado. Acá somos dos mendocinas y podemos contar que en nuestra provincia se hizo el pañuelazo más grade de la Argentina.

Por su parte, la correntina Ana Almirón, del FpV, sostuvo que “esta media sanción se va a convertir en ley vamos a ser más libres rompiendo el sistema que nos fue impuesto”.

También estuvieron la senadora santacruceña Ana María Ianni del Fpv, el radical bonaerense Miguel Bazze.

En el salón Illia se hicieron presentes las diputadas impulsoras del derecho al aborto Brenda Austin y Karina Banfi, de Cambiemos, Araceli Ferreyra y Lucila de Ponti de Peronismo para la Victoria, Mónica Macha del FpV y Carla Carrizo de Evolución Radical.

Este miércoles, mientras se hará el primer pañuelazo frente a la Cámara Alta, y el en resto de las 24 provincias, en la reunión de labor parlamentaria los senadores, pero en particular los jefes de bloque, intentarán torcer la voluntad de la presidenta del cuerpo de sumar dos comisiones más de las pertinentes al plenario. Si no se logra, habrá una segunda oportunidad este miércoles en el recinto.

Fuente: tiempoar.com.ar

Sin comentarios en “La marea verde entró con ímpetu al Senado”

Deja tu comentario