Un jubilado podría gastar más de $100.000 por mes en medicamentos sin la cobertura de PAMI

Con Milei, una eventual privatización del servicio de salud se extendería a la adquisición de los medicamentos que hoy el organismo ofrece gratuitamente. Qué precios tendrían los insumos básicos contra la diabetes, hipertensión y afectaciones cardíacas, según un estudio privado.

La posibilidad de que el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, gane las elecciones obliga a repensar el eventual impacto de sus propuestas para cuantificar el costo de aquellos servicios que hoy son provistos por el Estado de manera gratuita. En ese sentido, según el Observatorio de Medicamentos como Bien Social, un jubilado del PAMI podría gastar hasta $116.000 por mes en remedios.

“Un jubilado polimedicado solo puede hacer frente a los tratamientos a partir de que tiene la posibilidad de no pagarlos”. La reflexión proviene de Patricia Rivadulla, directora del Observatorio, y se da frente a la posibilidad de descentralizar el control del PAMI para derivarlo a las provincias, como propone Milei. “Hay que eficientizarlo porque hay mucho robo. Todo lo que toca el Estado lo pudre. Hay que crear mecanismos de competencia para que funcione mejor”, dijo el candidato libertario.

En la actualidad, PAMI regula el mercado de medicamentos a través de un precio diferenciado que le permite entregar gratuitamente muchos de ellos. Mantiene el Vademécum, un listado de remedios esenciales gratuitos que implica más de 3.700 presentaciones por marca comercial para el tratamiento de las patologías más frecuentes en personas mayores. Pueden acceder los jubilados y pensionados mayores de 60 años afiliados a PAMI. Actualmente, la obra social más grande de Latinoamérica garantiza este plan de medicamentos a más de 5 millones de afiliados, que a partir del año que viene podrían verse visiblemente perjudicados por el arancelamiento del servicio.

“En la mayoría de las patologías crónicas, el enfermo de PAMI no paga nada”, explican desde la entidad de ATE-CTA Autónoma. Esa realidad podría ser modificada por la lógica de mercado. Según la lista que provee la entidad, un jubilado podría gastar por mes $115.598,97, considerando los principales medicamentos para tratar hipertensión, afectaciones cardíacas y diabetes, típicas patologías sufridas por los adultos mayores. La lista se compone de la siguiente manera:

  • Losacor 50×30 (principio activo Losartan) – precio de venta $7.403,9
  • Carvedil 50×30 (principio activo Carvedilol) – precio de venta $8.894,07
  • DBI 1 gr x60 (principio activo Metformina) – precio de venta $10.072
  • Humalog 100 x 5 (principio activo Insulina) – precio de venta $86.213

Además, Rivadulla aclara que si se agrega el medicamento Seretide Diskus, aplicado para pacientes con EPOC, con precio de venta a $33.280, el presupuesto mensual para un jubilado de PAMI se acercaría a los $150.000. “El problema tiene que ver con los aumentos de los precios de los medicamentos, que son exponenciales. Solo en la última semana del 15 al 20%, con la probabilidad de que después de la elección nacional tengamos otro incremento del mismo valor”, explica. Es decir, en un solo mes los medicamentos aumentarían casi un 40%.

Según datos de PAMI, actualmente cuatro de cada diez personas afiliadas reciben todos sus medicamentos de manera gratuita. A la vez, nueve de cada diez reciben al menos un medicamento gratis. A su vez, advierten que, si un afiliado tuviera que pagar sus consultas médicas, gastaría aproximadamente $34.000 al mes. El modelo privatizado de salud también implicaría costear procedimientos médicos como la diálisis, que saldría $190.000, o una tomografía, que cuesta $45.000 cada una, o bien $55.000 cada vez que un jubilado necesite realizarse una resonancia. A nivel nacional, hay 14 millones de personas que solamente tienen cobertura del Estado porque no tienen prepaga u obra social. Sin su intervención, y en el contexto económico en el que ya debe desenvolverse un jubilado, la consecuencia en el bolsillo podría ser muy perjudicial.

Por Nazarena Lomagno

Fuente
ambito financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *