Dólar Navidad: la rentabilidad de los exportadores sojeros será del 40%

Con el dólar navidad en vigencia, las grandes cerealeras incrementaron sus liquidaciones diarias. Es que, tal como habían explicitado, todavía guardaban más de 10 millones de toneladas de soja. El BCRA pudo comprar el lunes casi 200 millones

Una vez concluida la primera etapa del dólar soja, las grades cerealeras –que concentran el 80% de las ventas al exterior- pasaron de liquidar 300 millones diarios a un promedio de 50 millones. Tal merma generó que el BCRA tuviera que desprenderse del 40% de las divisas que había acumulado durante septiembre. Los grandes grupos del sector habían avisado que seguían guardando en silo bolsas más de 10 millones de toneladas, y utilizaron dicho stock para conseguir el nuevo beneficio, ante la propia necesidad del Gobierno de reunir reservas.

“El Ministerio de Economía se asustó con el derrotero de caída de las reservas del último bimestre y aceleró la aplicación del nuevo dólar soja, puente necesario para llegar a 2023 sin otra nueva crisis. El relanzamiento de este programa se explica, entonces, por la urgencia para conseguir dólares frescos, dada la retracción del último bimestre, cuando se perdió la friolera de USD1500 millones, y por la necesidad de cumplir la meta con el FMI”, puede leerse en el reciente informe de la Consultora Sarandí.

De acuerdo a la base de datos SIO Granos, que registra los contratos de compra ventas de manera casi online, el lunes se comercializaron 21.000 toneladas de soja con un valor de pizarra que osciló entre los 80.000 y 85.000 pesos. La mejora en pesos que están recibiendo en este momento equivale a una devaluación del tipo de cambio oficial del 40%. El volumen liquidado hace suponer que la exportación ya tenía granos en su poder.

“Esta no es una medida apuntalada para el sector agropecuario sino que busca resolver una cuestión macroeconómica. Además, con la primera edición del dólar soja, se castigó a los productores que habían participado al no permitirles recibir un aporte no reembolsable”, argumentó Horacio Salaverri, titular de Carbap una de las entidades que forman parte de Confederaciones Rurales Argentinas.

La publicación del esquema del dólar navidad trajo la sorpresa de una baja de retenciones a la industrialización de la soja, que volverá a tributar un 30%. De esta manera, se reestablece el diferencial entre la industria y la producción primaria. El tema es que con esos dos puntos de diferencia en los derechos de exportación el Gobierno había establecido un fideicomiso público para subsidiar la harina que llega a las panaderías. Ahora, desde Agricultura informan que dicho instrumento, cuyo vencimiento está pautado para fines de diciembre, será financiado directamente por el Estado nacional. De la vigencia y eficacia de este fideicomiso dependerá el valor del pan para los próximos meses.

Por Sebastián Premici

Fuente
BAENegocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *