Massa anticipó alivio fiscal para empresas que importen con dólares propios

La propuesta fue parte de un paquete de iniciativas que presentó Cgera a Sergio Massa durante su visita a la entidad pyme. Las tasas de interés también preocupan a los empresarios.

Pasada las 17.30, Massa arribó a la sede de Cgera ubicada en el microcentro porteño y participó de la Asamblea de Autoridades, en la que fue reelegido como presidente Marcelo Fernández. El ministro permaneció en el lugar durante más de dos horas, mientras escuchaba las propuestas de los industriales pyme y las problemáticas que más afectan al sector, pero en particular sobre las dificultades de acceso a divisas para pagar importaciones. «Mostró interés en las propuestas que hicimos y se comprometió a avanzar en un alivio fiscal para quienes quieran pagar con dólares propios sus insumos», destacó Fernández.

En detalle, Massa se comprometió a modificar, mediante la reglamentación de la ley, el artículo 72 del Presupuesto 2023 que contempla la posibilidad de blanquear moneda extranjera con el fin de utilizar esos recursos al pago de importaciones destinadas a la producción, para «evitar la doble imposición de IVA DGA y DGI que tienen que pagar los importadores». La posibilidad de usar dólares propios también está contemplada por el Sistema de Importaciones de la República Argentina (Sira), pero en ese caso deben estar declarados ante el fisco.

El secretario general de Cgera y empresario de tintas gráficas, Marcelo Girard, explicó: «Cuando hay un despacho a plaza debemos pagar, por ejemplo, dos veces el IVA del 21%, más un 3% de tasa estadística y un 14% adicional si es un producto que viene por fuera del Mercosur». Si bien reconoció que utilizar divisas propias es un sobrecosto para las empresas, más en un contexto en el que los tipos de cambio paralelos tomaron impulso en los últimos días, aseguró que «la idea es que el mecanismo se utilice para casos de urgencia».

Las dificultades de acceso a dólares al tipo de cambio oficial mayorista para pagar importaciones son el principal reclamo de los industriales, en el marco de la escasez que sufre el BCRA, mientras que la producción marcó una baja del 0,2% mensual en septiembre y los datos que maneja la Secretaría de Industria dan cuenta de que esa dinámica continúo durante octubre. La actividad económica agregada marcó un freno en este contexto.

La UIA señaló en su último informe que ya se registran algunas paradas de plantas debido a los faltantes de insumos. Por su parte, Girard mencionó que en algunos casos “estamos con los stocks justos y tenemos problemas con nuestro proveedores debido a retrasos en los pagos ante la imposibilidad de girar divisas”.

Luego del encuentro, Massa sostuvo que la aplicación de incentivos fiscales «es para que no se pare ninguna empresa» aunque afirmó que con el Sira ya accedieron al Mulc 24.000 firmas desde el 17 de octubre. Otro de los reclamos que escuchó el ministro en su visita a Cgera fue el de la suba en la tasa de interés y sus efectos negativos en los costos empresarios. “La suba de tasas responde a la gran responsabilidad que tenemos que es bajar la inflación”, argumentó.

Según la UIA, “el mayor costo de financiamiento ya tuvo impacto en el sector privado. En octubre, se contrajo 12,7% interanual en términos reales, acelerando la caída respecto a los meses anteriores”.

Las otras cuatro propuestas de Cgera fueron: incorporar declaraciones juradas para importar, mayor capacitación en oficios industriales, la creación de comercializadores de productos argentinos en otros países y ayudar a la Aduana en el control del comercio.

Por Agustín Maza

Fuente
BAENegocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.