«Presidente vamos bien, las cosas están funcionando»

Georgieva insistió en su apoyo al país, y no descartó una revisión de las metas pautadas con el Fondo Monetario Internacional a partir de 2023.

Presidente vamos bien, las cosas están funcionando«, le dijo la titular del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva al Presidente Alberto Fernández durante el encuentro que mantuvieron durante 45 minutos en el Consulado Argentino en Nueva York. Tras la reunión, Georgieva elogió al país, y no descartó una revisión de las metas pautadas con el Fondo Monetario Internacional a partir de 2023.

«Debemos analizar las metas en función del programa, avances y condiciones de manera de asegurarnos que la Argentina pueda beneficiarse lo más posible”, aseguró la titular del FMI reforzando el comunicado que el organismo publicó dos horas antes del encuentro, en el que oficializó la aprobación técnica de la segunda revisión del acuerdo asegurando que «el personal técnico del FMI y las autoridades argentinas acordaron que los objetivos establecidos en la aprobación del acuerdo permanecerán sin cambios hasta 2023». De esta manera, Georgieva no descarta un cambio en las metas fijadas en febrero por Martín Guzman en un escenario internacional que aún no había sufrido las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania. El gobierno, sin embargo, insiste en mantener el programa económico.

En el mismo salón donde su antecesora Christine Lagarde celebró la ampliación del acuerdo con el FMI de 44.500 millones de dólares en el 2018, pero con un escenario de fondo distinto pensado estratégicamente por los miembros de protocolo del Consulado argentino en Nueva York, la titular del FMI se sentó por primera vez ante periodistas argentinos para resumir los principales ejes de la «excelente reunión» que mantuvo con Fernández: «Hablamos del avance considerable que hemos realizado para llegar a un acuerdo a nivel técnico respecto de la segunda revisión. Y también expresé mi reconocimiento por la forma muy seria en la que el ministro Sergio Massa y su equipo, incluyendo el Banco Central, están abordando los desafíos significativos de la Argentina”.

«Tres ministros, un programa, un objetivo«, resumió Georgieva los últimos meses de la relación del Fondo con Argentina, en la que trató con tres ministros de economía distintos. «Quienes ocupan las funciones del gobierno es una decisión soberana de cada país, lo importante es el trabajo conjunto. La partida de Guzmán fue algo inesperado, trabajamos muy bien con él, su enfoque fue muy pragmático. Pero también fue muy bueno poder reunirnos con Batakis y un gusto volver a verla en Washington cuando vino con Segio Massa». Y finalizó: «Si bien se produjo una cierta alteración con la partida de Guzmán, hemos logrado ver ahora una estabilización e indicadores de una economía más fuerte. Esto lo comparo con el tango: da un paso para atrás y dos pasos para adelante y es así como queremos bailar».

Punto aparte merece la mención especial que realizó sobre el ministro Sergio Massa, a quien nombró más de tres veces durante los veinte minutos de charla: «Quiero enfatizar que con el ministro Sergio Massa hubo un aumento muy grande en términos de autoridad «, sentenció.

Georgieva no mezquinó halagos, ni siquiera para el hijo del Presidente: «Disfruté de ver las fotos del hijo del Presidente. Verlo crecer con fuerza es algo que queremos ver reflejado en el caso de Argentina, para que esa misma sonrisa que vemos en la cara del presidente cuando ve a su bebe pueda verlas en las caras del pueblo argentino», expresó con una sonrisa en su cara.

Minutos más tarde el embajador Argentino en Nueva York, Jorge Arguello, coincidió en que «la reunión fue positiva, se analizó el impacto de la guerra de Rusia y Ucrania. Estamos hablando de la crisis alimentaria y energética y, sobre todo, de los países de ingreso medio. Además, Fernández le planteó que el círculo que abarque el Fondo de resiliencia sea lo más amplio posible, y también de volver a revisar la política de los sobrecargos con el FMI». Argüello descartó la intención de pedir un waiver o cambiar las metas del programa.

El encuentro entre Fernández y la titular del FMI tuvo como telón de fondo el anuncio de la aprobación técnica de ese organismo de la segunda revisión del acuerdo de facilidades extendidas que le otorgó a la Argentina para refinanciar la deuda de 44.500 millones de dólares que Mauricio Macri durante su gobierno. Aún falta el visto bueno del Directorio, planeado para el próximo 7 de octubre. De esta manera, quedaría aprobada la segunda revisión que le daría a Argentina acceso a alrededor de 3.900 mil millones de dólares. La tercera revisión se hará en diciembre.

La cita entre Georgieva y Fernández estaba planeada para las 11.30 de Nueva York (12.30 de Argentina). Georgieva llegó diez minutos antes al Consulado argentino en Nueva York, a pesar de que había alertado que podía llegar más tarde porque estaba retrasada en una actividad con el New York Times. “Estoy muy ansiosa por la reunión con el presidente y muy entusiasmada de que hayamos logrado este nivel de acuerdo”, había expresado Georgieva previo al encuentro, que empezó en horario y finalizó a las 12.10 de esta ciudad.

La comitiva presidencial había salido a las 11.17 del Park Hyatt Hotel para caminar las cinco cuadras que lo separan del edificio de ladrillo a la vista que es el Consulado.. Fernández fue al encuentro acompañado por el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; la portavoz Gabriela Cerruti; y el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello. Apenas oficializada la aprobación a nivel técnico de la segunda revisión de metas del acuerdo esta mañana, Fernández terminó de definir los lineamientos de la reunión. Para eso se reunió con el canciller Santiago Cafiero, que llegó tres minutos más tarde al encuentro con Georgieva por un retraso en el tráfico neoyorquino. El Presidente también llamó a Buenos Aires a Massa.

Por Natalí Risso
Fuente
Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.