Próxima parada de Massa, Paris

Tras la aprobación de las metas del FMI, viajará a negociar con el Club. El ministro espera que el viernes esté listo el papeleo que aprueba la revisión trimestral del Fondo, paso político importante para avanzar con los 2000 millones de deuda pendientes en Francia.

Luego de una gira fructífera en cuanto a respaldos políticos por los Estados Unidos, el ministro de Economía, Sergio Massa, tiene en la mira el cierre del acuerdo de deuda pendiente con el Club de París. A tales fines, viajará en las próximas semanas a Francia para negociar los 2000 millones de dólares que quedan pendiente con ese grupo de país. Según confiaron fuentes de su equipo, se espera que el viernes esté listo el papeleo con el que el Fondo Monetario (FMI) formalice la aprobación de las metas trimestrales con Argentina, y luego de eso se pondrá fecha definitiva al periplo, lo que ocurriría cerca de fines de este mes.

Durante su viaje a Estados Unidos, Massa aseguró que el Gobierno ya tiene “una propuesta para hacerle al Club de París” a finales de septiembre. Pero si bien no es una conexión matemática, la aprobación del FMI a las metas es la carta política para avanzar en el otro frente. Vale decir que muchos de los países del Club también tienen silla en el Fondo, por lo cual la validación es un paso importante.

El asunto en París es relevante más que por el monto por la demora de los procesos. Las internas del Gobierno que llevaron a la designación de Massa previa renuncia de Martín Guzmán y la asunción fugaz de Silvina Batakis, frenaron los encuentros que estos dos últimos iban a tener en Francia con ese organismo. Massa busca ahora cerrar ese capítulo para enderezar la cuestión de la deuda y centrarse en el problema central de Argentina: la inflación.

Balance de la gira

Massa llegó este martes por la mañana al país, pasó revista al presidente Alberto Fernández sobre las gestiones en Estados Unidos y mantuvo encuentros con su equipo para terminar de delinar el Presupuesto 2023, que debe presentarse esta semana. La gira, para los ministros del Gabinete y especialistas, fue un hecho positivo que, sobre todo, marca un cambio en el nexo político con los directivos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, dijo ser optimista sobre los resultados de las revisiones del Fondo Monetario Internacional al cumplimiento de las metas acordadas con la Argentina, tras el encuentro mantenido ayer por el ministro de Massa y la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva. «La conversación se centró básicamente en las llamadas revisiones del FMI. Somos optimistas respecto de la segunda revisión que va a tener lugar a fines de septiembre y la tercera que será a fines de diciembre», detalló Argüello esta mañana en diálogo con radio Futurock.

En general, dijo Arguello, «el balance que hacemos desde la Embajada argentina en Washington en los Estados Unidos es muy positivo», ya que se trató de una visita del ministro de Economía «sumamente intensa» con contactos oficiales con funcionarios, organismos internacionales y con «decenas de compañías norteamericanas que invierten o que están pensando en invertir en la Argentina».

“Se han abierto canales de diálogo nuevos y hemos encontrado interlocutores muy atentos a lo que pasa en la Argentina”, subrayó Argüello. En ese sentido, consideró un «dato significativo» la reunión de Massa con la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, que no estaba pautada en la agenda inicial del ministro, porque es la “primera vez que Yellen se reúne con el ministro de Economía de la Argentina” desde que asumió en enero del 2021.

A su turno, el secretario de Industria, José Ignacio de Mendiguren, destacó que se consiguió “despejar todas las dudas sobre el pago de los compromisos, que se nos decía que íbamos a ir a una reprogramación de esa deuda”, pues –subrayó– “se logró un canje voluntario de esa deuda que tuvo una aceptación del 80%”, y «después salió el refuerzo de reservas a través del sector agrícola”.  “Ahora vamos por mantener esta estabilidad de un dólar que la gente pronosticaba entre $ 300 y $ 400, toda una campaña muy fuerte para una devaluación muy brusca, y esto se ha podido ir despejando”, completó.

La presidenta del Banco Nación, Silvina Batakis, reconoció «los esfuerzos de Argentina por aumentar sus reservas, así como por tratar de estar en un sendero de estabilidad fiscal, y con tasas de interés en corredores positivos». En cuanto a la reunión con el FMI de la que también participó, Batakis afirmó que «hubo un reconocimiento muy fuerte del FMI de parte de su titular, Georgieva, respecto de los esfuerzos de Argentina por tratar de estar en un sendero de estabilidad fiscal, así como de aumentar nuestras reservas y de tener tasas de interés en corredores positivos».

La opinión de los técnicos

Por el lado de los especialistas, Javier Timerman, financista de Wall Street y fundador de Ad CapSecurities y de Banza, dijo que la gira tuvo un saldo productivo porque «se encarrilló un diálogo que estaba totalmente quebrado» entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional desde la renuncia de Martín Guzmán. Dijo además que «había muy poco diálogo a nivel Guzmán con otros actores importantes de Washington, como los presidentes de las multilaterales, del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la Casa Blanca, del Departamento del Tesoro».

Por su parte, el economista Claudio Loser dijo que la visita fue «exitosa» y consideró probable que «el Fondo (Monetario Internacional) desembolse en las próximas semanas» unos 4.100 millones de dólares para la Argentina. El exdirector del FMI dijo que «en términos muy sintéticos yo creo que (la visita de Massa), de las visitas recientes de ministros de Economía, ha sido la más exitosa».

Por Leandro Renou
Fuente
Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.