Créditos: los detalles del nuevo esquema de financiamiento productivo que prepara Economía

Habrá $400.000 millones destinados a expandir capacidad instalada y otros $130.000 millones para primera exportación pyme.

En el Palacio de Hacienda comentaron que la línea «Crédito Argentino» será manejada por la Secretaría de Industia y Desarrollo Productivo, a cargo de José de Mendiguren. «Había más de 40 líneas de crédito que manejaba el ex Ministerio de Desarrollo Productivo, de las cuales 25 estaban activas, y con esto simplificamos la gestión, todavía estamos terminando de definir los detalles, pero la idea es anunciarlo esta semana», añadieron las fuentes.

Tal como adelantó el ministro de Economía, Sergio Massa, durante su discurso en el Consejo de las Américas la primera línea será de inversión, para empresas que busquen expandir su capacidad instalada, que tendrá $400.000 millones disponibles hasta fin de año.

La otra será por $130.000 millones hasta diciembre, para ampliar la cantidad de pymes exportadoras, a través de fomentar la primera exportación de quienes apliquen. La visión del equipo económico es que la solución estructural de la falta de divisas tiene solución en el incremento de las ventas externas. «Tenemos cerca de 10.000 pymes que exportan, pero hemos tenido 15.000 y nuestro objetivo es llegar al menos a ese número lo más pronto posible».

Por otro lado, y al igual que venía sucediendo hasta el momento, se trabajará con bancos públicos y privados de todo el país para tener mayor “capilaridad” territorial. La tasa estará subsidiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) y la idea es que estén “bastante por debajo” de las tasa de política monetaria del BCRA, que hoy se ubica en el 69,5% anual. Las garantías serán facilitadas por el Fondo de Garantías Argentino (Fogar).

Vale destacar que ambos fideicomisos tuvieron recortes a partir de la modificación presupuestaria que oficializó este lunes el Ministerio de Economía a través de la Decisión Administrativa 826/2022. El crédito del Fondep se redujo en $50.000 millones y el del Fogar en $10.000 millones.

Los créditos que otorgó el Gobierno desde 2020 sirvieron para compensar la falta de financiamiento privado, una de las principales preocupaciones de las empresas en general y la industria en particular. Un documento interno reciente de la UIA destacó la preocupación por la falta de financiamiento y la suba de tasas de interés local e internacional.

“La suba de tasas de interés a nivel global impacta directamente en la posibilidad de obtener recursos para proyectos productivos en Argentina, donde la situación es aún más compleja y se parte de un nivel muy bajo de crédito al sector privado (10,4% sobre PBI vs 62,6% de Brasil, 123,8% de Chile y 143,6% promedio Ocde). Además es importante mencionar que el financiamiento disponible es a plazos menores que los que las inversiones productivas requieren, lo que implícitamente también eleva el costo financiero y la volatilidad, exigiendo mayor capital propio de las empresas para llevar adelante sus inversiones y su operatoria habitual”, consignó el documento de la UIA.

Un miembro de la casa fabril comentó que el nuevo esquema no será suficiente para cubrir la necesidad de crédito en las empresas. “Argentina tiene un problema estructural de financiamiento que no se resuelve desde el Estado. Los créditos que prepara el Gobierno pueden ayudar, pero en el margen porque la cuestión central es generar las condiciones para impulsar el financiamiento privado”.

Otro integrante de la entidad manifestó: “hoy es muy difícil para una pyme apalancarse con financiamiento privado, las líneas oficiales ayudan pero no alcanzan o no tienen mucha visibilidad, y con las últimas subas de tasas de interés es cada vez menos viable tomar crédito”.

Por Agustín Maza

Fuente
BAENegocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.