La AFIP defendió el adelanto de Ganancias y le pide «solidaridad» a las empresas

Se dispuso que el impuesto a las Ganancias que las compañías deberían ingresar en julio del año próximo, se pague en los últimos meses de 2022.

El nuevo titular de la AFIP, Carlos Castagneto, pidió que las «grandes empresas sean solidarias» al defender el adelanto del impuesto a las Ganancias para financiar el bono a los jubilados y algunos subsidios.

En la última medida se dispuso que el impuesto a las Ganancias que las compañías deberían ingresar en julio del año próximo, se pague en los últimos meses de 2022. «Pedimos una colaboración para incrementar los ingresos del Estado. Hubo anuncios de aumento de jubilaciones, el pago de un bono, el Estado tiene que recaudar para administrar la distribuciones de los ingresos», señaló el funcionario.

Castagneto aclaró que la resolución «no es un nuevo impuesto, es un anticipo de pago».

No obstante, el aumento a jubilados está dispuesto por la ley de Movilidad Jubilatoria, por lo que el Estado debería haber previsto contar con los recuersos para el incremento del 15,53% a partir de septiembre.

Secreto fiscal

En el marco de sus declaraciones radiales, el nuevo titular de la AFIP aclaró que no van a usar el secreto fiscal para «perseguir a nadie». Pidió a la gente que esté «tranquila», porque el organismo no va a «cruzar datos» de la segmentación de tarifas con la Secretaría de Energía.

Castagneto señaló que el organismo no va a intervenir en el chequeo de la información proporcionada en el formulario para mantener los subsidios de luz y gas. Y cargó contra el gobierno de Mauricio Macri: «En la gestión anterior se ingresaron a las cuentas para investigar funcionarios y empresas. Nosotros no vamos a usar el secreto fiscal para perseguir a nadie. No venimos a perseguir. Mi objetivo es que la AFIP ocupe un rol técnico para recaudar, pero no con persecuciones, no es mi estilo».

Al explicar cuáles serán los lineamientos de su gestión, el funcionario afirmó que van a «intensificar los controles» y anticipó: «No está en nuestra mente crear nuevos impuestos».

Consultado acerca de si el Gobierno dilapidó dólares dejando entrar demasiadas importaciones, respondió: «No me gusta hablar del propio Gobierno. Estamos hablando con el Ministerio de Economía y la Aduana para que haya trazabilidad en los controles de las importaciones. Vamos a intensificar las normas para tener un control más exhaustivo y que sean prioritarios aquellos productos importados que no existan en Argentina».

En cuanto a la acusación que realizó la vicepresidenta Cristina Kirchner acerca de que el Ejecutivo llevaba adelante un «festival de importaciones», el flamante titular de la AFIP decidió no opinar y argumentó: «No lo puedo decir porque no estaba en el organismo, no me compete a mí esa expresión».

El funcionario anticipó que van a crear un «capítulo especial dedicado al tema e-commerce y plataformas digitales». Además, consideró necesario que se realice una reforma tributaria integral en la Argentina, aunque reconoció que «es muy difícil que se pueda cambiar en un año».

«Es una reforma tan dura como una reforma constitucional, es compleja la parte impositiva y tributaria en el mundo y la Argentina. Lo que no se puede hacer es más parches, porque las leyes se fueron emparchando durante muchos años», señaló.

Por

Fuente
Noticias Argentinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.