«Esto no es una dádiva, estamos reconociendo derechos»

El Presidente entregó la pensión no contributiva número 200 mil y le respondió a Dujovne

El presidente Alberto Fernández cerró una intensa semana de actos de gestión, que tuvieron como objetivo mostrarlo en movimiento frente a un hiperactivo Sergio Massa que concentra el protagonismo, con la entrega de la pensión no contributiva número 200 mil para personas con discapacidad. Con un discurso en el que remarcó que «en política no es todo lo mismo», el Presidente buscó diferenciarse del gobierno de Mauricio Macri y le apuntó directamente al exministro Nicolás Dujovne, quien un día antes había asegurado que la mayoría de las pensiones por invalidez eran «truchas». «Acá no estamos dando nada trucho ni malgastando la plata del Estado. Estamos poniendo al Estado en el lugar en el que debe estar: donde las condiciones de igualdad se pierden, debe aparecer el Estado para poner igualdad», afirmó desde la sede de la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis), en donde también se firmaron convenios con varios intendentes.

«Nosotros hoy acabamos de dar la pensión 200 mil y estamos orgullosos y queremos dar las pensiones que hagan falta y que merezcan los argentinos. No es una dádiva del Gobierno sino un derecho que tienen. No estamos regalando nada, estamos reconociendo derechos a aquellos que los necesitan», comenzó exponiendo Alberto Fernández el viernes a la mañana desde el predio de Andis en el barrio de Nuñez. Acompañado por el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello, y el director Ejecutivo de la Andis, Fernando Galarraga, Fernández rápidamente aprovechó para comparar su gestión a la de Mauricio Macri y repetir así una consigna de cara al 2023 que viene sosteniendo en varias de sus apariciones públicas: «Quiero que entiendan que no es todo lo mismo. Muchas veces en una sociedad descontenta, con la situación difícil que nos toca enfrentar, se pierde confianza en la política y se tiende a pensar que toda la política es igual. Pero no todo es lo mismo», reiteró.

«Entre 2016 y 2019 se dieron de baja 170 mil pensiones y hoy acá estamos celebrando que damos 200 mil pensiones. En esos cuatros años denegaron 6 de cada 10 solicitudes de pensión. Hoy nuestra preocupación es buscar la forma de hacer más fácil el acceso a la pensión y, en aquel momento, era buscar la excusa para no darlas», detalló y puntualizó que, cuando arribó a la Casa Rosada, se había encontrado con que estaban «cajoneadas» 154 mil solicitudes de personas con discapacidad. «Si yo dijera que estos son los números de mi gobierno estaría lleno de vergüenza. Con un gobierno que además tuvo una vicepresidenta con una discapacidad», señaló, aludiendo a Gabriela Michetti.

Además de aprovechar la herramienta unificadora de pegarle a Macri para apuntalar al Frente de Todos, Fernández también le estaba hablando directamente a Nicolás Dujovne. «Alguien que nos acusa de estar dando pensiones truchas», deslizó, al comienzo de su discurso, aludiendo a las declaraciones que el exministro de Hacienda había realizado el día anterior en el canal América. En la entrevista, Dujovne –el funcionario macrista que firmó el préstamo más grande de la historia del FMI– aseguró que se sentía «reivindicado» en medio de la crisis política que atravesaba al FdT y señaló que el gobierno tenía que impulsar un ajuste que «bajara el gasto público». Además de proponer subir la edad jubilatoria a 68 años –tanto para hombres como para mujeres–, Dujovne señaló que había que «revisar» las pensiones por invalidez porque «la mayoría son truchas».

«Yo no sospecho de quien viene a buscar una pensión de este tipo, no me daría la cara para descalificarlos. Lo que haría es ver cómo hacemos para agilizar los trámites para para que puedan acceder más rápido porque ahí hay una persona que está necesitando el socorro del Estado», le respondió el Presidente. No fue el único, sino que Fernando Galarraga –quien, en el acto, contó que se había quedado ciego a los 12 años– también salió a contestarle: «Dujovne no sólo miente e intenta sembrar dudas sobre las pensiones, si no que desconoce de lo que habla. Porque a las pensiones que su gobierno dio de baja la propia la Justicia obligó a restituirlas», aseguró a través de sus redes sociales, y agregó: «Deja en claro lo que quiere el macrismo: recortar sin importar la vida de la gente».

En el acto estuvieron también presentes un conjunto de intendentes –como Alberto Descalzo (Ituzaingó), Martín Ascua (Paso de los Libres), entre otros– que firmaron convenios de adhesión al plan ACCESAR, un programa que tiene como objetivo la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan a la construcción de ciudades inclusivas.

Alberto Fernández sostuvo, a lo largo de toda la semana, una intensa agenda en diferentes puntos del país, anunciando obras en localidades como Lomas de Zamora, Salliqueló y Resistencia. El Presidente dio señales así de que no está dispuesto a ceder protagonismo frente a un Massa «superministro» que, entre anuncios y reuniones sectoriales, estuvo concentrando toda la atención de la gestión. El miércoles Fernández ya había dado muestras de esto cuando, de manera sorpresiva, terminó participando de la reunión de Gabinete en la que Massa asistía por primera vez. El objetivo para la semana que viene es continuar con la recorridas a lo largo del país, para lo que ya se esperan apariciones públicas del presidente en La Plata (en donde visitará una de las instalaciones de YTEC en la se desarrollarán baterías de litio) y, después, en La Rioja (donde anunciará entrega de viviendas). La idea es que, mientras Massa intenta estabilizar la economía, el Presidente aproveche para mostrar las políticas que viene impulsando el gobierno nacional.

Fuente
Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.