El BCRA ampliará la disponibilidad de dólares para la industria

El Banco Central tiene en carpeta una nueva flexibilización para el acceso a los dólares destinado al pago de importaciones vinculadas al sector productivo. El objetivo sería liberar divisas para insumos de bajo costo pero con una fuerte incidencia en la elaboración de bienes para la exportación. La decisión podría adoptarse este jueves, tras la reunión de directorio. El Gobierno también estudia una medida impositiva vincuada al pago de tarjetas en dólares.

“La situación es ultra compleja”, resume un integrante de la mesa chica de la UIA, aunque reconoce el espacio de diálogo abierto con el Gobierno. Durante la tarde del martes, la mesa directiva de la entidad reclamó un “horizonte de previsibilidad” que permita “continuar los procesos productivos y evitar la ruptura de las cadenas de pago a proveedores”. Así como la semana pasada ocurrió para el sector autopartista y agroquímicos, esta semana el BCRA podría volver a modificar la regulación sobre el financiamiento de las importaciones.

El pedido de máxima de UIA es que se liberen recursos tanto para bienes que forman parte de procesos productivos pero también para todo lo que haya sido embarcado en puertos de origen. ¿De cuántos dólares se habla? Desde el Banco Central indicaron que la entidad fabril debería presentar la información correspondiente. Desde el inicio del año, la autoridad monetaria logró financiar sólo USD 3200 millones en importaciones. El peso de las importaciones de energía seguirá en el orden de los 2000 millones mensuales, al menos hasta septiembre.

El Gobierno también pretende poner la lupa en los dólares que salen vía pagos con tarjeta y turismo. No por nada, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, fue de la partida de los anuncios del lunes pasado. El indec difundió el martes la cantidad de personas que viajaron al exterior en mayo: 190.000 personas, un incremento del 537% en la comparación interanual. Según los datos del Balance Cambiario, en mayo salieron USD616 millones en concepto de viajes, pasajes y pago de tarjetas. En los primeros cinco meses del año fueron 2626 millones, contra los 732 millones de 2021. Para cortar ese drenaje, la lupa estaría puesta por el lado impositivo, según relataron fuentes del equipo económico.

Las empresas alimenticias también reclaman acceso a divisas para el pago de importaciones. En una reunión de la semana pasada, los representantes de la COPAL le aseguraron a Batakis, Miguel Pesce, titular del BCRA y Daniel Scioli, ministro de Desarrollo Productivo, que no había enviado ninguna lista con aumentos tras la huida de Guzmán. Pero no fue así. Desde el supermercadismo detallaron algunos de los aumentos: Papelera del Plata 10%, Papelera Samseng con 20%, seguido por Mondelez (14%), Cabrales (15%), Fargo (8%). También hicieron lo suyo Vicentin, Molinos Río de la Plata, Ledesma, Nestle, y Unilever. Previo a entregar dólares para la importación, el Gobierno debería garantizar que se retrotraigan los incrementos de los últimos días.

Por Sebastián Premici

Fuente
BAENegocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.