Gremios docentes y de la salud piden al Gobierno bonaerense reabrir paritarias

Trabajadores sanitarios y de la educación de la Provincia emitieron comunicados solicitando reabrir el diálogo para recomponer la situación salarial de sus sectores.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) reclamó este lunes al gobierno de Axel Kicillof la «reapertura de paritarias para recomponer salarios ante el avance de la inflación», informaron fuentes sindicales. Al mismo tiempo, los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) solicitaron a la ministra de Trabajo provincial, Mara Ruiz Malec, que los convoquen a la Comisión Técnica Salarial de la Paritaria Docente para revisar el acuerdo firmado, a partir del «incremento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de marzo». Además, en una nota solicitaron una reunión al titular de Dirección General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni.

El comunicado emitido por CICOP expone que «el aumento del ritmo inflacionario amenaza el poder adquisitivo de trabajadores, con una inflación del primer trimestre en 16,1 por ciento y una canasta básica de 89.690 pesos», por lo cual «los acuerdos alcanzados en las últimas paritarias van a ser superados si no se utilizan las cláusulas de revisión y reapertura firmadas entre el Estado provincial y las organizaciones gremiales». «Desde CICOP reafirmamos nuestro objetivo de recomponer los salarios de los profesionales de la salud, que a pesar de haber conseguido leves mejorías respecto a la inflación durante los últimos dos años continúan siendo muy bajos», indicaron y plantearon que se busca «proteger los salarios de la inflación y recomponer progresivamente nuestro poder adquisitivo», continúa el texto.

Por su parte, desde el FUDB consideraron que “están dadas las condiciones para la revisión y monitoreo en conjunto, tal como fue pactado en el acuerdo paritario, debido a la acelerada evolución de dicho indicador y en especial y de manera más marcada en la canasta de alimentos, hecho que impacta de manera excluyente en los salarios de los y las docentes». A la vez, resaltaron que «la inflación de marzo, además de marcar un nuevo récord, debe considerarse aún mayor, habida cuenta que el consumo fundamental de la canasta docente son los alimentos». «De ahí la necesidad de fortalecer los ingresos de los trabajadores, y de seguir el camino de la recuperación del salario que se viene desarrollando desde el año 2020», dijeron y requirieron que «se aborden cuestiones pendientes, como por ejemplo el tema de las licencias parentales».

Por otro lado, desde CICOP adelantaron que «es urgente la necesidad de que el Gobierno provincial cumpla con su palabra y resuelva la grave situación previsional de nuestro sector. Una problemática que afecta a todo el equipo de salud y constituye una deuda del Estado con los trabajadores de la salud que dejaron todo durante la pandemia». Mientras que por su parte, en su carta a Sileoni los docentes solicitaron abordar el impacto del proceso inflacionario en el salario docente y activación de la cláusula de monitoreo y actualización salarial, cobertura de cargos docentes y de auxiliares, funcionamiento de las Secretarías de Asuntos Docentes (SAD) e implementación de Actos Públicos Presenciales, la marcha del Plan de Obras 2022, mobiliario y equipamientos, jornada escolar (extendida y completa) y los derechos laborales y el funcionamiento de los Servicio Alimentario Escolar (SAE). «Las organizaciones gremiales que conformamos el FUDB ratificamos la necesidad de generar espacios de discusión y trabajo con miras a una educación pública de calidad en la que se garanticen las condiciones institucionales de las escuelas y las condiciones de trabajo de los y las docentes», cerraron.

Fuente
Tiempo Argentino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *