Varias leyes educativas saldrán antes de fin de año, pero la nueva ley universitaria quedó para 2022

La nueva Ley Universitaria se debatirá en 2022 y este año saldrán la de Justicia Educativa, Formación Docente y Tecnología por la Educación, confirmó el secretario general del Consejo Federal de Educación, Mario Oporto.

Llegar al 8 por ciento del PBI para educación, como prevé la Ley de Justicia Educativa, no es sólo para mejorar el presupuesto, sino para que haya más igualdad social en el aprendizaje, aclaró el funcionario.

Oporto, que fue dos veces ministro de Educación en la provincia de Buenos Aires: 2001/05 y 2007/11, indicó que la búsqueda oficial de mayores recursos para el sector es para que el conocimiento sirva para profundizar la equidad y “ayudar a quienes más lo necesitan”.

Entrevistado en el programa “Ahora o nunca: el espacio de la educación” en radio Cooperativa (AM770), destacó que los consensos logrados en el Consejo Federal de Educación (CFE) “prácticamente no tuvieron disidencias en los temas fundamentales”.

Esta semana, en su último encuentro, el CFE decidió por mayoría los cambios en el protocolo para las escuelas para intensificar la presencialidad a partir del 1 de septiembre/21, respetando todas las disposiciones sanitarias dispuestas por los especialistas.

Desde la sanción de la actual Ley de Educación Nacional (la 26.206 de 2006), las políticas de Estado en materia educativa no las dicta el ministro de turno sino todos los responsables provinciales, en el marco del CFE.

Principales conceptos

Los principales conceptos de Oporto, fueron los siguientes:
–Las medidas encaminadas a más presencialidad en las aulas, se tomaron en una votación con mayoría absoluta, sólo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Mendoza votaron en contra.
–Hay otras provincias donde también gobiernan partidos opositores, pero que votaron a favor; últimamente la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Mendoza, en forma permanente, están votando en contra de la mayoría.
–El distanciamiento óptimo sigue siendo 1 metro 50 y aquellos que ya tenían presencialidad de 1,50 deben seguir así, pero a los que tienen muchos inconvenientes en lograr presencialidad plena le hemos permitido una segunda opción de hasta 0.90 centímetros.
–Creemos que el clima primaveral que se acerca va a favorecer para la ventilación cruzada y armar, en forma adecuada permanentemente, las aulas; está claro que la higiene para nosotros es fundamental.
–La ley de Justicia Educativa, en la que estamos trabajando con el ministro Nicolás Trotta, significa aumentar el financiamiento con el objetivo de llegar al 8 por ciento del Producto Bruto Interno, más el 1 por ciento para Ciencia y Tecnología.
–El retorno a la presencialidad es con todos los chicos; y toda la actividad comunitaria tiene que tender a que los alumnos estén en la escuela, porque es ahí donde podemos ver cuáles son los estudiantes que tuvieron inconvenientes con la conectividad o el aprendizaje durante la pandemia.

Fuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *