Exportaciones de carne: la Mesa de Enlace advirtió por medidas de fuerza

Las entidades del campo pusieron fecha de inicio para una nueva medida de fuerza, a menos de una semana de la finalización de las restricciones a las exportaciones de carne. El paro no cuenta con el aval de toda la cadena vinculada al negocio frigorífico

La Mesa de Enlace puso fecha de inicio para una nueva medida de fuerza, a menos de una semana de la finalización de las restricciones a las exportaciones de carne. La tensión recrudece entre campo y Gobierno y los ruralistas advirtieron que se implementarán después de las elecciones PASO del 12 de septiembre. La medida no cuenta con el aval de toda la cadena vinculada al negocio frigorífico y en este sentido, las industrias del consumo interno remarcaron que se verá afectada la operatoria comercial. La Casa Rosada, por su parte, no ha dado señales sobre si levantará la medida, mientras que la cartera de Agricultura defendió la política de limitar las ventas externas de la industria cárnica.

El próximo martes 31 de agosto vence el artículo 2 del decreto 408/20211, que a fínales de mayo estableció un cupo de 50% a la exportación de carne vacuna. A partir del anuncio, las gremiales del campo llevaron a cabo un cese de comercialización, que se extendió por espacio de dos semanas y tuvo un impacto en las ventas del Mercado de Liniers. En las últimas semanas, un grupo de productores autoconvocados intentó repetir la protesta, pero no contó con el aval de la Mesa de Enlace.

En declaraciones televisivas, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, adelantó que si la próxima semana el Gobierno no libera las exportaciones, habrá protestas. “Estaríamos en la antesala de medidas de fuerza, que las haríamos después de las PASO”, sostuvo. El directivo remarcó que mantienen encuentros periódicos con el resto de las entidades de la Mesa de Enlace y con sus bases, que reclaman acciones con mayor visibilidad. Consultado por este medio, Carlos Achetoni, titular de Federación Agraria Argentina (FAA), confirmó que el ruralismo analiza esta posibilidad.

En este contexto, un factor a tener en cuenta es el resultado de las PASO para el Frente de Todos. “Si el Gobierno es derrotado por un amplio margen, el campo saldrá con más fuerza a imponer su agenda”, reconoció un directivo rural. Por el lado del Gobierno, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció a mediados de agosto la reapertura de 3.500 toneladas mensuales del cupo Kosher, con destino a Israel. La medida apuntó a descomprimir la tensión con las entidades del campo, que calificaron a la medida como “insuficiente”.

La Mesa de las Carnes, que nuclea a 34 entidades de la cadena, también se pronunció en los últimos días. Mediante un comunicado, el espacio presidido por Dardo Chiesa, remarcó que  la continuidad de la medida representa un impacto negativo para el negocio. Los frigoríficos, en tanto, se manejan con cautela ante este escenario. “No nos opondríamos, pero tendríamos que evaluar si participamos”, reconoció el directivo de una cámara de la industria cárnica.

A partir del cupo a las exportaciones, el precio de la hacienda de consumo tuvo una baja considerable en el Mercado de Liniers, situación que se trasladó de manera parcial. Pero de acuerdo a analistas ganaderos, en el tramo final del año, la menor disponibilidad de hacienda presionará los precios en las carnicerías.

Fuente. Andres Lobato para BAENegocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.