Boca: Battaglia prepara variantes para el clásico con Racing

Mientras el colombiano Villa regresa al país, el DT piensa un nuevo once para el domingo

Por razones tácticas y físicas, el entrenador de Boca Juniors, Sebastián Battaglia, piensa en variantes para recibir a Racing Club el próximo domingo por la novena fecha de la Liga Profesional. 

El plantel xeneize entrenó este viernes en el predio de Ezeiza y aunque el técnico no paró un equipo, trascendió que podría hacer más de un cambio con respecto al once que venció 3-1 de visitante a Platense el miércoles pasado.

Hay tres jugadores que están al límite en lo físico: Marcos Rojo, Juan Ramírez y Norberto Briasco. Se verá en el entrenamiento de este sábado si están en condiciones para jugar ante la Academia.

Es muy posible que de los tres mencionados, el que no esté presente sea Briasco, con una carga en el aductor izquierdo. En su lugar podría jugar Cristian Pavón, autor del tercer gol ante el Calamar.

Dos variantes serían tácticas: por el lateral izquierdo, Frank Fabra podría jugar en lugar de Agustín Sández. Y volvería al equipo titular Jorman Campuzano, quien sufrió un problema familiar en la previa ante Patronato, estuvo en el banco de los suplentes ante Platense y pudo ingresar en los minutos finales del partido.

El mediocampista colombiano sería el volante central que más le gusta a Battaglia, más allá de que el “mundo Boca” pide en ese puesto al juvenil Alan Varela, quien jugó de entrada ante Platense, y que en la reserva xeneize fue dirigido por el actual entrenador de la Primera, quien lo hacia jugar como volante por la derecha.

Entonces, un posible once para jugar de local ante Racing podría ser con Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Izquierdoz, Marcos RojoSández o Fabra; Diego GonzálezCampuzano o VarelaRamírez, Aaron MolinasPavón o Briasco, Luis Vázquez.

En la práctica de este viernes trabajaron nuevamente en forma diferenciada el colombiano Edwin Cardona y Nicolás Orsini, ambos en kinesiología.

Cardona, con una distensión en el isquiotibial derecho, tiene para una semana más de recuperación. El ex delantero de Lanús -una de las incorporaciones de Boca en este semestre, quien jugó un solo partido oficial en el empate ante Unión 1 a 1 en Santa Fe-  sigue el tratamiento de una “sinovitis postraumática”, según el parte médico que dio el club dos semanas atrás.

Boca volverá a trabajar este sábado desde las 10 en el complejo Pedro Pompilio de Casa Amarilla, y por la tarde el plantel quedará concentrado en un hotel del barrio porteño de Monserrat.

Villa pega la vuelta

En tanto, habrá un nuevo capítulo de la novela de Sebastián Villa, cuando arribe a Ezeiza desde Colombia. El delantero deberá realizar el aislamiento obligatorio preventivo por el coronavirus y recién después tendrá la posibilidad de reintegrarse -o no- a los entrenamientos.

La última vez que practicó con sus compañeros fue el 30 de julio, cuando decidió no volver a entrenar hasta que se decida su venta al exterior, ante una oferta del Brujas de Bélgica que no fue aceptada por la secretaría de fútbol boquense.

“El viaje es largo sin miedo al éxito”, escribió en su Instagram el futbolista colombiano cuando partía desde Medellín rumbo a la Argentina, de donde se fue hace quince días por tener a su madre enferma, pero sin permiso de las autoridades xeneizes.

En la dirigencia de Boca cayeron muy mal las imágenes del jugador, que se viralizaron por redes sociales, en donde se lo ve una discoteca de Medellín.

Las imágenes fueron subidas por el artista Ryan Castro, que las publicó en su perfil de Tik Tok, antes de que Villa emprenda su regreso a la Argentina debido al vencimiento del plazo autorizado por la Justicia.

Cabe recordar que Villa tiene un permiso especial de la Justicia para salir del país por tener una causa por violencia de género, por parte de su ex pareja Daniela Cortés, y que fue elevada a juicio oral el 30 de junio por la Cámara Penal de Lomas de Zamora.

Los representantes del jugador intentarán que avancen las negociaciones con el club Brujas para lograr una transferencia, ya que las propuestas presentadas fueron consideradas insuficientes por Boca, que tiene el 70 por ciento del pase de Villa (el 30 restante le pertenece a Deportes Tolima).

Boca no se mueve de la cifra de 12 millones de dólares brutos o que al club le queden 8 millones de dólares netos por la transacción.

El 31 de agosto cerrará el mercado de pases europeo, pero mientras se aguarda una concreción de la venta, el departamento de Legales del club de la Ribera trata el tema del incumplimiento de contrato por parte del futbolista.

En Boca esperan que el delantero vuelva a entrenarse, ya que su vínculo con el club finaliza el 31 de diciembre de 2024. Si bien ya adelantó que no quiere volver a jugar en el Xeneize, si no se concreta una venta, tendrá que seguir en la institución y se verá después qué resuelve el técnico Battaglia.

Fuente. Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *