Amplían controles a la compraventa de dólares

Buscan asegurar un mayor seguimiento sobre operaciones cambiarias. Las medidas del Banco Central apuntan a una regulación más estricta sobre la titularidad de las operaciones del "contado con liquidación".

El Banco Central reforzó los controles sobre el mercado de dólares financieros con el objetivo de cuidar las reservas internacionales, evitar presiones cambiarias, bajar expectativas de devaluación, limitar las presiones del frente externo y potenciar la administración de los flujos de capitales. La autoridad monetaria limitó la liquidación de operaciones en el exterior en cuentas de terceros al mismo tiempo que articuló nuevas normas de regulación sobre el contado con liquidación.

En las agencias de bolsa suspendieron las actividades de operaciones con bonos utilizados para acceder al tipo de cambio financiero con el objetivo de adecuarse a las nuevas medidas y se estima que la próxima semana volverán a funcionar con normalidad.

“De acuerdo a la nueva normativa vigente estamos analizando si es posible canalizar su orden”, indicaba una de las agencias. Otra de las notificaciones del mercado aseguraba a los clientes que “en función de la reciente a Comunicación del Banco Central de la República Argentina, no podrás realizar compra y venta en especies “C” y “D” de todos los activos financieros disponibles”.

En las regulaciones del directorio del Banco Central se resolvió que a partir de ahora los inversores podrán pasar los fondos a los agentes de bolsa para hacer contado con liquidación pero cuando se haga la liquidación de los bonos en divisas los dólares deberán acreditarse en la cuenta del banco. Esto implica que para hacer contado con liquidación el inversor deberá tener a su nombre una cuenta en el exterior. No podrá usarse para terceros.

Desde el Banco Central explicaron que los organismos reguladores detectaron prácticas que dificultaban el seguimiento de la ruta de los fondos, lo que podría dar origen a denuncias ante la Unidad de Información Financiera (UIF). Se agregó que la disposición se ajusta “a estándares internacionales de prevención del lavado de activos y elusión y evasión fiscal”

Las medidas disponen que las operaciones de compra venta de títulos valores que se realicen con liquidación en moneda extranjera deberán abonarse de la siguiente forma. O bien mediante una transferencia de fondos desde y hacia cuentas a la vista a nombre del cliente en entidades financieras locales. O bien contra cable en cuentas bancarias a nombre del cliente en la entidad del exterior que no esté constituida en países o en los territorios donde no se aplican, o no aplican suficientemente, las recomendaciones del GAFI.

“En ningún caso se permitirá la liquidación de estas operaciones mediante el pago en billetes en moneda extranjera o mediante su depósito en cuentas custodia o en cuentas de terceros”, informó el Central.

La autoridad monetaria explicó de esta forma el esquema al que deberán adecuarse las agencias de bolsa y por ese motivo hubo una operación reducida este viernes para que los sistemas de estas entidades pudieran acomodarse a las nuevas regulaciones.

Para algunos operadores cambiarios esta norma tendrá como resultado una limitación sobre la compra y venta para hacer operaciones cambiarias desde una cuenta abierta en una casa de bolsa. No se podrá liquidar operaciones en esas cuentas, sino que habrá que redireccionar los fondos a la cuenta bancaria en moneda extranjera a nombre del titular de la operación.

Fuentes del mercado consideran que en el equipo económico pretenden reducir maniobras especulativas en las operaciones de bonos, como las operaciones de “rulo” que venían haciéndose en las últimas semanas, aprovechan el arbitraje de precios con los títulos.

 

Otro de los puntos que mencionan en el mercado es que la estrategia del equipo económico es disminuir el volumen de las operaciones del contado con liquidación para bajar la pérdida de divisas por intervenciones en este mercado.

Algunas estimaciones privadas ubicaban el nivel de ventas de dólares en la plaza de bonos cercano a los 20 millones de dólares diarios. El objetivo de estas intervenciones es evitar la volatilidad de la brecha cambiaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *