Con Larreta, Santilli pidió “volver a tener una provincia compañera”

Casi como un acto de pre lanzamiento (un mix de todo entre las elecciones 2021 y 2023) y dejando atrás el impasse de un fin de semana sin fotos en la provincia de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli viajaron hacia Avellaneda y se mostraron con dirigentes peronistas de la tercera sección electoral nucleados en el espacio “Hacemos”. La cita funcionó como una especie de previa al nuevo encuentro que mantendrán esta semana el jefe de Gobierno porteño y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, para intentar evitar una PASO PRO en el territorio bonaerense.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, recibió a más de 40 dirigentes peronistas de los 19 distritos de la tercera sección electoral, espacio codiciado por sus más de cuatro millones de votantes habilitados a participar de las elecciones. En el polideportivo “Héroes de Malvinas” del sindicato de comercio Lanús- Avellaneda, los presentes manifestaron la necesidad de ampliar Juntos por el Cambio e incorporar nuevas voces que compartan las mismas ideas.

Más como candidato a gobernador que a diputado nacional, el (ex) porteño le dijo a los dirigentes que el objetivo es “volver a tener una provincia pujante y compañera”. Luego, Larreta tomó la palabra y aseguró: “Tenemos vocación de ser gobierno. Este no es un proyecto testimonial”, de esos que ponen nombres llamativos que después no asumen.

“Nosotros garantizamos la amplitud y la participación”, afirmó el jefe de Gobierno y reclamó “sumar más” en referencia a ampliar el espacio porque “no hay proyecto nacional sino va de la mano totalmente alineado con la provincia de Buenos Aires”. En ese camino, Santilli les dejó en claro que esta elección será clave para sumar a la campaña presidencial del 2023 que llevará, en principio, el nombre de Horacio Rodríguez Larreta en la boleta de Juntos por el Cambio.

Durante la reunión, Santilli aseguró: “Estamos en otra etapa donde los peronistas tenemos que construir de nuevo la provincia de Buenos Aires con laburo genuino, donde los pones vayan a la escuela”. El vicejefe de Gobierno, autopercibido peronista, es una de las figuras a las que apuesta la alianza opositora para las elecciones 2021 y 2023 por su proyección y capacidad de atraer a sectores no integrados al kirchnerismo.

Para eso, “es fundamental que podamos ampliar el espacio y sumar a muchos dirigentes que compartan nuestra mirada, tenemos que consolidar un proyecto superador que nos permita llegar a más vecinos con nuestras ideas, esta elección es sustancial para la vida de nuestro país, tenemos que lograr más representantes en las cámaras legislativas para frenar la avanzada del kirchnerismo sobre las instituciones”, agregó Grindetti ante el plenario “Hacemos”, un armado liderado por el jefe de gabinete lanusense, Diego Kravetz.

La foto llegó luego de que Larreta se reuniera con Jorge Macri, por tercera vez en una semana, para negociar un renunciamiento bonaerense y dejar que Santilli libre una PASO sólo con el radical Facundo Manes que, en el análisis de Elisa Carrió, rompió la estrategia de unidad de Juntos por el Cambio. Habrá un nuevo encuentro entre el jefe de Gobierno y el intendente, puede ser el jueves o el fin de semana. Algunos especulan que el cara a cara no esperará a los días no hábiles dado que pronostican definiciones para esas fechas. Pero tantos cafés indican algo: la negociación no resultó fácil y demandó sangre, sudor y lágrimas.

Pese a los chispazos que dividieron a los intendentes del Grupo Dorrego (tres apoyaron a Santilli, Grindetti, Julio Garro y Diego Valenzuela, contra uno que lo rechazó, Macri), la relación entre el jefe comunal de Vicente López y su par de Lanús está en muy buenos términos. Hace unos días, se reunieron para charlar y desde la zona norte quedaron conformes con el encuentro y con el vínculo.

En ese momento, Grindetti le hizo ciertas recomendaciones. Le planteó, como lo viene haciendo hace tiempo, que la mejor decisión sería no presentarse a las elecciones de este año porque su verdadero objetivo es el 2023, porque tiene que poner muchos esfuerzos y recursos ante una posibilidad certera de derrota difícil de levantar de cara al próximo año impar. Sin embargo, la decisión será de el primo y las negociaciones con Larreta.

Si bien todavía Macri dice ser candidato, el acuerdo está próximo a llegar. Así lo analizaron en la Capital Federal y en la provincia. No está cerrado pero están en la etapa final de las negociaciones, una etapa donde las exigencias se ponen sobre la mesa, como nombres propios en las listas. Algún dirigente del PRO hasta arriesgó a decir que el intendente pidió un ministerio porteño, pero desde la calle Uspallata lo negaron.

En medio de la puja y las negociaciones, una de las figuras que Macri considera propias, Joaquín de la Torre, lanzó algunas bombas en una entrevista con La Nación que fueron celebradas en Vicente López: “Horacio Rodríguez Larreta entró a las patadas en la provincia”. El desembarco de Santilli es rechazado por aquellos que consideran que Buenos Aires debe ser para los bonaerenses (y, en estas elecciones, con candidatos sin responsabilidad de gestión). “Yo sostengo, con evidencias, que hay experimentos que han salido mal. Hay personas que cruzaron desde la ciudad a la provincia, ganaron elecciones, pero a la larga a los bonaerenses les fue mal”, analizó el dirigente de San Miguel.

En la Ciudad, la rosca también encamina una resolución. María Eugenia Vidal recién confirmará si se lanzará como candidata cuando Larreta logre una lista de consenso, idealmente con todos los que quieran competir por Juntos por el Cambio, sin internas. Por lo tanto, repiten una y otra vez, la decisión pasará más por las negociaciones que por los deseos.

 Fuente. CARLA PELLIZA para eldestape.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *