Brasil aprovechó su chance y venció a un difícil Chile

El triunfo local se debió a la definición de Lucas Paquetá al minuto de juego del segundo tiempo. Brasil, que en semifinales se medirá con Perú, sufrió la expulsión de Gabriel Jesús (3m ST).

El arranque del lance lo tuvo al seleccionado anfitrión adueñándose de la circulación de la pelota con intenciones de buscar la ventaja con rapidez.

Sin embargo, el representativo chileno, bien plantado en el fondo con cinco hombres en defensa, aguantó el embate y de a poco comenzó a presionar alto para controlar la salida del adversario, con lo que equilibró el juego.

Así, en torno a las intensas acciones, resultaron los trasandinos quienes generaron la primera inquietud en el cotejo, con un remate de Erick Pulgar desde fuera del área exigiendo la intervención del arquero Emerson (9m).

Más tarde fue Brasil el que llegó con peligro por una maniobra conducida por Neymar enviando un centro, desde la izquierda, para la entrada por el centro de Roberto Firmino, que ante la salida de Claudio Bravo, no pudo dominar bien el balón rematando en forma desviada (22m).

Cuando los locales pasaron a tener un leve predominio sobre sus adversarios, la presión de Eduardo Vargas sobre la salida de Renan Lodi le dio sus frutos al quitarle la pelota y emprender una veloz escapada por derecha, que culminó con un remate violento y cruzado ante lo que Emerson debió esforzarse para evitar la caída de su valla, con un desvío al córner (27m).

Dentro de un juego equilibrado, con escasas llegadas peligrosas, Brasil tuvo la situación más clara cerca del final de la primera mitad por una asistencia de Neymar entre líneas para Gabriel Jesús, que con esfuerzo se sacó de encima su marca y remató de zurda haciendo lucir a Claudio Bravo, que con un manotazo desvió el envío al córner por sobre el travesaño (43m).

Los conducidos por Martín Lasarte, con orden y concentración, supieron poner incómodo a los de Tité, supuestamente los más poderosos, porque a Neymar le cortaron el circuito de juego con sus compañeros de avanzada dejándolo sin explosión en ataque a falta de velocidad e ideas.

El entrenador local entendió lo que necesitaba su equipo para un ataque más profundo, por ello reemplazó a Firmino por Lucas Paquetá para el complementario y vaya que le dio resultado.

En la primera maniobra colectiva culminada con una doble pared entre Neymar, con taco de por medio, y el recién ingresado permitió la entrada al área adversaria de Paquetá para vencer la resistencia de Bravo (1m) y marcar su primer gol en el torneo.

Aunque esa alegría le duró poco a Brasil, porque poco después se quedó con un jugador menos por la expulsión de Gabriel Jesús a consecuencia de un descalificador planchazo sobre el mentón del lateral izquierdo de Racing Eugenio Mena, que pudo reponerse felizmente cuando se temió por una lesión grave (3m).

Eso hizo que Chile no se amilanara, por el contrario intentó sacar provechó de la superioridad numérica para buscar la igualdad, por lo que las acciones continuaron con intensidad y respuestas de ida y vuelta.

Así Neymar, la máxima figura local, tuvo una buena chance para aumentar en un mano a mano con Bravo, en que el arquero del Real Betis, de España, fue triunfador al tapar el remate.

Después llegó el conjunto trasandino con un cabezazo del ingresado Ben Brerenton -por el lesionado Alexis Sánchez-, que se estrelló en el travesaño.

En una lucha constante el resultado estuvo abierto hasta el final, logrando el seleccionado brasileño el éxito con mucho esfuerzo, aunque con justicia porque supo pegar en el momento justo y luego tuvo capacidad para sostener la ventaja con un hombre menos.

Chile cayó, finalmente, con hidalguía y habiendo mejorado su desempeño con respecto a sus presentaciones anteriores, por lo que lo tuvo a maltraer al ‘poderoso’ de la competencia, al que en la próxima instancia lo espera Perú.

Fuente. Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *