“En 2015 éramos más felices que lo que vino después”

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió este jueves al territorio bonaerense, donde se mostró junto al gobernador Axel Kicillof y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y pronunció un discurso de claro contenido electoral, en el que destacó su gestión durante 2007 y 2015 y criticó el endeudamiento con el FMI.

En Lomas de Zamora, la ex mandataria encabezó su segundo acto en menos de un mes junto a Kicillof en Buenos Aires -el anterior fue a mediados de junio en La Plata- para iniciar la entrega de entregar 10 mil netbooks a estudiantes en el marco del plan “Conectar Igualdad Lomas” que presentó Insaurralde.

Con ese anuncio como telón de fondo, Cristina Kirchner pronunció un discurso en el que buscó poner de relieve aspectos de su gestión de gobierno, como el programa Conectar Igualdad con el que afirmó que se entregaron “5.400.000” computadoras a chicos al tiempo que crítico que la gestión del ex presidente Mauricio Macri lo interrumpiera.

“Teníamos el mejor salario mínimo vital y móvil en dólares de toda América Latina. Estábamos en un país donde tomábamos las decisiones económicas con autonomía”, destacó la ex mandataria y subrayó que el país había logrado “no deberle un solo dólar” al FMI.

En el mismo sentido, señaló: “Le debemos 45 mil millones de dólares y no construimos ninguna planta depuradora, no le prestamos a ningún empresario, no mejoramos los salarios de los docentes universitarios ni compramos 5 millones de computadoras”.

“Hoy estamos en condiciones de poder sopesar las políticas que nos han dado resultado. Creo que en el año 2015 éramos más felices que lo que vino después”, sostuvo la ex presidenta en un discurso que apuntó directamente a las elecciones de medio termino que se llevarán a cabo en septiembre y noviembre.

Cristina Kirchner dio así una nueva señal de querer apuntalar a Kicillof en la provincia de mayor peso electoral del país y, en esta oportunidad, se mostró además junto a Insaurralde, que fue su candidato en las legislativas de 2013 y que vuelve a sonar para este turno.

En medio de sus críticas al endeudamiento contraído por la gestión anterior, la vicepresidenta de Alberto Fernández lanzó un llamado a la oposición al pedir que “todos y todas aquellas” personas con “vocación política para representar intereses” discutan cómo afrontar el pago de la deuda con el FMI.

Tras calificarlo como un “crédito casi criminal de 45 mil millones de dólares”, agregó: “Queremos escuchar a los que la contrajeron, para saber cómo pagar esto sin someter una vez más al hambre y al escarnio al pueblo argentino”.

“Cuando esta pandemia termine los poderosos van a ser más poderosos, los ricos más ricos y los pobres más pobres, por eso tenemos, por representación histórica, que abordar este debate con todos los argentinos piensen como piensen y estén donde estén”, arengó la ex mandataria.

Cristina Kirchner también realizó un nuevo cuestionamiento a los medios de comunicación y pidió a la oposición “no ir a la televisión a sarasear, tampoco difamar, mentir, creer que por acusar a otro se puede ganar las elecciones”.

“Esto tiene que terminar porque no podemos seguir abonando una Argentina que cuando un ciudadano o ciudadana enciende el televisor le resulta insoportable. Porque no escuchan discusión de proyectos, de medidas, son todas generalidades, sarasas, condenas y denuncias”, agregó.

En la misma línea, Kicillof buscó destacar la gestión kirchnerista anterior al gobierno de Juntos por el Cambio, con críticas a la gestión de su antecesora, María Eugenia Vidal, principalmente referidas a la educación.

“Cada vez que se habla de cuestión educativa me acuerdo de cuando cortaron el Conectar Igualdad porque decían que no había conectividad en las escuelas”, afirmó el gobernador bonaerense.

Y agregó: “Me parece que ese mantra de me importa la educación pero cuando gobierno la desfinancio, digo que caíste en la escuela, pública me peleo todos los días con los docentes de la Provincia, tiene patas cortas”.

Kicillof también ponderó la campaña de vacunación y salió a cruzar con ironía las críticas de la oposición: “Ahora hay una nueva cuestión por la cual indignarse. Parece que el problema es que no se distribuyen las vacunas y que parece que estamos acaparando vacunas”.

“En los últimos siete días días vacunamos a un millón de personas en la Provincia, y tenemos distribuidos un millón y medio de turnos en los próximos siete u ocho días. Ahí están las vacunas. Esto no es vacunar en dos, tres o cuatro vacunatorios, son 307 mil kilómetros”, destacó.

Fuente.  para Noticias Argemtinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *