ECONOMIA

La industria sorprendió pero hay alerta por la construcción

Para las fábricas se esperaba una caída en abril, por el efecto de la segunda ola. Sin embargo, anotó una mejora de 0,3% en la producción, al comparar con el mes previo. En cambio, las obras cayeron por tercer mes consecutivo, interrumpieron la recuperación pospandémica.

Desde el Gobierno, y también en las consultoras, esperaban que la actividad industrial cayera durante abril, de la mano del inicio de la segunda ola de contagios de Covid-19. Sin embargo, los datos oficiales sorprendieron con una nueva mejora, aunque pequeña, de 0,3% respecto a los niveles de marzo. La industria, incluso en pandemia, operó 4% por arriba del mismo mes del 2019, durante el último año de Cambiemos. Y se espera que crezca 14% en 2021. Una mala: la construcción hiló tres meses consecutivos de caídas y ya volvió a niveles de noviembre.

Al freno que venía sufriendo la construcción en los primeros meses del año, se le sumó el efecto de las restricciones anti Covid-19. Así, la contracción se acentuó y fue de 2,2% durante abril. Cabe destacar que, respecto a abril del 2019, refleja una contracción de 1%. Dos años después, pandemia mediante, el sector sigue sin lograr crecer, aunque logró recuperar con velocidad lo perdido durante marzo-abril del 2020 y ya está 17% por encima de febrero de ese año, justo antes de que apareciera el primer caso en Argentina.Los empresarios del sector muestran, además, poco optimismo de cara a lo que viene. Solo el 24,1% de los consultados por el Indec, en un numero similar al de marzo, declararon esparar aumentos de la actividad en los próximos tres meses. El número llegaba a 36,8% durante enero, justo antes de que se empezara a interrumpir la racha de nueve meses positivos (excepto agosto) para el sector. Además, los datos de despachos de cemento adelantaron un mal desempeño en mayo, con una caída de 7,5% respecto a abril.

Lo que destacan desde el Gobierno es que la segunda ola, pese a ser mucho más virulenta en términos de contagios, está teniendo un impacto económico moderado. Y es que, frente a las brutales contracciones de 70% para la construcción, y de 33% para la industria, entre marzo y abril del año pasado, el actual estancamiento luce bastante halagüeño.

La industria desaceleró las mejoras y de hecho el 0,3% de abril implicó una moderación respecto al 0,7% de marzo. Pero eso fue con el pico de contagios ya iniciado y afectando a la producción en algunas fábricas. De hecho, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, expresó su sorpresa: “El dato superó nuestras previsiones, e indican que hubo un crecimiento mensual del 0,3%. Comparado contra abril de 2019, y a pesar de la 2da ola, la suba es del 4%. En el primer cuatrimestre del año, la industria nacional produjo 5% más que en mismo período de 2019. 10 de 16 ramas produjeron más que en 2019, tanto en abril de 2021 como en el primer cuatrimestre”.

Y agregó: “Las maquinarias y equipos se destacan con un crecimiento de la producción mayor al 40%, gracias a la recuperación de la inversión, el boom de maquinaria agrícola y la producción local de electrodomésticos. El crédito a tasas accesibles está ayudando en todos estos segmentos. La mejora se ve plasmada en el empleo industrial, que lleva 11 meses seguidos creciendo. Con Macri, donde se despreció la industria, había caído en 46 de 48 meses de gobierno”.

El empleo industrial dejó de caer y creó 15.000 puestos

De hecho, pese a estar signado por la pandemia, el empleo industrial ganó 15.000 puestos desde el inicio de la gestión del Frente de Todos. En cambio, durante Cambiemos, sufrió una pérdida de 165.000 puestos de trabajo. En la construcción, en cambio, se perdieron 47.000 puestos durante la gestión actual y 23.000 durante la presidencia de Mauricio Macri.

La industria protagonizó un fuerte rebote durante la segunda parte del 2020. Entre el piso de abril de ese año y diciembre, la recuperación fue de 51%. En cambio, desde ese diciembre hasta abril la mejora fue de solo 1,5%. Al respecto, la consultora LCG señaló que resulta esperable que, a medida que se aleja de su piso histórico, el repunte se vaya moderando: “Esto es en parte debido a que el sector ya se encuentra operando sobre niveles más altos, que van moderando la recuperación luego del desplome del año pasado. A esto se suman las restricciones por la segunda ola de COVID que, aunque más leves que las del año pasado, afectan al funcionamiento de las fábricas y a la demanda del mercado interno”.

Si bien dejó atrás lo perdido durante la pandemia y también durante el pésimo 2019, la industria ya opera en niveles superiores a los de julio del 2018. Le hace falta crecer otro 9,5% para llegar al pico de noviembre de 2017, cuando las elecciones de medio término generaron un impulso industrial, traccionado particularmente por la construcción.

Fuente. Mariano Cuparo Ortiz para BAENegocios

 

Sin comentarios en “La industria sorprendió pero hay alerta por la construcción”

Deja tu comentario