SALUD

Menos casos pero más internados en terapia intensiva

Tras las últimas restricciones se registró una baja en la curva de contagios

Menos casos pero más internados en terapia intensiva

Las medidas sanitarias que dispuso el gobierno en las últimas semanas permitieron detener el aumento de contagios de coronavirus pero es necesario profundizar esa baja en el marco de las restricciones que rigen hasta el viernes 11 de junio y que implicarán un nuevo aislamiento estricto el próximo fin de semana. Esa es la última evaluación oficial que transmitió la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien advirtió que la Argentina registra el mayor número de personas internadas en terapia intensiva con diagnóstico de Covid-19 desde el inicio de la pandemia, y que 14 de sus 18 conglomerados urbanos de más de 300 mil habitantes está en una situación de alerta epidemiológica.

“Vemos que en el número de casos entre la semana 19 (del 10 al 16 de mayo) y la semana 20 (17 al 24 de mayo) hubo un aumento del 31 por ciento y que en la semana 21 (del 24 al 30 de mayo) ese aumento se detuvo y tenemos una disminución del 8 por ciento”, dijo Vizzotti en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno. Consideró que “a nivel país” se ha “logrado detener el aumento” de contagios con las medidas de restricción más estrictas que se implementaron del 22 al 31 de mayo pero que se necesita “profundizar” ese descenso en la curva.

“En esta semana que terminó vimos que el aumento se detuvo. Hay una disminución del 8 por ciento de casos, es decir dejaron de crecer los casos, pero sigue alto y necesitamos que descienda, necesitamos profundizar esa baja”, dijo la funcionaria al hacer su evaluación de los resultados de las medidas sanitarias que volverán a implementarse el sábado y domingo, tal como estableció el Decreto 334 del presidente Alberto Fernández.

“Es importante transmitir el mensaje de siempre: necesitamos disminuir el número de casos para tener menos personas internadas, para tener menos mortalidad, ya que el número de casos se acompaña del de fallecidos”, dijo la ministra, y advirtió que “tenemos el número más alto de lo que va de la pandemia de personas internadas en terapia intensiva con diagnóstico de Covid-19, que son 7.417 personas”.

“Siguen altos los números de casos” y por esa razón es necesario que “descienda más y más rápido”, insistió, y añadió que “hay una diferencia marcada entre las jurisdicciones porque hay algunas donde se detuvo, otras donde está bajando y algunas donde todavía está subiendo”. “De los 18 conglomerados urbanos de más de 300 mil habitantes, hay 14 que tienen una incidencia –de contagios– de más de 500 casos cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días, lo que significa que están en situación de alarma epidemiológica”, recordó Vizzotti. La Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Córdoba y la de Mendoza, los primeros dos distritos en alarma epidemiológica y la última con una demanda de camas de terapia que está cerca de superar las plazas existentes, se negaron a cumplir con algunas medidas dispuestas por el DNU, como la suspensión de la presencialidad en las aulas.

“Tenemos realmente que disminuir el número de casos porque el número absoluto de fallecidos acompaña siempre al número de casos, aunque estemos bajando la letalidad”, insistió Vizzotti. Respecto a la tasa de letalidad, apuntó que “cuando se compara las personas fallecidas en el año 2020, con una letalidad del 2,8, con las del 2021, del 1,4 por ciento”, se observa “un descenso de la letalidad muy importante”. Luego precisó los números diferenciando varones (bajó del 3,2 al 1,7 por ciento de un año a otro) de mujeres (del 2,3 al 1,2 respectivamente), y también por edades: “En menores de 60 años la letalidad en el 2020 fue de 0,6 y este año es de 0,4. En mayores de 60, fue de 15,9 y este año es de 8,4 por ciento”.

Vizzotti marcó además que bajó la edad de las personas que perdieron la vida por el Covid-19, cambio que atribuyó a la vacunación, que comenzó por los mayores. “El 83 por ciento de los fallecidos en 2020 tenían más de 60 años mientras que el 78 por ciento de los fallecidos este año tiene más de 60 años”, precisó, y añadió que “el promedio de edad –de personas fallecidas– durante el 2020 fue de 72 años y en lo que va del año es de 70 años”. “El mensaje más importante es que estamos viendo un descenso en la edad de las personas internadas y fallecidas, pero la mayoría en que todavía tiene impacto en la mortalidad son los mayores de 60 años y ese descenso de la mortalidad se debe a la vacunación”. Ante esa estadística, sentenció que “lo que tenemos que hacer para disminuir la cantidad de muertos es disminuir la cantidad de casos”.

En relación al sistema sanitario, consideró que “todavía tenemos una tensión importante en el sistema de salud” porque “tenemos 20 provincias con más del 70 por ciento de ocupación del sistema de salud y tenemos un 14 por ciento (de las jurisdicciones) con más de 80 por ciento del sistema de salud” ocupado.

Fuente. Pagina12

Sin comentarios en “Menos casos pero más internados en terapia intensiva”

Deja tu comentario