Todo bien mientras no haya techo en las paritarias

La Confederación General del Trabajo quiere lo que todo negociador pretende, saber de antemano la propuesta de una de las contraparte. Es por eso que la conducción de la central obrera le pidió al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, una rápida reunión para “conocer la propuesta del Gobierno” sobre el acuerdo de precios y salarios que deben acordar con la Casa Rosada pero sobre todo con los empresarios. Pero además, la CGT lo que pretende es evitar que se imponga un “techo” a las negociaciones paritarias.

Si bien en el Gobierno no hay ninguna señal que permita sospechar sobre la imposición de un tope a las negociaciones salariales, en la central obrera quieren que haya una confirmación cara a cara y por eso el pedido de reunión con Moroni, el interlocutor oficial con la CGT. A los dirigentes gremiales le resultará muy difícil explicar a sus bases la “conveniencia” de tener un techo salarial luego de la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron los salarios durante el gobierno de Mauricio Macri y también el 2020 con la pandemia de coronavirus. En la CGT juran que no aceptarán, como ocurrió durante el macrismo, paritarias por debajo de la inflación.

Por lo pronto, la conducción cegetista se reunirá el próximo martes en lo que se conoce como “mesa chica”. Se realizará en el gremio de la Sanidad que conduce el cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, donde buscarán ordenar la posición sindical ante la negociación de precios y salarios que fomenta la Rosada porque los porcentajes en las negociaciones pueden parecer similares pero las particularidades de cada rama hace que el impacto no sea igual para todos.

La intención de Daer y el resto de los integrantes del consejo directivo es que la pauta inflacionaria del 29 por ciento prevista en el Presupuesto 2021 se cumpla “Nuestra intención es que cuanto más baja sea la inflación, mejor, pero esto se tiene que garantizar”, indicó. Por otra parte, el dirigente no oculta la preocupación por la demora en el Gobierno para presentar la propuesta aunque esto le está dando tiempo para reclamarle a la Rosada que “siente en la mesa a los formadores de precios y no a los gerentes, a los lobistas de las cámaras”.

Por su parte, el secretario de Prensa de la CGT, Jorge Sola, remarcó que “el Estado tiene que controlar la cadena de precios de la canasta básica alimentaria, porque hay una deformación que impacta en la inflación, que en el rubro alimentos supera la media”, hecho que “no puede quedar librado al mercado”.

“El salario tiene que estar dos puntos arriba de la inflación nos dijo el Presidente y discutir paritarias anuales hoy atrasa. Tiene que haber un techo en los precios, urge que esas medidas se lleven a cabo. Es imposible creer que el salario se va a recuperar en un año”, agregó el dirigente del Seguro en declaraciones radiales.

Si bien su sindicato no forma parte del consejo directivo, Pablo Moyano señaló la iniciativa del Gobierno “es importante y tenemos que participar los empresarios, el Gobierno y los trabajadores. Después se firman acuerdos y lamentablemente no se cumplen. Así son los grandes empresarios argentinos”, advirtió.

En principio donde existe lo más cercano a posición común es en el universo sindical y éstos afirman que no ocurre lo mismo entre los empresarios y por eso reclaman que vayan los protagonistas y no los lobistas a esa estratégica mesa de negociación.

Fuente. Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *