Las pujas en la previa a Precios y Salarios

El Gobierno formalizará una convocatoria a sectores de la producción y el trabajo a una mesa en la que se discutirá el ya anunciado acuerdo de precios y salarios. Pero el partido, en el que el Ejecutivo será un árbitro particularmente interesado, ya se empezó a jugar en declaraciones de empresarios y sindicalistas, con posiciones que adelantan las tensiones, propuestas y planteos que llevarán a la mesa de debate.

El fuego lo abrió el titular del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, que marcó la cancha rápido. Señaló que “los alimentos siguen subiendo y los tipos siguen especulando. Llegan al lockout patronal del campo para dañar al Gobierno”. En paralelo, salió a bancar la iniciativa del Gobierno, a la que calificó de “importante”. “Tenemos que participar los empresarios, el Gobierno y los trabajadores. Después se firman acuerdos y lamentablemente no se cumplen. Así son los grandes empresarios argentinos”, señaló en declaraciones radiales. Completó diciendo que, de todos modos, no están dispuestos a firmar paritarias a la baja.

En las últimas horas, por el lado de la CGT hubo un pedido específico de reunión al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, para adelantar la agenda y sondear el clima que tendrá la mesa con el Gobierno. El secretario general de la CGT, Héctor Daer, pidió que en las discusiones no se convoque a “los lobistas de las cámaras” sino que se llame a “los verdaderos formadores de precios”. En declaraciones a NA, reclamó que no haya techo para las paritarias y aseguró que “podemos confluir si hay un seguimiento de precios y le damos dinámica a todas las negociaciones”.

Posición similar esgrimió Hugo Yasky, dirigente de la CTA, ante la consulta de Página I12. “Creemos necesario un acuerdo que no signifique atarles las mano a los trabajadores y dejar que los grupos concentrados continuen con una practica abusiva”. Y concluyó que “si hay paritarias que logren recuperar el poder adquisito y luego despues los formadores de precios pasan la aspiradora, es suma cero para nosotros”.

El tema de los alimentos será central. En diálogo con este diario, el titular de la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal), Daniel Funes de Rioja, expresó que “los alimentos procesados subieron en el 2020 entre 4 y 10 por ciento, de salida de fábrica, de lo demás no me pregunte a mi”. Y agregó que “no veo muy posible ni exitoso un acuerdo de precios y salarios, confío más en cosas de mediano y largo plazo, como el Consejo Ecoonómico y Social y hasta una concertación económica de emergencia”.

La Copal argumenta que “es muy dificil un acuerdo así cuando hay sectores con los precios congelados y hay atrasos que no sabemos cómo se van a resolver”. Y desliza que el culpable de las alzas es el sector de alimentos frescos. Respecto a los sueldos, Funes aseguró que “aunque Guzmán ha sido muy preciso con el escenario macro y estamos de acuerdo, si me dicen qué detalles tendrá y cómo será mi mercado, yo les digo de cuánto serán las paritarias. Lo que no puede haber es indexación automática”.

El sector Alimentos discute paritarias en abril, y en 2020 sumó subas por entre 36 y 38 por ciento, en un total de 29 convenios colectivos. “No todos los sectores están igual, la recuperación es heterogénea, y eso se va a poner sobre la mesa”, concluyó Funes.

En las últimas horas, el comercio, la paritaria más grande (1,2 millones de trabajadores), actualizó la discusión 2020 y cerró con 35 por ciento de aumento. También en abril arrancan a discutir salarios del 2021. “Un acuerdo así sirve en el corto plazo, y hay que anexarlo a otro tipo de medidas más apuntadas a la baja de inflacion. Puede frenar aceleracion inflacionaria de corto, en el mediano no sirve”, explicó a este diario Matías Bolis Wilson, jefe del Departamento de Economía de la Cámara Argentina de Comercio (CAC). Si bien el sector, tal como también explicó la CAME, espera la convocatoria oficial para sentar postura, cree que “falta mucho por recorrer para saber de cuánto podrían ser los aumentos de sueldos”.

En la otra esquina, Gustavo Idigoras, titular de la cámara aceitera CIARA-CEC, manifestó una especie de tercera posición. “Como sector nos parece importante propiciar un entendimiento de la variable de acuerdo de precios y salarios. Estamos buscando y haciendo un enorme esfuerzo junto al Gobierno para el desacolpe de precios internacionales, pero tenemos paritarias sin referencia alguna a las variables de inflación o aumento precios. Tiene que haber un gran consejo nacional que fije esas referencias”, concluyó.

Fuente. Leandro Renou para Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *