Mauricio Macri presentó la fundación que lleva su nombre

El ex presidente Mauricio Macri presentó finalmente la fundación desde la que piensa relanzar su figura y le puso Fundación Mauricio Macri. Lo hizo, como otras veces, haciendo eje en la educación (un área que ajustó en todos sus gobiernos) y en la pandemia: “El daño causado sobre los alumnos es imperdonable y tal vez irreparable”, lanzó Macri, el mismo que supo denostar a quienes “caen en la educación pública”. El responsable del área de educación no es otro que Gabriel Sánchez Zinny, quien estaba a cargo de la Dirección General de Escuelas bonaerense cuando explotó una escuela de Moreno y murieron dos personas. En la fundación también estarán el ex secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis y el secretario privado de Macri, Darío Nieto, investigado por presunto espionaje ilegal.

La fundación venía siendo diseñada por los adláteres de Macri desde su salida del gobierno nacional para darle una plataforma desde la que continuar con su actividad política. Según indicaron, será desde donde Macri piensa trabajar para “generar las condiciones para que todos los argentinos tengan la libertad y las herramientas para elegir la vida que quieren vivir”. Se supone que este año, esa sería su plataforma y no una candidatura a diputado.

No obstante, un año y unos meses después de su salida del Gobierno, no se conocieron otros equipos de esa fundación y la página web es bastante escueta en torno a la información que da. Meramente, señala tres grandes áreas: “Educación para el futuro”, “Innovación con impacto social” (con apoyo a “emprendedores”), y “Cambio climático y ambiente”.

En concreto, indica que tendrá un “programa de liderazgo educativo” para directoras y directores de escuela, que consiste en un curso de 16 semanas. Habrá un premio, llamado “Maestros argentinos”, para “proyectos innovadores que durante 2020 lograron mantener la continuidad educativa” (siempre en la lógica del esfuerzo individual para sostener algo que es responsabilidad del Estado). El premio, recuerda, ya se entregó durante la presidencia de Macri.

Y un programa de “primer empleo”, para formar a jóvenes en “áreas de trabajo de alta demanda por parte de las empresas”. Esto despertó comentarios en las redes, donde se recordó que, si se toma la serie del propio Indec de Macri, entre el cuarto trimestre de 2016 y el mismo período de 2019, el desempleo aumentó de 7,6 a 9,7 por ciento. Y esto sin contar los primeros tres meses de Macri, que se caracterizaron por los despidos masivos.

En el comunicado en el que informaron del lanzamiento de la fundación, Macri se despachó nuevamente contra el manejo de la pandemia en el área educativa: “No estamos así por la pandemia. Estamos así por la impericia del Gobierno que tomó una secuencia de decisiones erradas en casi todos los temas que nos hicieron perder un año completo de escuelas. El daño causado sobre los alumnos es imperdonable y tal vez irreparable”, se lamentó Macri, cuya actividad como gobernante fue coherente en sus ocho años como jefe del gobierno porteño y sus cuatro años como presidente: siempre que pudo ajustó a la educación pública.

Cuando fue presidente, el presupuesto educativo cayó en cuatro años un 36 por ciento, la inversión educativa tomada por alumno o alumna se fue a pique otro 20 por ciento. En su segundo año de gobierno, Macri eliminó la paritaria nacional docente, que era el piso de negociación de salarios para todas las provincias. El salario docente cayó durante su gestión un 14,5 por ciento. En 2018, la inversión educativa de la Nación y las provincias fue del 5,1 por ciento del PBI, cuando la Ley de Educación Nacional establecía que no podía ser menos del 6 por ciento. Como presidente dejó en claro lo que pensaba sobre la educación pública, cuando afirmó que existe “una terrible inequidad, de aquel que puede ir a la escuela privada versus aquel que tiene que caer en la escuela pública”.

Como jefe de gobierno de CABA, Macri no se quedó atrás: la participación de la educación en el total del presupuesto cayó del 27 por ciento al 22 por ciento durante su mandato. El primer presupuesto que presentó en 2008 recortaba el presupuesto educativo público y subía en igual proporción el de las privadas. Los subsidios a las privadas crecieron año tras año, al tiempo que caía el presupuesto para infraestructura de las escuelas. Mientras abría un 0800 para perseguir la actividad política en las aulas, achicaba y cerraba grados. Su sucesor, Horacio Rodríguez Larreta, continuó esa tendencia: ajustó el presupuesto educativo hasta que llegó este año a ser el 17 por ciento del total. Recientemente, recortó 371 millones de las computadoras para escuelas públicas y envió ese dinero a las privadas.

El responsable del área educativa de la Fundación Mauricio Macri no será otro que Sánchez Zinny, a quien los sindicatos docentes todavía cuestionan por la muerte de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en la Escuela 49 de Moreno el jueves 2 de agosto de 2018. A Sánchez Zinny le cuestionan, además, su relación desde el Estado con una empresa, Kuepa, de la que formaría parte su hermano. Junto al ex ministro de Educación Esteban Bullrich, creó una ONG offshore, la Fundación Formar. Investigaciones de Chequeado y de Tiempo Argentino indican que fue utilizada para canalizar “donanciones” por más de 14 mil dólares mientras Sánchez Zinny era funcionario. Entre quienes aportaban a esa fundación, había contratistas del gobierno bonaerense. De su paso por esa gestión, también se recuerda el intento de eliminar 1476 horas de clase para las escuelas técnicas.

Además del ex funcionario, hay otros dos, cuyos roles no son tan claros (la web de la Fundación Mauricio Macri carece de un staff, de un presidente o director ejecutivo, de responsables de áreas): son Fernando De Andreis, quien acompañó a Macri en todos sus gobiernos y sigue a su lado en las oficinas que abrió en zona norte. Y Darío Nieto, quien continúa siendo investigado por presunto espionaje ilegal a partir de las acciones de la banda denominada Super Mario Bros, en una causa en la que todavía no se definió su situación procesal.

Fuente: Werner Pertot para Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *