Juntos por el Cambio, la cuarta pata de la Mesa de Enlace

La Mesa de Enlace encontró su cuarta entidad: Juntos por el Cambio. La alianza opositora salió a defender el lockout patronal de las entidades rurales e incluso exigió que se reabran las exportaciones de maíz, algo que el Gobierno ya anunció el domingo por la noche. De esta forma, apoyaron la continuidad de una medida que se quedó sin razón de ser. Las valoraciones salieron de otro encuentro por Zoom con la presencia del ex presidente Mauricio Macri y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. En el encuentro exigieron el regreso a clases presenciales en febrero y cuestionaron cómo se viene dando el plan de vacunación. Sostuvieron que se “opondrán a cualquier tipo de amnistía o indulto”, luego de que el presidente Alberto Fernández dejara en claro que no estaba pensando en tomar ninguna de esas medidas respecto de los presos políticos. Por último, consensuaron un comunicado en el que defendieron a la secretaria de Atención a la Víctima de La Plata, Carolina Píparo, cuyo marido fue detenido por “doble homicidio agravado en grado de tentativa” tras atropellar a dos motociclistas.

Fue un encuentro breve de la cúpula de Juntos por el Cambio. Fue en un Zoom al que se conectaron, además de Macri y Larreta, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich; el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; y el de la UCR, Alfredo Cornejo, entre otros. No estuvieron ni la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, ni el titular de Diputados, Cristian Ritondo, ni el senador Martín Lousteau.

Uno de los principales ejes de la reunión fue el respaldo al lockout rural, que se lanzó por el cierre de las exportaciones del maíz y siguió adelante pese a que se reabrieron. Juntos por el Cambio apuntaló esa decisión: sus dirigentes consideraron que “cerrar las exportaciones es volver a repetir el pasado. Ya sabemos lo que significa: discrecionalidad, arbitrariedad y pérdida de inversiones y empleo para los argentinos. ¡Esta no es la forma de recomponer todo lo que se hizo mal durante la eterna cuarentena!”. Y reclamaron “la apertura de las exportaciones de maíz y que no se cambien las reglas de juego para quienes producen”. Fue curioso el planteo a destiempo: el Gobierno ya había anunciado la reapertura de las exportaciones. Los comunicados de Juntos por el Cambio vienen con un problema de timing: la semana pasada cuestionaron un decreto antes de que saliera por algo que no decía. Así, buena parte de la dirigencia de Juntos por el Cambio, se pasó un día entero hablando de un “toque de queda” que finalmente no existió. En ese comunicado, referido a la pandemia, ya se habían pronunciado a favor de la Mesa de Enlace.

La posición de Juntos por el Cambio guarda coherencia con el gobierno de Macri: su primera medida fue devaluar y quitar retenciones. No obstante, ese modelo no se sostuvo y ya en la segunda mitad de su mandato Macri debió volver a poner retenciones a las exportaciones agrarias.

Otro de los puntos que discutieron en el encuentro fue el regreso a clases presenciales. Consideraron que en todo el país deberían empezar el 17 de febrero, el mismo día que empezarían en la Ciudad de Buenos Aires. El debate sobre la vuelta a las aulas tiene distintas posiciones entre los gremios docentes, los especialistas, los alumnos y sus familias; también hay diferentes experiencias internacionales. En su postura de volver a clases lo antes posible, desde Juntos por el Cambio no parecen tomar en cuenta la necesidad de vacunar a las y los docentes. A su vez, en la misma reunión, acordaron exigirle al Gobierno “certezas sobre el plan de vacunación y un operativo de testeos serios y planificados”.

En otro momento de la reunión, acordaron salir a responder a la solicitada en favor del ex vicepresidente Amado Boudou. Los dirigentes opositores sostuvieron que “deben dejar actuar a la Justicia y acatar sus decisiones. Quienes cometieron delitos y actos de corrupción, deben cumplir su condena”. Aseguraron que “se opondrán férreamente a cualquier tipo de amnistía e indulto de los presos por corrupción”. Curiosamente, lo dijeron luego de que el Presidente dejara en claro que no está pensando en un indulto y remarcara que una amnistía, en todo caso, es una atribución del Poder Legislativo.

Por último, en el encuentro se pronunciaron sobre el caso de Píparo, luego de que su marido, Juan Ignacio Buzali, fuera detenido por atropellar a dos motociclistas. Los abogados de los dos jóvenes atropellados piden que se impute también a Píparo, que estaba en el mismo vehículo cuando fueron atropellados y dejados abandonados en la calle. El matrimonio escapó sin tomar en cuenta la gravedad del hecho y las heridas que habían sufrido los dos jóvenes, a quienes luego acusaron de ladrones.

Sobre esto, desde Juntos por el Cambio afirmaron: “A raíz de los hechos de público conocimiento en relación al robo a mano armada por parte de motochorros, y posterior accidente que tuvieron Carolina Píparo y su marido, Juan Ignacio Buzali, desde Juntos por el Cambio queremos expresar nuestro rechazo al uso político que se hizo”. “Entendemos que es la Justicia la que debe pronunciarse acerca del accionar de Buzali, pero bajo ningún punto de vista podemos entender la persecución a Carolina y su familia, cuando fue ella quien sufrió un asalto a punta de pistola por parte de 6 motochorros”, sostuvieron. “Lo más grave es que han puesto a una víctima de un delito grave en el lugar del victimario, dejando un mensaje peligroso de cara a la sociedad.  Apoyamos a Carolina”, consideraron. De esta forma, se alinearon con la declaración de Píparo, a la que se investiga por sus contradicciones en lo que expresó judicialmente.

En la causa, en la que se están haciendo peritajes para determinar si la pareja estaba en estado de ebriedad cuando atropellaron a los motociclistas, los defensores de los dos jóvenes buscan que se impute a Píparo por “falso testimonio e incumplimiento de los deberes de funcionario publico”. Hasta ahora, Píparo solo declaró como testigo.

Fuente. Werner Pertot para Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *