ECONOMIA

Suba constante en el precio de la carne

“Desde mediados de octubre, los aumentos son semanales”, denuncian los carniceros

“Los precios de la carne vienen subiendo todas las semanas desde hace un mes”, contó  Alberto Williams, presidente de la asociación de carniceros. Y habrá más subas de cara a las fiestas de fin de año, que podrían ascender hasta el 30 por ciento. Las alzas serán escalonadas, y se espera que un corte que hoy está 400 pesos el kilo para febrero se ubique en 550 pesos, una suba del 38 por ciento. Los motivos se deben al alza de costos y a la mayor demanda internacional, según fuentes del sector.

“Desde el 14 de octubre, los proveedores cada semana te suman 5 pesos de aumento, por lo que la carne subió 20 pesos en un mes”, detalló Williams. En el último año, el asado aumentó 56,9 por ciento y la carne picada 62,1 por ciento, según datos de octubre de 2020 contra el mismo mes del año anterior, según el Indec.

Sobre las ventas, reveló: “Cada vez se vende menos, es terrorífico”, aseguró Williams. Por tercer año consecutivo, en 2020 cayó el consumo de carne bovina. Se ubica en 50,2 kilos per cápita. En 2017, eran 58,1 kilos per cápita. El récord había sido en 2013, con 63,4 kilos por habitante.

“El motivo principal de los aumentos que se vienen va a ser la falta de hacienda de acá en adelante”, explicó a este diario Miguel Schiariti, presidente de la cámara de industria y comercio de carnes (Ciccra). La tensión en la cadena cárnica se observa en los feedlots, que es la etapa del engorde de ganado, último proceso de la producción primaria. “Tuvieron aumentos de la materia prima en un 50 por ciento, por las subas en el maíz y el dólar, por lo que puso al engorde a corral en una situación de pérdida”, detalló Schiariti.

En la última semana observó aumentos en Liniers y anticipó que seguirán las subas: “Esta semana ya hubo aumentos de 10 pesos en el kilo vivo de Liniers, que eso se traslada entre 10 y 15 pesos a la media res que compra el carnicero. Y se supone que la hacienda va a aumentar un 10 por ciento más”.

Para Leonardo Rafael, titular de la cámara de matarifes y abastecedores (Camya), la carne podría subir hasta 30 por ciento de cara a fin de año, por la baja en la oferta y una demanda que se sostiene. Pero además, explicó que está presionando en los precios el comercio internacional. “La demanda de exportación se está metiendo en el consumo local, y presiona los precios, porque el peso contra el dólar no puede competir”, explicó.

En diálogo con este diario, Juan Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, explicó las causas que explican por qué realizarán subas escalonadas durante los próximos tres meses. Por un lado, por el aumento de los costos. “Los insumos para engordar el ganado son alimento balanceado a base de granos, como el maíz, un commodity que en marzo costaba 125 dólares y hace 15 días pisó los 205 dólares en el mercado de Rosario, mientras que en ese plazo, el dólar en Argentina subió casi 20 pesos”, explicó Eiras.

Además, Eiras agregó que también hubo aumentos en el producto de base, que es la vaca que le compran a los criadores. “Acá jugó la macroeconomía local: por las restricciones cambiarias aparecieron muchos operadores del sector agropecuario, que encontraron en los terneros un reservorio de valor del peso. El ternero aumentó 50 por ciento en 6 meses, por esta sobredemanda de jugadores no habituales”, explicó.

Pese a los aumentos de costos, Eiras aseguró que no fueron trasladados a los precios. “Estamos trabajando a quebranto, vendemos a 115 pesos y producir un kilo cuesta 125 pesos”, aseguró. Por este motivo, indicó que fueron bajando la producción. “Hasta junio estaba al 100 por ciento de mi capacidad, hoy estoy en 46 por ciento y en diciembre estaré en 38 por ciento. Con cada camión que se va, tengo una pérdida de 300 mil pesos”, detalló. Así, de no poder trasladar los costos, anticipó el peor escenario: “Hasta que no hay escasez no hay reacción de los precios”, detalló.

“Necesitamos una recomposición para el sector, las subas van a ser graduales para volver al valor de la producción, porque lo brusco no sirve, y menos en un país con 50 por ciento de pobreza. No debería haber aumentos en los precios del mostrador de más de 120 pesos para febrero”, anticipó.

Fuente. Pagina12

Sin comentarios en “Suba constante en el precio de la carne”

Deja tu comentario