Pichetto en la mira por 292 nombramientos en la AGN

Los cuestionamientos por el nombramiento de 292 trabajadores en la Auditoria General de la Nación, despertaron la irá de Miguel Ángel Pichetto, que fue sindicado por el diputado mendocino José Luis Ramón como el responsable de las desiganciones. El excandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio y actual miembro de ese organismo de control apenás atinó a señalar que las decisiones de ese tipo no son de su exclusiva responsabilidad.

El exsenador rionegrino se desentendió de la designación de 292 cargos públicos en la Auditoría General de la Nación (AGN) y dijo, sin demasiados fundamentos, que hay hacia él “una campaña que busca generar repudio en la sociedad”. “Cuando asumí como auditor, el presupuesto y la planta de personal ya estaban aprobados. No soy el presidente de la Auditoría, no tengo facultades sobre la administración del organismo”, se excusó el ex senador. En tanto, el diputado José Luis Ramón argumentó que se incrementaron los cargos un “20 por ciento más de los que recibió. Hace apenas unos meses del total de 1403 de hoy en día, pasa a 1695”.

“Decir que no tienen facultades para hacer nada, es simplificar el tema”, remarcó el diputado José Luis Ramón. “El organismo lo pidió. Pichetto está designado allí desde julio, decir que no participó de esto no solo es poco creíble, si no que no excusa que Juntos por el Cambio es quien comanda este organismo”, sumó el mendocino, que difundió en redes sociales esta información.

En los últimos días se conoció que la AGN prevé para el año que viene la incorporación de 292 cargos públicos nuevos, según consta en el presupuesto del organismo de control. Ahí se indica que en el detalle del personal de planta de este año que habían 1.403 trabajadores y trabajadoras. Mientras que en el cálculo del gasto para 2021 se indican 1.695 puestos de trabajo. Lo que implica un aumento en el presupuesto asignado para el año próximo de poco más de 220 millones de pesos. Casi el 95 por ciento será destinado a cubrir los gastos del personal permanente.

“Es común que se utilicen estos organismos para los ex funcionarios que se quedan sin cargos en otros organismos”, opinó Ramón sobre esta acción de la alianza opositora. En cuanto a las responsabilidades políticas, cargó a “la oposición mayoritaria en el Congreso es quien controla este organismo, tanto el radicalismo con la presidencia, como Pichetto como ex candidato a vicepresidente”.

Frente a escenario, los compañeros de Pichetto en la Auditoría General de la Nación salieron al rescate del ex senador. “Quien designa a los empleados es el cuerpo de Auditores Generales y no un integrante de manera individual”, precisaron en el entorno del presidente de la AGN, Jesús Rodríguez, y del otro auditor de la oposición Alejandro Nieva. También afirmaron “que el organismo no incorporó esa cantidad de empleados”, pero no demostraron datos que contradigan lo expuesto por Ramón.

Pichetto eligió contestarle al diputado Ramón tres días después de que se conociera esta información. Dijo que sus declaraciones forman parte de una campaña que busca desprestigiarlo. Además, insistió que sus de acusaciones eran “infames” y “mentirosas”. “Denotan el desconocimiento de la ley y agravian a un organismo de la Constitución, la que le sugiero que lea para evitar papelones”, se defendió ayer por la tarde el ex senador a través de Twitter.

El diputado por Mendoza comenzó a difundir esta información el domingo por la tarde. Hizo hincapié en que Pichetto forma parte de un espacio, Juntos por el Cambio, que permanentemente habla de la “austeridad”. “Todo el arco de Juntos por el Cambio se hace eco de la frustración de una ciudadanía que interpreta la política y el sistema de representación democrática como un ‘gasto'”, subrayó Ramón. Así reflejó la contradicción de la coalición opositora, que mientras en publico pronuncia estos discursos, en la AGN, organismo que controlan, crearon 292 cargos “para aguantadero político”, según el mendocino.

“Pocas veces ha quedado en evidencia, de manera tan contundente, el doble discurso que Juntos por el Cambio, que por lo general disimula”, expresó Ramón. “Exigen el ajuste y el achicamiento del Estado como regla general, pero en el área que ellos gestionan, hacen exactamente lo contrario”.

Pichetto asumió el cargo de auditor en la AGN después de 26 años como legislador en el Congreso. Ya tenía todo listo para alejarse de la política, con 69 años de edad. Pero su salto a Juntos por el Cambio, donde acompañó a Mauricio Macri en la fórmula presidencial, le dio una nueva oportunidad. Así el pasado 23 de julio juró por un nuevo cargo público.

La elección de la coalición opositora para que Pichetto sea quien represente a la principal oposición parlamentaria no estuvo exenta de discusiones internas dentro de Juntos por el Cambio pero finalmente el PRO le ganó la discusión a la UCR y terminó por colocar allí al ex compañero de formula de Mauricio Macri.

Fuente. Pagina12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *