CIUDAD

JxC juzga las mediciones provinciales, mientras exige “transparencia”

“¿Cómo pretenden que sigamos creyendo en las medidas que se toman si ocultaron información?” lanzó en tuit Pablo Romera, secretario privado del intendente Héctor Gay, abriendo un juicio de valor acerca de nuevo sistema de conteo de casos positivos y fallecidos por coronavirus en la Provincia, y en un claro alineamiento con los diputados y senadores nacionales de Juntos por el Cambio en el que acusan al gobernador bonaerense de “irresponsable” y de manipular las cifras.

JxC juzga las mediciones provinciales, mientras exige “transparencia”

En una mezcla de cátedra de ética política y “¿academica?” de comunicación social, Pablo Romera publicó en la red social preferida por los políticos: “Una de las premisas más importantes en la comunicación de crisis es la TRANSPARENCIA, mostrar los hechos tal y como son, es el único camino para ser creíbles y que la sociedad acompañe con confianza una causa u objetivo”.

Romera avanzó con los deberes locales de Juntos por el Cambio, alineándose con el comunicado que diputados y senadores de su partido dieran a conocer calificando el nuevo sistema de conteo de casos positivos y fallecidos por coronavirus en la Provincia, como “un acto de irresponsabilidad manifiesta de parte de un gobernador que ha confiado la gestión de la pandemia a funcionarios de dudoso profesionalismo”.

Si bien la tan mentada “tregua” electoral entre oficialismo y oposición tuvo una corta vida a nivel nacional y provincial, en el plano local, es quizás menos disimulada, no tanto por sus actores políticos-funcionarios en sí, como por la población en general.

Bahía está lejos de sanear “la grieta”, y en visperas ya de un reordenamiento electoral, en la previa de unas legislativas que serán determinantes para el destino del país, menos aún.

En principio, y sin ahondar en frases hechas que pueden rememorar militantes un tanto mayores que Romera, pero sí su jefe comunal, “la casa no está en orden” en la vieja “puerta y puerto del Sur Argentino”.

El secretario privado del intendente dispara en una secuencia de tuits: “Seis meses después de comenzada la pandemia, nos informan qué hay 3523 personas fallecidas por COVID-19 que no fueron contabilizadas. ¿Cómo pretenden que sigamos creyendo en las medidas que se toman si ocultaron información?”.

En una visión moderada, de la posición asumida no por Romera en particular, sino por Juntos por el Cambio en general, el mismo ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, reconoció que la demora y deficiencias en la carga de datos ocurrió en todo el mundo, incluso en sistemas más preparados que el de la Provincia.

En un esfuerzo por defenderse de lo que terminó siendo un sincericidio, Gollán hasta publicó una tapa del diario ABC donde denuncian que las muertes totales son más del doble que las oficiales que registró el gobierno hasta el momento: 53.000 estimadas, contra “apenas” 24.000 registradas.

Y sustentó su posición con datos de la realidad para los que claramente ningún país del mundo estaba prevenido, como por ejemplo, el desarrollo de un Certificado de defunción digital.

Nadie en Argentina, ni JxC , ni el FdT esperaba procesar hasta más de 300 muertos diarios.

Se desprende por obviedad que la TRANSPARENCIA que exige y vocifera Romera y su partido no era plausible.

Sobre el derecho al acceso a la información, como derecho constitucional, en cualquier contexto pero particularmente en el marco de la pandemia actual, todxs los profesionales de la comunicación adherimos, particularmente los que tuvimos de aprobar una formación academica para el ejercicio de esta profesión que aún se debate sin colegiación, matriculación y entre varios grandes periodistas de oficio.

Pero rasgarse las vestiduras, acusando a la gestión provincial de ”manipular los datos” de los fallecidos, cuando en reiteradas oportunidades los profesionales de la salud bahiense pedían auxilio públicamente por la situación en los hospitales privados y públicos; cuando es noticia desde ayer que el hospital privado maternal por uso y costumbres, no da mas; cuando el mismo Hospital Muncipal debió suspender sus funciones también por 10 días, y mas o menos los mismos motivos, la denuncia desde Bahía Blanca de Romera no puede ser mas que oportunismo politico, hacer bien los deberes para su partido sin desgastar la imágen de su jefe,  o los 5 minutos de fama que tiene bien ganados un joven funcionario comunal, en un puesto clave, sin techo de trayectoria política, pero sin mas militancia social y profesional que la que puede esgrimir en este mandato de Héctor Gay.

De hecho la oposición bahiense ya tomó el guante con el cambio de fase en la ciudad, que la concejala y médica Gisela Ghigliani calificó como fruto de ” la inoperancia municipal” y que también vino a anclar en la realidad el propio Jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, Salvador Giorgi.

Y es lúcido pareafrasear que “no todo lo que reluce es oro”, o no debes mirar “la paja en el ojo ajeno”.

Por el comienzo de lo que llamábamos cuarentena, Héctor Gay ofrecía al igual su socio electoral de la UCR, Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, las camas de terapia intensiva de la ciudad para demostrar solidaridad social ante la pandemia.

A Morales le estalló en la cara. Gay todavía resiste con un blingaje comunicacional histórico e irrufutable. Pero a veces, solo a veces, no solo “billetera mata a galán”. La realidad también.

Fuente: Gabriela Noguera para sintinta.com.ar /Foto: MBB

 

 

 

Sin comentarios en “JxC juzga las mediciones provinciales, mientras exige “transparencia””

Deja tu comentario