CIUDAD

Dueños de gimnasios denunciaron “discriminación” y exigen reabrir

En un comunicado, la CAFIDE (Cámara de Actividades Físicas y Deportivas de Bahía Blanca) exigieron al intendente Héctor Gay que interceda con Provincia para garantizar el regreso a la actividad, a partir del 18 de agosto con todos los protocolos sanitarios para clientes y colaboradores.

Dueños de gimnasios denunciaron “discriminación” y exigen reabrir

La Cámara de Actividades Físicas y Deportivas de Bahía Blanca (CAFiDE) difundió una carta dirigida al intendente Héctor Gay, autoridades municipales y legisladores provinciales, en la que expuso “la desesperante situación económica y familiar” que atraviesan los propietarios de gimnasios, complejos deportivos, centros de actividades físicas y otros espacios relacionados. En ese sentido, solicitó la “reapertura impostergable” para el 18 de agosto.

CAFIDE que funciona dentro del ámbito de la Corporación del Comercio y la Industria de la ciudad, sostiene que desde el 16 de marzo donde se produjo el cese de actividades por la cuarentena a esta parte, ya hay 15 establecimientos que han cerrado sus puertas; y denunció discriminación hacia el sector.

“Venimos acumulando deudas de alquileres, sueldos, servicios (gas, luz, teléfono, internet), tasas municipales, impuestos provinciales, nacionales y demás gastos fijos que siguen llegando con total normalidad y puntualidad, llevándonos a una situación económica sostenible y agobiante”, describe el documento.

Los administradores de gimnasios sostienen en el texto que han acompañado las decisiones oficiales desde un primer momento, pero “a esta altura ya no las avalamos ni las comprendemos”.

“Somos un sector abandonado por parte de las autoridades, porque el desconocimiento que se tiene del mundo de esta actividad y sector comercial se ancla en el erróneo concepto de actividad recreativa, masiva y social”, afirman, al mismo tiempo que agregan que es “una interpretación errónea que nos deja en la última etapa de reapertura”.

Desde CAFIDE manifiestan que las obligaciones impositivas y las cargas laborales se mantienen, y las ayudas estatales del ATP e IFE “apenas resultan paliativas” frente a la falta de producción.

En la continuidad del comunicado, los propietarios señalan que han elevado pedidos formales al municipio y al gobierno provincial, sin obtener ningún tipo de respuesta.

La Camara de Actividades Físicas y Deportivas de Bahía Blanca interpreta que, a la fecha, existe discriminación hacia nuestro sector, dada la prohibición de ejercer el derecho a nuestro lícito trabajo y no responsabilizándose de coordinar e implementar las medidas de salvataje económico específicas para este sector”, apunta la misiva.

En este marco, CAFIDE exige al intendente Héctor Gay a que interceda ante las autoridades provinciales para “garantiza el levantamiento de la prohibición de trabajo que rige sobre el sector”.

“Somos un sector seguro que puede trabajar con respeto de la prioridad sanitaria. Tenemos una dinámica de trabajo cotidiana segura, que permite seguir y conocer los datos personales de quienes asisten a los gimnasios. Y en caso que fuera necesario, hacer el seguimiento de contactos sociales de los asistentes en caso que, algún alumno o profesor presentara algún síntoma de COVID”, aseguran.

Con relación a estas medidas, la cámara sostiene que “no ocurre con otras actividades comerciales habilitadas”.

“El COVID vino a quedarse por muchos meses más y debemos adaptarnos a convivir con él, por lo tanto ante tanta desidia y destrato, solicitamos a las autoridades la reapertura impostergable de nuestros lugares de trabajo a partir del 18 de agosto con todos los protocolos y cuidados para nuestros clientes y colaboradores, y convocamos a todo el sector deportivo a hacerlo, poniéndonos en la misma situación que el resto de los comerciantes habilitados a nivel local y provincial”, cierra el escrito con la firma de los principales referentes de la cámara.

Sin comentarios en “Dueños de gimnasios denunciaron “discriminación” y exigen reabrir”

Deja tu comentario