SALUD

La siempre polémica “píldora del día después”

A pesar de que su utilización genera voces a favor y en contra, su uso es cada vez más frecuente para evitar embarazos no deseados. ¿Qué es lo que hay que saber y cuáles son sus riesgos?

La siempre polémica “píldora del día después”

La anticoncepción hormonal de emergencia es un fármaco con acción anticonceptiva que permite prevenir un embarazo no planificado luego de tener relaciones sexuales de riesgo o no protegidas, por falla o no utilización de un método anticonceptivo.

En diálogo con Infobae, el Dr. Alejandro Martin Ideses -médico y sexólogo clínico, especialista medicina sexual y salud reproductiva- respondió las preguntas más frecuentes sobre su empleo y advirtió sobre los efectos de su uso frecuente.

Con muchas voces que aún se alzan en contra de su utilización por “acusarla” de ser abortiva, el especialista explicó.”No es abortiva sino anticonceptiva. Actúa con alta eficacia, aunque no del 100%, impidiendo que la mujer que la toma adecuadamente se embarace. No tiene ningún efecto una vez que el óvulo fecundado se ha implantado en la pared del útero.Para ser más claro: si ya se produjo un embarazo la pastilla no tiene efecto”, indicó.

Su principio activo o droga es una progesterona llamada levonorgestrel. La presentación más común es de una única pastilla de 1.500 mg (monodosis). La acción de esta progesterona es impedir la ovulación y, por ende, la fecundación. Si en el momento de la toma el óvulo ya ha salido del ovario,  la pastilla actúa sobre el moco cervical, una sustancia que se encuentra en el cuello del útero, modificandolo para impedir que los espermatozoides alcancen el óvulo.

“Para potenciar su efectividad la píldora llamada “del día después”, que a mi entender  debería llamarse “del mismo día”, se debe tomar lo antes posible luego del acto sexual de riesgo. Tiene una efectividad superior al 90% en las 12 horas siguientes al acto disminuyendo a medida que pasa el tiempo”, sostuvo Ideses.

El especialista se refirió a los efectos adversos que puede provocar su uso, tales como alteraciones en el ciclo menstrual, mareos, nauseas, vómitos, dolores abdominales y mamarios, como así también alteraciones significativas del ciclo menstrual.

Además destacó la importancia de conocer que este medicamento de emergencia no protege de ninguna de las infecciones de transmisión sexual (sífilis, gonorrea, HPV, VIH/SIDA, etc) y que no se aconseja más de dos tomas al año, por lo que no debe ser utilizada como método anticonceptivo regular. Se trata solo de un método “de emergencia”.

“De no existir ninguna contraindicación medica conocida, cualquier mujer que haya tenido un accidente que implique un riesgo de tener un embarazo no planeado, independientemente de su edad, puede recurrir a este método hormonal de emergencia, aconsejando que si se trata de una menor sea siempre asesorada y prescripta por un médico”, recomendó el experto. ”Una vez que se ingirió la pastilla, hay que esperar entre 15 a 20 días aproximadamente para ver si la mujer vuelve a tener su ciclo menstrual. Si no hay respuesta, es necesario hacerse un test de embarazo, recordando que no es un método 100% seguro”.

Finalmente, Ideses advirtió que esta pastilla no puede ser tomada regularmente como un método anticonceptivo y que no debe administrarse más de dos o tres veces por año. “Puede ocasionar efectos indeseables para la salud, ya que estamos ante la ingesta de una “bomba hormonal”: un comprimido es el equivalente a ingerir varias pastillas anticonceptivas de uso regular juntas, la cual puede traer cambios en la coagulación sanguínea aumentando el riesgo de trombosis, infarto o accidentes cerebrovasculares, entre otros daños severos”, finalizó.

Fuente: Infobae

Sin comentarios en “La siempre polémica “píldora del día después””

Deja tu comentario