CIUDAD

“Massa no va a solucionar los problemas de fondo de la Argentina porque no va a gobernar”

Aclaró el dirigente Dámaso Larraburu quien en un repaso de los 30 años de democracia en Argentina, evaluó los recientes comicios, vaticinó un 2014 “muy complejo para todos” en el que “habrá que trabajar para la gobernabilidad en todos los estamentos”; ratificó su “muy buena” relación con Bevilaqua y Breitenstein con quienes, dijo: “en lo personal nada me ha dividido”, y de paso, criticó la convocatoria de Scioli a los opositores.

“Massa no va a solucionar los problemas de fondo de la Argentina porque no va a gobernar”

“La gente siempre te ubica en el lugar que corresponde. Uno creía que el peronismo iba a ganar porque su acostumbramiento a las victorias, y lo infalible que era hasta aquella época, nos hacía pensar que el sólo poner la boleta arriba de la mesa, iba a significar votar a Italo Luder”. Sin embargo, “miles de peronistas votaron a Raúl Alfonsín,  porque se habrán sentido mucho más identificados con una propuesta más moderna, más abarcativa y más reflexiva que la nuestra, y ahí vino la derrota y el comienzo de la renovación del peronismo que nos permitió volver, por suerte”. De esta forma, el dirigente peronista Dámaso Larraburu recordó aquella primera elección democrática que puso fin al Proceso de Reorganización Nacional, daba comienzo al gobierno del líder del Movimiento de Renovación y Cambio, y marcaba la primera derrota del peronismo en su historia.

Avenido a la coyuntura, quien es hoy el armador político del Frente Renovador en la Sexta Sección evaluó los recientes comicios: “Massa ganó una elección de medio término, por la que va a tener legisladores nacionales, provinciales y municipales, quienes tendrán que cumplir con el compromiso de llevar adelante los proyectos que en campaña se anunciaron. Obviamente en algunos lugares vamos a tener mejor espacio de trabajo, por el número, ya que el trabajo legislativo requiere de consensos y de apoyo. De manera tal que Massa no va a poder solucionar los problemas de fondo de la Argentina, porque no va a gobernar la Argentina. Simplemente va a tener la responsabilidad de encarnar una tarea legislativa visible, concreta, y que posibilite generar proyectos que le cambien cosas a la gente”.

En diálogo con el programa “Un Toque” que conduce Alejandro Filippone, Larraburu reconoció que: ”como todo espacio nuevo nace con fortalezas y muchas debilidades”. No obstante observó que “ahora hay dos años de tiempo para visualizar una nueva etapa. No creo que sea el momento central de imaginar que hay que ponerse a militar de cara al 2015, porque tenemos el 2014 que va a ser muy complejo para todos -vaticinó-, y habrá que trabajar para la gobernabilidad en todos los estamentos“.

Pasado el 2014 -dijo en lo que podría entenderse como una intención- visualizar quizás, nuevas alianzas”.

Al ser consultado sobre la iniciativa del gobernador Daniel Scioli de convocar a los legisladores opositores “que proponen” sobre problemáticas específicas como la seguridad, Larraburu se lanzó a la crítica: “policía comunal es un tema que está en la legislatura. Yo creo que el gobierno de Scioli comenzó a decir que estaba de acuerdo con las policías municipales después del triunfo de las PASO del 11 de agosto”.

Sobre su vínculo con Bevilacqua

“Muy buena, muy buena, sí, sí” reiteró ante la pregunta de cuál es su relación actual con el intendente interino. “Yo no tengo mala relación ni con Bevilacqua, ni con Breitenstein” -a quien agregó por su cuenta ante la consulta.

“Podemos estar en situaciones o veredas opuestas, pero me parece que tenemos la misma visión de querer trabajar para una ciudad mejor” añadió. “Además es lo que corresponde” sostuvo.

Tenemos visiones distintas -ratificó-; él (Bevilaqua) trabajó muy fuertemente para el Frente para la Victoria, lo mismo que Cristian, y yo creí que era un tiempo distinto. Lo hablé con los dos, con Cristian cuando estaba cerrando las listas, y con Gustavo” relató.

En tal sentido apuntó: “Tanto uno como otro, entendieron que debían quedar trabajando, por así sentirlo, en el Frente para la Victoria, pero con ambos dos tengo un muy buen diálogo y en lo personal nada me ha dividido con ellos. Si puedo tener diálogo con gente que no es de mi partido, más lo voy a tener con compañeros con quienes transitamos por muchos años el mismo camino” consideró.

“Yo soy peronista y mas allá de los matices que tiene el peronismo, coincidimos en un tronco común que es el Movimiento Nacional Justicialista” concluyó.

 

 

 

 

 

Sin comentarios en ““Massa no va a solucionar los problemas de fondo de la Argentina porque no va a gobernar””

Deja tu comentario