CULTURA

Ingeniero White canta en La Casa del Espía

El próximo domingo 3, desde las 17 horas, se llevará a cabo en La Casa del Espía, el café de Ferrowhite (museo taller), el cuarto encuentro de “¿Lo decimos cantando?”, el ciclo que reúne a la pianista Sarita Cappelleti con sus alumnos de música de toda una vida. Este domingo es el turno de los más chicos. Vienen a sorprendernos con sus voces Abril, Melody, Lucía, Marisol, Florencia, Tania, Brenda, Daniel y Sol, jóvenes talentos de White, del Bulevar, del Saladero y del barrio Vialidad. Para disfrutar con las delicias que prepara en su cocina la legendaria Anita Cholakis.

Ingeniero White canta en La Casa del Espía

Sarita lleva adelante un taller de canto en la Asociación “La Siempre Verde” en el que todos los martes estos chicos aprenden a vocalizar, pero sobre todo, dice la Señorita Cappelletti, “aprenden a escucharse”.

Sara Graciela Cappelletti es hija de Élida Brígida Di Lorenzo, eximia cocinera y diletante de la ópera, y de Luis Capelletti, recordado maestro de maquinistas de la escuela “Carlos Gallini” de La Fraternidad.

Sarita comenzó su educación musical asomada a la ventana de su casa natal, en calle Avenente, escuchando a su vecina la pianista Dorita Scotti. Su primera presentación pública fue, justamente, en “La Siempre Verde”. Trece años tenía en aquel momento y desde entonces no paró: “para mí el hecho de que se corra el telón me hace sentir realizada, no tengo problemas de pánico escénico ni nada que se le parezca”.

Sarita se reconoce “tanguera”, aunque en la raíz de su trayectoria están el blues y el rock, dos ritmos que poca gente escuchaba por estos pagos cuando la jóven Sara se interesó en ellos. “Igual -confiesa- lo mío fue siempre la docencia… treinta años en las escuelas medias… saber que alguien está viviendo de la música es para mí la mejor cosecha, es innegable que uno se siente pleno, porque la locura que uno siembra no fue en vano”

Sin comentarios en “Ingeniero White canta en La Casa del Espía”

Deja tu comentario