POLITICA

¿Se vienen cambios en el ejecutivo provincial?

El gobernador Daniel Scioli realizará cambios en el Gabinete y se estima que comiencen en noviembre. Quiénes tienen la puerta de salida asegurada, quiénes se quedan, quiénes cambian de roles y quiénes vendrían.

¿Se vienen cambios en el ejecutivo provincial?

Para después de las elecciones generales el mandamás bonaerense, Daniel Scioli, tiene pensado varias modificaciones en el Gabinete. Esto implica la salida de algunos funcionarios y la llegada de otros.

Pero no sólo eso, el Gobernador también analiza una serie de enroques. Por otra parte, no se descarta que algunos peguen el salto y terminan en el Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner.

Los que están en el centro de los rumores:
Martín Ferré: El ministro de Desarrollo Social tiene dos años de mandato en la Legislatura y anda con ganas de regresar a ella. Pero Scioli le pediría que asuma como secretario general. Si Ferré no vuelve a la cámara, continúa el randazzista Mario Caputo. El Gobernador y el ministro del Interior están cerca de sellar un acuerdo político, y Scioli no lo perjudicaría.

Nora de Lucía: La directora general de Cultura y Educación tiene mandato de senadora hasta 2015, y se especuló con su posible vuelta a la cámara alta. Sin embargo, es altamente probable que se quede por lo menos hasta marzo, después del cierre de las paritarias, que significarían un desgaste demasiado pronto para un nuevo ministro. Ella se quiere quedar.

Cristina Alvarez Rodríguez: La ministra de Gobierno es mencionada como una de las candidatas a ocupar Desarrollo Social si se va Ferré. En cuanto a su cartera, allí Scioli ubicaría a un dirigente con conocimiento en armado territorial. Quien tiene ganas de que lo convoquen para ese lugar es el flamante ministro de Seguridad.

Alejandro Granados: Toman fuerza los rumores sobre un paso breve por Seguridad. El sueña con reemplazar a Cristina Alvarez Rodríguez en Gobierno. De todos modos, si Scioli se lo pide, se quedaría al frente de la cartera más candente. Si se va puede ser el turno de un policía al frente de la fuerza. ¿Paggi?

Alejandro Arlía: Desde hace mucho se echan a rodar versiones de su salida de la cartera de Infraestructura. Habría llegado el momento. El ministro ha buscado un paraguas que no consigue en funcionarios nacionales a través de la peña de Carlos Kunkel, y espera un llamado de Balcarce 50.

Eduardo Camaño: Sin objeciones sobre su labor en la Secretaría General, el ex diputado nacional y ex Presidente estaría un tanto agotado de la tarea que suele ponerlo a menudo al frente de desgastantes negociaciones con los gremios, entre otras labores administrativas. Le gusta la política, y se sentiría cómodo como asesor de Scioli, y como armador del proyecto 2015, con un rol preponderante en el contacto con dirigentes de otras provincias.

Alejandro Collia: El titular de Salud tiene muchas chances de emigar a la cartera sanitaria nacional, que Luis Manzur dejaría para regresar a Tucumán con la mira en 2015. Scioli preferiría retenerlo en su gabinete.

Oscar Cuartango: El ministro de Trabajo mantiene su dependencia en orden y sin grandes conflictos que lesionen las posibilidades futuras de Scioli, y eso le garantizaría continuidad, si no desea irse. Pero se supo que el Gobernador posiblemente lo proponga como fiscal de Estado, el premio que otros quisieron y el abogado podría conseguir por su tarea al
frente de la cartera laboral y sin objeciones en el Senado.

Cristian Breitenstein: El ministro de la Producción se cansa de repetir que no regresará a la intendencia de Bahía Blanca. Asegura que se queda, y acompañará “a Scioli donde sea”. No habría cambios.

Gustavo Arrieta: El titular de Asuntos Agrarios continuaría. Está en el lugar 15 de la lista de diputados nacionales, por lo que difícilmente acceda a la banca. Si bien el intendente de Cañuelas en uso de licencia tiene la secreta ilusión de un cargo nacional, es un tema que en su entorno prefieren callar.

Ricardo Casal: Después del reciente desdoblamiento con Seguridad, el ministro de Justicia continuaría al menos un tiempo más al frente de esa cartera, mientras tenga temas pendientes que resolver con la Jefatura de Gabinete.

Los seguros y otras alternativas:
Alberto Pérez: El jefe de Gabinete, persona de máxima confianza de Scioli, es quien decide los cambios ministeriales. Su rol en el armado con su gente de confianza es clave para estos dos años de gobierno y para el armado a futuro.

Gustavo Marangoni: El titular del Banco Provincia es de extrema confianza del Gobernador, y no habría modificaciones en sus tareas, más allá de incrementar sus responsabilidades en el armado político, y más allá de ser un nombre que siempre suena para ocupar un ministerio o la Secretaría General.

Santiago Montoya: A cargo del grupo Bapro y responsable de las capturas on-line. Es otro de los posibles trasplantados a otro lugar, pero seguiría en el grupo con responsablidades de armado y, junto a Marangoni, de contactarse con economistas que se sumen al proyecto.

Silvina Batakis: Sueña con completar todo el período del Gobernador al frente de Economía, pero algunas versiones indican que allí Scioli podría hacer retoques, aunque la funcionaria seguirá vinculada a la gestión, como ministra o en otra área.

Mariano Cascallares: Al presidente del IPS también se lo mencionó como posible ministro de Desarrollo Social. Está cómodo en el Instituto de Previsión Social, y seguir allí no le impediría continuar con su carrera en Almirante Brown, donde se presenta como candidato a concejal. En caso de ser ministro se le complicaría más hacer política distrital.

Martín Di Bella: El titular de ARBA confía en seguir. De todos modos, es probable que se mude de oficina, con destino a otro organismo de importancia del gobierno.

Alfredo Sivero: El Escribano General dejará el cargo antes de diciembre. Podría regresar como director del Banco Provincia.

El resto: No se descarta que Scioli realice modificaciones en secretarías y subsecretarías. Hay incertidumbre.

Los que podrían venir:

Iván Budassi no es un sciolista de la primera hora, sin embargo suplió con proyectos la falta de antigüedad. Sus propuestas, tomadas por el mandatario, le sirvieron para convertirse en poco tiempo en uno de los legisladores del núcleo duro del Gobernador. Cuando el kirchnerismo proscribió al mandatario de las listas seccionales, Budassi, cuyo mandato vence en diciembre, quedó fuera de la Legislatura, aunque con chances de participar del gabinete. Primero se lo mencionó para Justicia, pero alllí fue reubicado Ricardo Casal. Se habló de Arba, de Desarrollo Social y de Infraestructura. Al ser consultado, el diputado aseguró no saber aún su destino. Aunque es casi un hecho que formará parte del nuevo staff.
En otro orden, Francisco de Narváez niega que pueda llegar a un acuerdo en el corto plazo con Scioli y ser parte de su tropa de cara al armado presidencial. No obstante, se coloca al “Colorado” como posible colaborador de Scioli. Y también se menciona a su candidato a diputado por La Plata, Gonzalo Atanasof.

Otro hombre que está con De Narváez por un acuerdo electoral, pero siempre mantuvo una buena relación con el mandatario provincial, es Franco La Porta.

El candidato a diputado por la Segunda sección de Unión Celeste y Blanco es probablemente otro de los nombres que se sumen si no accede a esa banca.

Fuente: La Tecla

Sin comentarios en “¿Se vienen cambios en el ejecutivo provincial?”

Deja tu comentario