POLICIALES

Fue desbaratada una banda que estafaba a usuarios de telefonía celular

Tras siete meses de investigación la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 18 de la Fiscalía General Departamental de Bahía Blanca, a cargo del agente fiscal Rubén Álvarez, logró descubrir y desbaratar el accionar de una asociación ilícita que operaba desde el interior del Instituto Correccional N° 1 de la ciudad de Coronda, provincia de Santa Fe.

Fue desbaratada una banda que estafaba a usuarios de telefonía celular

La investigación, encabezada por el fiscal bahiense, logró desbaratar el accionar de una asociación ilícita que operaba desde el interior del Instituto Correccional N° 1 de la ciudad de Coronda, provincia de Santa Fe, por parte de -al menos- tres personas que cumplían condenas de prisión por distintos delitos, entre ellos robos agravados y homicidio que cometieran en dicha jurisdicción.

Según se informó, Federico Ramallo, líder de la banda, junto con Gabriel Abramor y Marcelo Burgos, todos internos del Correccional, con el apoyo de algunos de sus familiares que colaboraban con la banda desde otra localidad de Santa Fe, la provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se dedicaban a estafar a usuarios de telefonía celular de la empresa Movistar; hecho que motivara el allanamiento del Instituto Correccional por parte del Agente Fiscal y que autorizara la jueza de Garantías de Bahía Blanca, Gilda Carmen Stemphelet.

Cabe señalar, que el grupo de trabajo de la fiscalía, dirigido por Álvarez y que integran Cecilia Valera y María Leopoldina Erezuma, determinó que desde la citada penitenciaría, simulando ser representantes oficiales de la empresa de telefonía celular Movistar y aprovechando los medios de las instalaciones de una radio “FM” que funciona en dependencias del Instituto Correccional Modelo de Coronda N°1, remitían miles de mensajes de texto SMS desde teléfonos celulares que tenían en su poder en el interior de la cárcel, cuyos chips (tarjetas SIM) iban cambiando periódicamente para evitar ser detectados.

Los mensajes eran remitidos a distintos usuarios de celulares que residían en la ciudad de Bahía Blanca -entre otras localidades de la República Argentina- mediante los cuales les comunicaban a los usuarios de Movistar haber ganado un premio por el hecho ser abonado del servicio de telefonía móvil que presta dicha empresa.

Los premios que, falsamente y por mensajes de texto, les comunicaban a las víctimas que se les había adjudicado, consistían en televisores LED, automóviles marca Renault y celulares Blackberry correspondientes a concursos que simulaban existir por parte de la empresa prestataria de telefonía, solicitando a los presuntos ganadores (estafados) que se comunicaran telefónicamente a otro número de teléfono que les indicaban y/o que ingresaran mediante internet a una página web creada por ellos y que también falsamente se le atribuía a la firma Movistar, a los efectos de coordinar la entrega dicho premio.

Todo ello a cambio del pago de los presuntos gastos de envío o seguro y patentamiento, según el caso, que era el objeto de la estafa que, por persona, oscilaban entre 200 pesos y 8.000, de acuerdo al tipo de premio simulado.

Aprovechando la existencia de la radio FM ubicada en el interior del penal, utilizaban las computadoras destinadas al desarrollo de la actividad radial para concretar sus planes delictivos relacionados con las maniobras propias de internet.

A su vez, también habrían contado con computadoras propias que, en principio por fuera de la reglamentación que la autorice, se encontrarían dentro de la unidad penitenciaria.

Concretamente, con este ardid, el usuario engañado creía que había ganado un premio que otorgaba gratuitamente la empresa Movistar y que se estaba comunicando con esta empresa para concretar su entrega y, así, llamaba por teléfono al número indicado por el SMS, siendo atendido, en la mayoría de los casos, por uno de los internos de la cárcel (Federico Ramallo -quien trabajaba de locutor en la citada radio-), que se presentaba como representante de la firma Movistar y le indicaba a la víctima los pasos a seguir para conseguir el premio.

Asimismo, se le remitía vía mail a la víctima, un comprobante para que proceda al pago de los gastos de envío y/o seguro y/o patentamiento, en este último caso, cuando el falso premio asignado era un vehículo marca Renault. Por otro lado, y en los casos de que el premio se tratara de un teléfono móvil Blackberry, además se le daba la opción a la víctima de cambiar dicho premio por otro teléfono de un valor mayor, abonando la diferencia de igual forma.

A fin de que la víctima realizara el mencionado pago, se utilizaban los servicios de “Cuenta Digital” y “Mercado Pago” (PAGO FACIL, RAPIPAGO, etc.). Finalmente, se le requería a la víctima que remita el comprobante pertinente escaneado al mail que utilizaban los imputados, para asegurarse del pago.

De esa manera, los integrantes de la banda obtenían el dinero depositado y disponían de él a través de diversas cuentas creadas digitalmente por internet mediante los sistemas de “Cuenta Digital” y “Mercado Libre”, haciéndose pasar por empresas inexistentes y luego efectuando compras o transferencias de dinero, a supuestas cuentas falsas abiertas, en la mayoría de los casos, a nombre de las propias víctimas.

Los sospechosos involucrados en las maniobras, por ahora, resultan un total de nueve personas. Los procedimientos de allanamiento en el día de la fecha se efectuaron en la mencionada unidad penitenciaria y en domicilios ubicados en la ciudad de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, disponiéndose además las detenciones de Federico José Ramallo, Juan Gabriel Abramor Muñoz y Marcelo Javier Burgos.

Dada la actividad indicada de la banda, su duración en el tiempo y sus efectos en distintas ciudades del país, podrían resultar cientos -y hasta miles- la cantidad de víctimas de estas maniobras, sean hechos consumados como estafas o sus tentativas y, por otro lado, el monto de lo efectivamente defraudado al presente se encuentra indeterminado ya que superaría ampliamente el de los casos efectivamente constatados.

Sin comentarios en “Fue desbaratada una banda que estafaba a usuarios de telefonía celular”

Deja tu comentario