MUNDO

Enrique Iglesias dijo ser más “integracionista” que hace 50 años

El octogenario uruguayo Enrique Iglesias, secretario general de las cumbres iberoamericanas desde hace ocho años y que se despide en Panamá de ese cargo, afirmó que “si era integracionista hace 50 años, hoy lo soy más”.

Enrique Iglesias dijo ser más “integracionista” que hace 50 años

“He servido durante casi medio siglo a América Latina y me llevo la idea de que el desarrollo era mucho más complicado de lo que pensábamos hace 50 años. Es un gran compromiso político”, aseguró en ciudad de Panamá, en su última cumbre como secretario general iberoamericano, en declaraciones a la agencia DPA.

Ocho años después de que los jefes de Estado y de gobierno de la Comunidad Iberoamericana lo colocaran en la cumbre de Salamanca al frente de una recién creada Secretaría General Iberoamericana (Segib), Iglesias se despide oficialmente en Panamá, en una cumbre a la que faltaron 12 de los 22 jefes de Estado.

De la XXIII Cumbre Iberoamericana no sale su sucesor. La decisión se aplazó hasta finales de enero para que no opacara los debates del encuentro. Hasta entonces, el uruguayo estará en funciones.

El nombre más probable, coinciden los círculos diplomáticos en ciudad de Panamá, es el de Rebeca Grynsdan, ex vicepresidenta de Costa Rica, secretaria general adjunta de la ONU y Administradora Asociada del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo).

Se trata de una figura secundaria en la escena iberoamericana. Pero su perfil no suscita suspicacias ni hiere susceptibilidades en ninguno de los miembros de la comunidad.

Esa característica fue una de las que en 2005 auparon a Iglesias a la Segib por consenso. Era amigo de todos. Y también una figura de prestigio internacional que había mantenido siempre una actitud equilibrada y crítica, sin casarse con la derecha ni con la izquierda.

“Es un infatigable zurcidor de voluntades”, dijo de él ayer viernes el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.
Nacido en Asturias, en el norte de España, emigró de niño con sus padres a Uruguay. Allí fue canciller en el primer gobierno democrático (1985-1988), tras 12 años de dictadura.

Economista, político y escritor, fue presidente de la conferencia que lanzó la Ronda Uruguay del GATT que dio lugar a la creación de la OMC (Organización Mundial de Comercio) y secretario ejecutivo de la CEPAL (Conferencia Económica para América Latina) en la difícil etapa de 1972 a 1985.

Para ponerse al frente de la Segib dejó en 2005 la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al frente del cual llevaba 17 años, donde impulsó un cambio de orientación para dar prioridad a los programas sociales, fortalecer la sociedad civil y mejorar la gobernabilidad.

Iglesias, según su deseo, seguirá viviendo a caballo entre Madrid y Montevideo. En la capital uruguaya tiene su Fundación Astur, que creó como “integrante de una familia de inmigrantes españoles” para devolver al país lo que éste le dio. Y en la española su vivienda y tendrá oficina y puesto de trabajo. Probablemente en el sector privado, según fuentes cercanas al uruguayo.

Fuente: Télam

Sin comentarios en “Enrique Iglesias dijo ser más “integracionista” que hace 50 años”

Deja tu comentario