DEPORTES

Boca se quedó con toda la alegría del Superclásico

Gigliotti convirtió para el 1 a 0 en un partido en el que River parecía tener la ventaja. Los hinchas millonarios alentaron a su equipo, a pesar de los incidentes que hubo en ceranías del estadio. Además, la hinchada de Boca alentó al equipo en Puerto Madero. Mirá el gol.

El superclásico del futbol argentino quedó en manos de Boca Juniors, que con un gol de Emmanuel Gigliotti a los 23 minutos de juego superó a River Plate 1 a 0 como visitante por la fecha 10 del torneo Inicial.

Con un estadio Monumental repleto de hinchas millonarios, el local fue superior en el desarrollo del juego pero no pudo capitalizar la ventaja.

El triunfo acerca a cuatro puntos a los dirigidos por Bianchi al líder del torneo Inicial, Newell’s Old Boys, y les da un fuerte envión anímico para encarar el último tramo del torneo argentino.

Síntesis

Al minuto llegó la primera emoción de la tarde, cuando toda la cancha pidió un penal inexistente de Fernando Gago sobre Andrada, otra con un cabezazo de Gabriel Mercado, 4 minutos más tarde, que se fue cerca del palo derecho, y una tercera, la más clara, a los 8 minutos, en un doble remate de Mercado y Lanzini, bien resuelto por Agustín Orión.

Ramón Díaz dispuso un 4-3-1-2 bien definido, con mucha marca y presión en el mediocampo y juego vertical de mitad de cancha hacia adelante. Y mereció, al menos, un gol en esos 10 minutos iniciales por fútbol y actitud.

Boca, con el mismo dibujo táctico, tardó 20 minutos en acomodarse, nunca encontró la pelota, pero igualmente se las ingenió para generar peligro ante la endeblez de la defensa de River.

A los 2 minutos Juan Sánchez Miño con un disparo exigió a Marcelo Barovero y a los 19 minutos el arquero local respondió de manera brillante ante un doble remate de Sánchez Miño y Gigliotti.

El equipo de Bianchi lució sólido atrás, con un buen partido de los dos centrales Daniel Díaz y Claudio Pérez, pero falló en la mitad de la cancha porque fue superado una y otra vez por su rival (se notó que Cristian Erbes no estuvo en su plenitud física).

Además nunca pudo descansar en Juan Román Riquelme, mucho menos en Sánchez Miño (juega con mucha desidia) y Gago tardó varios minutos en tener injerencia en el juego.

Pero cuando todos estos jugadores se conectaron por primera vez llegó la apertura del marcador con una sutil definición de Gigliotti, a los 22 minutos, tras una brillante jugada colectiva que inició Juan Román Riquelme por derecha y continuó Juan Manuel Martínez con un desborde y centro atrás.

River, a todo esto, tardó en asimilar el impacto, pero luego tuvo tres muy claras para empatar a través de Andrada (31m. y 38m.) y Carbonero (33m.).

Los primeros 45 minutos dejaron en claro una supremacía de River que no la pudo traducir en el marcador.

El inicio del segundo tiempo siguió la tónica del desarrollo del primero: el equipo local volcado en ataque y Boca replegado para jugar de contraataque.

Ramón Díaz puso a Leonardo Ponzio en lugar de Jonatan Maidana (que dejó la cancha con una contractura isquiotibial derecho), minutos más tarde a Rodrigo Mora por Andrada y finalmente a Osmar Ferreyra por Ariel Rojas. Si bien no modidificó el dibujo, el equipo ganó en frescura.

Bianchi, por su parte, mandó a la cancha a Gonzalo Escalante por Riquelme y el esquema varió. Boca pasó a jugar con un 4-4-2 más conservador.

River estuvo cerca del empate en dos ocasiones, primero con un remate de Lanzini (1m.) y después con otro tiro de Ponzio (7m.), que dio en el palo derecho.

En el medio, Boca pudo haber liquidado la historia con un disparo del ´Burrito´ Martínez (3m.), que se estrelló contra el poste
derecho.

Y después Gigliotti dejó el campo de juego (lesionado, acusó un golpe en la cabeza) e ingresó Claudio Riaño. Con esto Bianchi buscó sellar la victoria, de contra, con dos delanteros rápidos, pero perdió cabezazo en las dos áreas.

El partido, tras ese comienzo electrizante, cayó en un pozo y recién sobre los 38 minutos un cabezazo de Mora, que dio en el palo izquierdo, trajo algo de emoción, y luego otro frentazo de Gutiérrez, a los 46 minutos, que sacó Orión.

Luego no hubo tiempo para más y Boca volvió a ganar en la cancha de River después de cinco años. El último triunfo fue también por 1 a 0 (gol de Lucas Viatri) el 19 de octubre de 2008, por el torneo Apertura, torneo que consagró campeón al “xeneize”.

Formaciones

River: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Eder Alvarez Balanta, Leonel Vangioni; Carlos Carbonero, Cristian Ledesma, Ariel Rojas; Manuel Lanzini; Federico Andrada y Teófilo Gutiérrez. Entrenador: Ramón Díaz.

Boca: Agustín Orion; Jesús Méndez, Daniel Díaz, Claudio Pérez, Nahuel Zárate; Fernando Gago, Cristian Erbes, Juan Manuel Sánchez Miño; Juan Román Riquelme; Juan Manuel Martínez y Emmanuel Gigliotti. Entrenador: Carlos Bianchi.

Cambios en el segundo tiempo: en el inicio Leonardo Ponzio por Maidana (R), 11m. Rodrigo Mora por Andranda (R), 12m. Gonzalo Escalante por Riquelme (B), 18m. Osmar Ferreyra por Rojas (R), 22m. Claudio Riaño por Gigliotti (B), 39m. Federico Bravo por Gago (B).

Arbitro: Germán Delfino.

Estadio: River.

Fuente: El Gráfico

Sin comentarios en “Boca se quedó con toda la alegría del Superclásico”

Deja tu comentario