NACIONALES

Jorge Julio López, siete años de desaparición, impunidad, y silencio

“No puede desaparecer una persona y que nadie sepa nada”, protestó Rubén, su hijo. El albañil, testigo clave en la causa contra el represor Miguel Etchecolatz, desapareció el 18 de septiembre de 2006. La causa, sin avances

Jorge Julio López, siete años de desaparición, impunidad, y silencio

En el séptimo aniversario de su desaparición, no hay novedades acerca del paradero de Jorge Julio López.. “Lamentablemente, no hay esperanza”, definió hoy su hijo Rubén. Como muchos otros, mantiene la sospecha e hipótesis del secuestro, por parte de personal vinculado con la última dictadura cívico-militar. Y espera que alguien cante.

El testimonio de Jorge Julio López fue uno de los aportes claves en la causa contra el ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense entre marzo de 1976 y fines de 1977, Miguel Etchecolatz.
El ex comisario, mano derecha del ex general Ramón Camps, manejó 21 centros clandestinos de detención de la Provincia y fue el responsable de la ”Noche de los Lápices”, el operativo represivo que terminó con la muerte de 10 estudiantes secundarios en La Plata. Entre el largo listado de víctimas en su haber, se encontraba el albañil, quien sobrevivió al primer secuestro tras ser torturado cuando militaba en la juventud del peronismo.
Pero el 18 de septiembre de 2006, el día en que se producían los alegatos de su querella pidiendo la condena por genocidio y la perpetua para Etchecolatz -sentencia que finalmente se concretó-, López desapareció nuevamente y desde entonces se desconoce dónde está y qué sucedió.
“Son siete años de mucha investigación, lamentablemente nulos porque no sabemos lo que pasó”, comentó Rubén en diálogo radial.
Debido a la falta de información, señaló “que no están conformes” con la investigación, aunque espera que “la Justicia esté haciendo lo que pueda”. “No quiero pensar que no se hace más porque no se quiere”, expresó.

“Me van a preguntar si estoy conforme, y realmente no. No sabemos qué pasó, la Justicia no nos dice. A lo largo de todo este tiempo, hemos comprendido que el de mi viejo debe haber sido un testimonio importante. Hay alguien que se ha sentido asustado por su testimonio, no sólo por lo que dijo sino por las pruebas que pudo aportar”, sostuvo.

Y agregó: “Tal vez el error más grande que se cometió en este juicio es que se sentenció a Etchecolatz solamente en un principio, y no todas las personas que mi viejo nombró. Se dejaron libres a un montón de personas”.

Y les pidió en primera persona a quienes sepan sobre la desaparición de su padre que hablen: “Si sabés algo vení y contalo. No se puede tener tantos años a una familia sin darle información”.

El estado de la causa

La Unidad Fiscal que investiga los crímenes del terrorismo de Estado en La Plata anunció en los últimos días que está abocada al análisis y entrecruzamiento de más de cinco millones de llamadas telefónicas en la zona donde vivió Lopez, realizadas entre el 17 y el 18 de septiembre de 2006. Según explicaron,  la tarea pretende encontrar nuevos elementos para dar con el paradero y los responsables de la desaparición del testigo.
“La causa judicial se encuentra prácticamente paralizada. Hace 2 años que están intentando abrir unos discos para realizar los cruces de llamadas, que un chico de 15 años puede resolver cambiando la disquetera, y en el juzgado todavía no lo han hecho”, fustigó Miriam Bregman, quien fuera una de las abogadas de Jorge Julio López.
En diálogo radialla candidata a diputada del Frente de Izquierda y de los Trabajadores y del del Colectivo “Justicia Ya!” denunció hoy que “en los últimos años lo que prima es ir dejando que las pistas se pierdan en una maraña de problemas administrativos.

“Es una causa muy particular en la que reina la impunidad, pero que tiene muchas pistas, de dos tipos: las pistas que dirigen directamente al entorno de Etchecolatz, pero también tenemos a los que encubrieron todo esto, y todo conduce a la Policía Bonaerense“, fustigó la integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh).
El juez Humberto Blanco, que está cargo de la causa judicial, tiene actualmente 17 pistas abiertas autónomas sobre lo sucedido, cada una con diferentes apuntados y sospechosos. En total, fueron cerradas 34 vías de investigación, ya que de ellas no se desprendieron buenos resultados.
Hasta el 2008, la Policía bonaerense encabezó la investigación de campo. Pero la Cámara Federal de La Plata decidió apartarla de esa función, tras las sospechas de encubrimiento, y calificó los hechos que afectaron a López como “desaparición forzada”.
Pese a la extensa investigación realizada, aún no hay procesados ni detenidos por la desaparición del albañil.
Marchas por la memoria y contra la impunidad 
Agrupaciones, partidos políticos y organizaciones de Derechos Humanos nucleados en el Encuentro Memoria Verdad y Justicia (EMVyJ) realizarán hoy una marcha a las 18, desde Congreso hasta la Plaza de Mayo.
Con la consigna “Siete años de impunidad y encubrimiento: el Gobierno es responsable”, las organizaciones reclamarán la reactivación de la investigación y la aparición con vida del testigo.
La jornada de protesta coincide con el día en que López desapareció cuando salía de su domicilio en la localidad de Los Hornos. Se dirigía a los tribunales de La Plata, para asistir a la audiencia de alegatos en el proceso.
Agrupaciones de DDHH convocantes como la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos e HIJOS-La Plata denunciarán lo que consideran “una trama extensa de complicidades” que impiden que avance el expediente paralizado.
En tanto, a las 14 se realizó una actividad en la puerta donde residía López, entre las calles 69 y 140 de Los Hornos. Con la participación de su hijo, se colocó una baldosa blanca – también denominada como ”marcas urbanas”- con el nombre y la fecha de desaparición a modo de homenaje. La iniciativa tuvo el impulso y la aprobación del Consejo Deliberante de La Plata.
“Este es un granito de arena en un gran reclamo que hacemos. Todas estas actividades no me dicen dónde está mi viejo, ni qué pasó, pero contribuyen a seguir pidiendo justicia”, aseguró su hijo, emocionado.
Fuente: Infobae
Sin comentarios en “Jorge Julio López, siete años de desaparición, impunidad, y silencio”

Deja tu comentario