CIUDAD

“Vergüenza debería darle a la gente que está arriba de las máquinas para topar un rancho”

Es el testimonio de uno de los habitantes de Villa Quilmes que por estas viven con sufrimiento el desmantelamiento de sus viviendas precarias. Muchos piden tiempo para organizarse y ser trasladados a sus nuevos hogares del Plan Federal sobre Avenida Arias. Consideran intimidatorio que se les haya cortado la luz para apresurar su desalojo.

“Vergüenza debería darle a la gente que está arriba de las máquinas para topar un rancho”

“Estoy un poco enojada porque Valerio -Rubén, secretario de Obras Públicas de la comuna-, prometió que nos iba a dar una casa con todos los servicios y las casas nos la dió, son hermosas, estoy muy agradecida,  pero allá no tenemos servicios ni nada, y ahora nos vienen a sacar con camiones y con la policía”  dijo María, una de las vecinas de calle Neuquén al 200, de Villa Quilmes, que por estas horas está siendo desalojada de su histórica residencia.

“Las llaves me la dieron el jueves, y nadie me vino a avisar cuánto tiempo me daban para irme a mi casita” relató la mujer.

“Ahora nos cortaron la luz porque dicen que nos tenemos que ir ya, y la gente que no tiene casa, ¿donde va a ir?” preguntó María consternada.

Su preocupación tuvo sentido a través del relato de su nieta, que vive también en la villa: “yo no tengo donde ir, y no me quieren dar una casa porque estoy con mi marido y no tengo hijos, pero hoy tengo que dejar mi casa” contó en diálogo radial.

En tanto, los camiones municipales siguen cargando pertenencias de los vecinos del lugar, las palas excavadoras levantaban los restos de las rusticas viviendas.

Otro de los vecinos sostuvo “yo de acá no me voy a trasladar hasta que no terminen de pintar y limpiar la casa que nos dieron. Ayer estuvieron mi hija y mi yerno limpiando y pintando porque me dieron una lata de pintura como si yo la fuera a mendigar a la Muncipalidad”.

“Quiero aclarar una cosa -puntualizó el hombre molesto-,  acá hemos pasado muchos gobiernos  pero ni los militares nos vinieron a echar o a sacanos a las patadas como quieren hacer ahora”.

Apostado frente a su hogar, el vecino apuntó: “Ellos atrás de la política, como cuando los presos se revelan, nos cortan la luz y el agua. Nosotros no somos presos. Nosotros estamos acá y cuando pueda me voy. Pero nos tienen que dar un tiempo. Yo acá tengo unas rejas, que son buenas, que las tengo que poner en la casa nueva, y si yo las mando a hacer de vuelta no saben el dinero que me cuestan” fundamentó ante el periodista que lo entrevistaba.

“Vergüenza debería darle a la gente que está arriba de las máquinas para topar un rancho” afirmó indignado.

Foto: ilustrativa

 

Sin comentarios en ““Vergüenza debería darle a la gente que está arriba de las máquinas para topar un rancho””

Deja tu comentario