POLITICA

Macri admite que el establishment trabaja para debilitar al gobierno nacional

El jefe de gobierno porteño reconoció que son los mismos que promovieron su alianza con Massa, pero aseguró que ese acuerdo termina el 28 de octubre.

Macri admite que el establishment trabaja para debilitar al gobierno nacional

Con un raid de entrevistas en medios gráficos afines a su gestión, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, lanzó ayer su candidatura presidencial para 2015.

El alcalde porteño brindó reportajes a los diarios Clarín, La Nación y Perfil, y en todos los casos anunció su voluntad de presentarse a la primera magistratura en los próximos comicios nacionales. También puso fecha límite a su acuerdo electoral con el intendente de Tigre y candidato Sergio Massa, y se refirió a lo que llamó “el círculo rojo”: un espacio formado por grupos de influencia  que impulsaban una alianza del PRO con el Frente Renovador y el sciolismo, del que Macri no excluyó al multimedios Clarín.
El alcalde de la Ciudad sostuvo que el entendimiento alcanzado con el intendente de Tigre Sergio Massa para las PASO fue fruto de una necesidad coyuntural y que por eso “finalizará el 28 de octubre”, un día después de las elecciones generales. En ese sentido, reconoció que el único objetivo de ese acuerdo con el massismo fue “ponerle un freno al kirchnerismo”.
Sobre el enigmático “círculo rojo”, Macri explicó que lo integran representantes de diferentes ámbitos del poder y algunos medios de comunicación. Sin dar nombres propios, remarcó que ese grupo está conformado “por personas del mundo del hacer, del pensar”, y que su principal objetivo es juntar dirigentes de diferentes partidos para “frenar al kirchnerismo”. A lo que agregó en su entrevista con Perfil: “Había más un deseo de gente que quería terminar con el ciclo de prepotencia”.
También reconoció que los miembros del “círculo rojo” son los mismos que hace dos años lo quisieron juntar con el ex presidente interino Eduardo Duhalde.
El mandatario porteño subrayó que, a pesar de no poder concretar la alianza pretendida, estos sectores “hoy están tranquilos” porque consideran que en el gobierno de Cristina Fernández “hay debilidad”.
Cuando el periódico Perfil le preguntó a Macri si el diario de Héctor Magnetto y Ernestina Herrera de Noble integra ese armado, el alcalde no lo negó. “No lo personalizaría en alguien”, se limitó a decir.
Detalló que los partícipes del “círculo” entienden al kirchnerismo como un ciclo “agotado” y que “sentían que se necesitaba más para marcarlo”, en referencia a sus intentos por acercar al PRO con el massismo y el sciolismo. “La elección de las PASO mostró que comienzan nuevos rumbos, y el desafío empieza a ser quién es capaz de contener, ampliar, construir más esperanza y más futuro para los argentinos, porque no alcanza con que se termine el kirchnerismo”, sostuvo Macri, y agregó: “Acá hay que llenar de contenido la oportunidad de construir algo mejor.”
En todas las declaraciones periodísticas publicadas ayer, el jefe del PRO se encargó de dejar bien en claro que no declinará sus aspiraciones presidenciales de cara a los comicios de 2015. “Voy a ser el presidente del cambio”, afirmó, y se refirió a una singular estrategia electoral estudiada por su asesor político, Jaime Durán Barba, según la cual el “no peronismo” del PRO no debería perjudicar sus aspiraciones ante el electorado.
Fuente: Tiempo Argentino
Sin comentarios en “Macri admite que el establishment trabaja para debilitar al gobierno nacional”

Deja tu comentario