SALUD

Muerte súbita en el deporte: las claves para prevenirla

El deceso del futbolista del Deportivo Laferrere, Héctor Sanabria, vuelve a poner la mirada sobre la importancia de brindar a los deportistas condiciones “cardioseguras”.

Muerte súbita en el deporte: las claves para prevenirla

Por cada minuto que pasa desde que se produce una muerte súbita se pierde un 10% de posibilidades de resucitar a la víctima. De modo que después de los cinco minutos, las chances de resucitarla ya es menor al 50%. En este contexto, contar con personal capacitado en maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) y equipos de desfibrilación resultan claves a la hora de salvar una vida.

“La muerte súbita es un deceso inesperado, que ocurre sin síntomas previos o con síntomas en la hora previa a la participación en el deporte -que, por supuesto, el deportista no advierte que son del corazón-“, definió en una entrevista con DoctorVid el doctor Roberto Peidro, médico cardiólogo y especialista en medicina del deporte.

Si bien el experto aclaró que, al igual que sucede con otras cuestiones de la medicina, la muerte súbita no se puede evitar en un 100%, sí enfatizó que se pueden minimizar los riesgos a través de la prevención primaria y secundaria.

“La prevención primaria en el deporte consiste en los chequeos precompetitivos”, afirmó Peidro para luego añadir: “Los chequeos deben realizarse tal como están reglados, según la edad, por distintas sociedades médicas del mundo; nosotros lo hemos escrito para la Sociedad Argentina de Cardiología. De esta manera se busca minimizar los riesgos de la muerte súbita”.

En cuanto a las medidas de prevención secundarias, el especialista expresó que son las que se toman en el momento en que ocurrió el hecho: “es decir, tiene que haber personal capacitado para hacer maniobras de reanimación y, lo más cercano posible, los cardiodesfibriladores -porque el 90% de los casos de muerte súbita se debe al corazón, y de éstos, el 90% a una arritmia grave llamada fibrilación ventricular-. De modo que con un aparato puede en ese momento solucionarse el problema”, subrayó Peidro.

Según señaló, contar con estas dos herramientas –personas capacitadas en RCP y un equipo de desfibrilación- permite minimizar mucho los riesgos de alguien que tiene una muerte súbita. “Si tenemos todo al lado y podemos actuar en los primeros segundos, tenemos una posibilidad que va entre el 70 y el 80% de poder salvarlo”, graficó.

Consultado acerca de qué sucede en el corazón de los deportistas profesionales, Peidro explicó que“durante el esfuerzo hay una sobrecarga importante del aparato cardiovascular, generado porque el corazón se está contrayendo en forma más importante, está latiendo en forma más importante -son muchos los latidos cardíacos-, está aumentando la demanda de oxígeno por parte del corazón y existe el estrés mental, es decir la adrenalina generada por la competencia, que a su vez acelera ciertos elementos eléctricos del corazón para que pueda generarse una arritmia”.

No obstante, indicó que -en general- la muerte súbita se produce en las personas que tienen una afección de base: “Por lo general, hay un enfermedad aunque a veces está tan escondida que no la podemos detectar”, comentó.

BUENOS EJEMPLOS

El equipo desfibrilador permite restablecer el ritmo normal del corazón cuando se produce una fibrilación ventricular. En el país ya hay aparatos de este tipo instalados y personal capacitado en RCP en algunos estadios deportivos, estaciones de ferrocarril, aeropuertos y algunos shoppings y por este motivo reciben el nombre de áreas cardioprotegidas.

No hay que olvidar que las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) podrían salvar a más de la mitad de las 40.000 víctimas de muerte súbita que se producen al año en la Argentina.

Fuente: Doctor Vid

Sin comentarios en “Muerte súbita en el deporte: las claves para prevenirla”

Deja tu comentario