CIUDAD

“No es cierto que la apertura dominical genere mayor consumo”

Sostuvo a través de un comunicado, la Corporación de Comercio, Industria y Servicios local, quien de esta forma fijó su posición de apoyo al proyecto que la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) enviara al Congreso de la Nación para que los comercios vuelvan a cerrar los domingos.

“No es cierto que la apertura dominical genere mayor consumo”

 ”No es cierto que la apertura dominical genere mayor consumo, ya que el presupuesto familiar tiene sus límites y lo que no se consume el domingo se consume durante el resto de la semana” sostuvo la Corporación de Comercio, Industria y Servicios local, quien de esta forma adhiere al proyecto de cierre dominical propiciado por CAME

En tal sentido, la gremial empresaria local fundamentó: “Miles de pymes se ven obligadas hoy a trabajar de lunes a lunes para competir con hipermercados y shoppings, privando a los empleados del merecido feriado de los domingos, impidiéndoles el descanso, el esparcimiento y dedicación de tiempo a sus familias y amistades”.

Al respecto, la iniciativa de CAME cuestiona el sentido de  la ganancia del actual  del esquema de producción y empleo, que al eliminar el descanso dominical genera alienación y estrés sobre trabajadores y empresarios.

Las consideraciones del proyecto reconocen que en la mayoría de las economías del mundo, el consumo es el movilizador de la producción, del empleo y de la inversión, porque en la medida que la población consume las empresas invierten, producen y generan empleo. De hecho, en la Argentina, el 79 % del Producto Interno Bruto (PIB) se explica por la demanda de consumo, ya sea de bienes o de servicios.

Sin embargo, la cámara nacional empresaria sostiene que tan real como eso es que las familias tienen un presupuesto limitado para asignar al consumo durante el mes. Si los comercios no abren sus puertas al público los días domingos, lo que el individuo deja de adquirir en esa jornada será comprado en otro día de la semana. La modificación del comportamiento sería automático: la gente en vez de ir de compras los domingos, fraccionaría su demanda de lunes a sábados, como sucede en muchos países del mundo, sin reducción ni del consumo, ni de la producción, ni del empleo.

Asimismo, desde el punto de vista económico, la CAME afirma que la apertura dominical no incrementa el consumo agregado de la sociedad, solo modifica el patrón de compras. El núcleo de esa modificación es que el domingo se convierte en un día destinado al consumo abundante, donde los mayores beneficiados son los grandes comercios que ofrecen al público un espacio donde pasear y consumir a la vez. El patio del hogar, la mesa de familia, el living del café, todo se traslada a ese gran espacio comercial comunitario desconectado, donde simultáneamente miles de personas conversan, caminan y compran, pero también se ignoran. Mientras tanto y para que eso sea posible, miles de trabajadores pierden el día dominical de descanso.

Sin comentarios en ““No es cierto que la apertura dominical genere mayor consumo””

Deja tu comentario