DEPORTES

Fútbol para todos y algunas rarezas de la nueva normalidad

El parate del campeonato local llevó a que la avidez por la pelota gire alrededor de ligas inusitadas. La campaña del técnico argentino en la segunda división inglesa abrió el interés por otros campeonatos poco habituales.

Fútbol para todos y algunas rarezas de la nueva normalidad

El parate del fútbol argentino, debido a la pandemia y a su consecuente cuarentena, hizo que el interés por los campeonatos internacionales crezca incluso hasta indagar en torneos no habituales. Con sus diferentes costumbres y atractivos, las cuatro ligas más importantes de Europa se repartieron (y reparten) tensiones que, más allá de algún que otro vuelco de turno, terminaron en el mismo lugar previo al corte continental o, en su defecto, camino a concluir igual que casi todos los años.

 La liga inglesa fue un ejemplo de novedad sin sorpresa. El Liverpool de Jürgen Klopp ya había “campeonado” en la previa pese a que la matemática todavía conservaba su ciencia en pleno. Claro, lo logró después de 30 años y por primera vez desde que existe la Premier League como tal. Algo similar, en cuanto al desarrollo, sucedió con el Bayern Munich en Alemania. Pero en este caso no se trató tanto del poder propio, que decae con los años, sino gracias al temor de sus competidores directos de ir por más. Una costumbre en los últimos años para el Borussia Dortmund y también para el joven Leipzig.
Es cierto que en España hubo ciertos movimientos que le pusieron un poco de picante a una liga que terminó por octavo año consecutivo con el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético de Madrid en los primeros puestos. Italia no se aleja de la lógica. Pese a su reciente derrota, la Juventus se encamina al noveno título consecutivo luego de que la Lazio (actualmente en la cuarta ubicación) consiguiera sólo 10 de los 27 puntos en juego desde el retorno.Punto aparte para el Atalanta, el equipo de Bergamo fue, sin dudas, uno de los que mejor show brindó en las cuatro ligas y todavía mantiene esperanzas (lejanas) de obtener el scudetto. Está a cinco puntos de la Vecchia Signora con un partido más a dos fechas del final. Con 96 goles a favor (casi un promedio de tres por partido) está a cuatro de consagrarse como el equipo más goleador de Europa. Para esto debe superar los 97 del Manchester City (adeuda un partido) y los 100 del Bayern Munich. De no ser campeón, será el club más goleador de la historia de la liga local en no quedarse con el título.

El colombiano Duvan Zapata es el goleador del equipo junto a su compatriota Luis Muriel. El argentino Papu Gómez el jugador con más asistencias de toda la liga.

El colombiano Duvan Zapata es el goleador del equipo junto a su compatriota Luis Muriel. El argentino Papu Gómez el jugador con más asistencias de toda la liga.

¿Pero qué pasa más allá de lo conocido? El Leeds de Marcelo Bielsa llenó de fans el Championship, la segunda división del fútbol inglés. Una liga siempre interesante, y competitiva, por reunir equipos de porte que, por alguna mala racha (como la del equipo que hace local en Elland Road), siempre genera expectativa. La última fecha fue una prueba: tres equipos competían por el segundo ascenso, pero ninguno de los tres ganó. Terminó ascendiendo el W.B.A, habitual parteneire de la Premier.

El Leeds de Bielsa revolucionó la segunda división de Inglaterra.

El Leeds de Bielsa revolucionó la segunda división de Inglaterra.

La otra sorpresa se dio en los puestos de repechaje para subir de categoría. El Swansea, uno de los tres galeses que compite en Inglaterra, llegó a la última fecha con 67 puntos y una diferencia de gol a favor de seis. El Nottingham Forest, de buen andar local y europeo durante fines de los 70 y comienzos de los 80, contaba con 70 (+11). Tenía un lugar casi ganado para ir por una chance más. Sin embargo, perdió 4 a 1, mientras que el equipo galés se impuso por 4 a 1 al Reading y lo corrió de ese lugar por un gol.

Un poco más abajo, en la League One, el Sunderland, uno de los equipos más importantes de Inglaterra después de los indiscutidos (Manchester United, Liverpool, Everton y Arsenal) otra vez no pudo lograr el ascenso y por segundo año consecutivo jugará en la tercera división. Como sucede con otros equipos europeos, Los Gatos Negros son seguidos por las cámaras de Netflix (ver docuserie “Sunderland Till i die”) desde su descenso de la Premier en 2018. Los resultados no vienen siendo los esperados.

Quien sí logró el ascenso fue el Wycombe que como único dato interesante tiene como delantero a Adebayo Akinfenwa, el jugador de 38 años que jugará por primera vez en su historia en la segunda división con su particular contexto físico: mide 1.80 y pesa 105 kilos. En sus palabras tras lograr el ascenso, Akinfenwa dijo a modo de broma que la única persona que podría saludarlo era Jürgen Klopp, el DT del Liverpool, equipo del que es hincha. El entrenador germano no dejó pasar la oportunidad y le grabó un saludo especial por su logro.

Otro miembro fundador de la Premier League, el Bolton Wanderers terminó en el último puesto de la tercera y jugará su próxima temporada en la League Two. Pudo ser peor. El equipo, que se encuentra en el puesto trece de la clasificación histórica de la liga, con 74 temporadas en primera, y que arrancó el año con 12 puntos menos por registrar deudas, estuvo a punto de desaparecer en agosto pasado cuando se cayó la venta del club a un grupo empresario. A horas del ultimatum, apareció otro interesado y por lo menos hoy el Bolton puede seguir existiendo.

En lo que refiere a las ligas menores de Italia, el ex delantero Pippo Inzaghi (hermano mayor de Simone, actual DT de la Lazio) logró ascender a la Serie A cargo del Benevento. El que cada vez está más cerca de la primera división es Silvio Berlusconi. El ex primer ministro de Italia, y también expresidente de Milan, está al frente de la dirigencia del Monza que saltó a la Serie B tras ganar el Grupo A de la Serie C. El otro que logró subir es el Crotone de Maxi López, quien solo metió un gol en los 14 partidos que jugó. En la segunda también estará, en caso de no retirarse, el delantero argentino Germán Denis, quien con 38 años y 12 goles en 24 partidos logró llevar el campeonato con el Reggina.

Si hay un caso atípico es el que se dio en España. En la segunda división, el Deportivo La Coruña llegó a la última fecha con la posibilidad concreta de salvarse del descenso. Sin embargo, su partido con el Fuenlabrada debió ser aplazado porque siete jugadores rivales dieron positivo de Covid-19 (ya suman 16). El resto de los encuentros se jugaron y no fueron favorables para el club gallego que quedó a tres puntos del Ponferradina pero con una diferencia de gol de 18 goles en contra, trece más que si rival directo.

El equipo que salió ganando pese a no lograr el ascenso a la segunda división de España fue el Marbella FC. Gracias al capital de su presidente, Zhao Zhen, el club construirá un estadio modelo: 18 mil espectadores, techo retráctil, un centro comercial y 2 mil plazas de estacionamiento subterráneo y pileta. Lo que se dice un estadio pensado para la Champions. Eso sí, al club le falta mucho para utilizarlo en ese sentido. Pese a perder un solo partido en la temporada no pudo subir.

En Alemania también pasaron cosas, claro. El Hamburgo, el equipo con más cantidad de presencias en la primera división (junto al Bayern Munich) se perdió por segundo año consecutivo la posibilidad de ascender luego de haber descendido por primera vez en su historia. En la última fecha cayó 5 a 1 de local ante un equipo de mitad de tabla y así dejó pasar la chance de jugar la promoción. El Nuremberg, por su parte, uno de los quince clubes acostumbrados a jugar en la máxima categoría, casi cae a la tercera división. El club donde Javier Pinola, defensor de River Plate, es ídolo (hay una platea que lleva su nombre y el jugador aseguró que se retirará allí) terminó antepenúltimo y debió disputar un partido de promoción contra el Ingolstadt 04 de la tercera liga. Tras perder el primer encuentro por 2 a 0, el equipo de segunda terminó imponiéndose por 3 a 1 con un gol en el minuto 97.

Otro dato llamativo se dio con el descenso del Dynamo Dresden. De esta manera, los equipos provenientes de la Oberliga (la liga de Alemania oriental) perdieron su único representante en la segunda división. Siendo el Unión Berlín el único representante en primera.

Pese al parate por el coronavirus, está claro que la pelota siguió girando. Y, como el mundo, trajo resultados tan esperados como llamativos. Eso sí, nadie dejó pasar un resultado para sentirse parte de un sentimiento que, tras la pandemia, habrá que ver de qué manera se sostiene en lo que refiere al interés local.

Fuente. ambito.com

 

Sin comentarios en “Fútbol para todos y algunas rarezas de la nueva normalidad”

Deja tu comentario