POLITICA

Los números del desguace macrista del PROCREAR

La gestión de CFK invirtió US$2.922 millones para más de 30 mil viviendas y Cambiemos sólo puso US$32 millones para 130 hogares y dio de baja proyectos estipulados.

Los números del desguace macrista del PROCREAR

La gestión actual relevó y comparó las viviendas creadas mediante el PROCREAR durante la segunda administración de Cristina Fernández y la de Mauricio Macri, con una merma más que considerable en la cantidad de hogares construidos, dinero invertido y creación de puestos de trabajo producto de una iniciativa creada para ampliar el acceso a la casa propia.

Según un informe comparativo realizado por el Comité Ejecutivo del PROCREAR, durante la gestión kirchnerista, de junio de 2012 a diciembre de 2015, se invirtieron US$2.922 millones (casi 40 mil millones de pesos a valor actual) para una de las líneas de este programa, la de Desarrollos Urbanísticos, con el fin de construir 30.010 viviendas en 79 predios distribuidos en todo el país. Como contraparte, la gestión de Cambiemos sólo invirtió US$32 millones para la misma línea, menos de $700 millones e inició la construcción de 130 hogares además de dar de baja 6.354 de las proyectadas originalmente.

Esta desinversión de US$2.890 millones impactó de lleno no sólo en el sueño de las familias que apostaron al PROCREAR para tener su casa, sino también en el mercado del trabajo. Mientras en el segundo gobierno de Cristina 8000 obreros se desempeñaron en los terrenos, en los últimos cuatro años sólo lo hicieron 2000 para la línea de Desarrollos Urbanísticos.

Pero, para decir todo, no fue la única línea desfinanciada sino que esta merma la sintió todo el programa en su conjunto. Para la destinada a la construcción en un lote propio o la ampliación/refacción de una vivienda ya existente y habitada se otorgaron 110.751 créditos por US$5745 durante el gobierno de CFK, algo que cambió rotundamente con el de Macri al pasar a un esquema de subsidio y no de créditos, de los cuales se entregaron 32.000 con una inversión de US$511 millones.

Esa baja en el presupuesto e incentivo también impactó negativamente en la generación de empleo. Si en los primeros años del PROCREAR se desarrollaron 350.000 puestos de trabajo directos y 220.000 indirectos, en la gestión de Cambiemos esto se redujo a 200.000 en total. Uno de los factores que influyó en la caída de personas registradas en el mercado laboral, menor cantidad de ingresos y, por ende, de consumo. Una rueda que llevó a la crisis económica más fuerte de los úlitmos 30 años.

Otra de las líneas golpeadas fue la de Lotes con Servicios, destinadas a quienes quisieran construir su vivienda en un terreno con infraestructura de servicios básicos. Hasta dejar el gobierno el 10 de diciembre de 2015, el gobierno kirchnerista invirtió 71 millones de dólares para generar 9.887 de estas soluciones habitacionales. Desde ese día hasta la salida de Cambiemos, no hubo inversión alguna para impulsar nuevos proyectos y se dieron de baja 1.426 sobre los 9.887 planificados.

Terrenos  en el conurbano bonaerense destinados a este tipo de emprendimientos, en los que se había avanzado con obras que quedaron paralizadas, deteriorándose. Por el abandono, el macrismo debió destinar gastos por $1.200 millones para custodia por peligro de usurpaciones y robos, en vez de destinarlos a la inversión para promocionar este proyecto de viviendas que, además, cambió en su espíritu ya que modificaron varias veces las condiciones de acceso y muchos se encontraron con que ahora deberían pagar créditos UVA, atados a la inflación y lejanos a los ingresos de una clase media que soñó con tener un hogar propio.

En total, durante el kirchnerismo se invirtieron $38.939 millones para obras contra los $646 millones del macrismo. Los predios destinados a tal fin pasaron de 143 a tan sólo uno en los últimos cuatro años y las soluciones habitacionales creadas bajaron de 39.897 a 130 en el período gobernado por Cambiemos.

El PROCREAR cumplirá ocho años en junio. Un programa que tuvo el objetivo de participar, desde el Estado, en políticas urbanas, de planificación, uso del suelo y dinamizador de la economía. Para ello, en 2012 Cristina creó la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para poner a disposición predios para estos desarrollos. Sin embargo, el organismo no sólo dejó de hacerlo con el cambio de gobierno sino que las prioridades cambiaron y desactivaron una iniciativa que había tenido alta aceptación social.

Hace dos semanas, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, encabezaron la primera reunión del nuevo Comité Ejecutivo de PROCREAR, con el objetivo de que el programa vuelva a favorecer el desarrollo económico y la creación de puestos de trabajo.

El nuevo Comité Ejecutivo coordinará entre las diferentes carteras con el objetivo de recuperar las líneas históricas del Programa con la doble finalidad de colocar la construcción de viviendas como motor del crecimiento económico y desarrollar una política urbana inclusiva.

Fuente. eldestape.com

Sin comentarios en “Los números del desguace macrista del PROCREAR”

Deja tu comentario