POLITICA

El Gobierno quedo offside con la medida de Trump

Dante Sica, ministro de Producción, y el canciller Jorge Faurie se reunieron de urgencia para intentar obtener más información. La medida afecta exportaciones por 700 millones de dólares.

El Gobierno quedo offside con la medida de Trump

El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de volver a imponer aranceles para las exportaciones de acero y aluminio tomó por sorpresa al gobierno argentino y al brasileño. El ministro de Producción, Dante Sica, aseguró que el anuncio fue “inesperado” y que activaron todos los canales de diálogo para obtener alguna precisión de la medida, ya que no hubo ningún comunicado formal más allá del mensaje de Trump en Twitter. Por su parte, Jair Bolsonaro aseguró que tiene “un canal abierto” con Trump, por lo que si considera necesario lo llamará telefónicamente para intentar volver atrás sobre la medida.

“Fue un tema inesperado, no existía ninguna señal ni hacia nuestro gobierno, ni hacia el de Brasil, ni al sector privado, respecto a cambios en el acuerdo con Estados Unidos”, aseguró Sica en declaraciones a la agencia estatal Télam. El ministro de Producción y Trabajo se mostró sorprendido por la decisión del presidente de restaurar los aranceles, cuando en mayo del año pasado el gobierno norteamericano había exceptuado a la Argentina en la medida.

Una vez conocido el mensaje de Trump en su cuenta de Twitter, Sica se reunió con Jorge Faurie, ministro de Relaciones Exteriores, para analizar el curso de acción. La primera medida que tomaron fue solicitar entrevistas con sus pares de Estados Unidos y con el embajador Fernando Oris de Roa. “Estamos activando todos nuestros contactos en Washington para tener alguna precisión más. No sabemos cuál es la magnitud de esa declaración ni cómo impacta en los acuerdos vigentes”, aseguró Sica.

Las nuevas reglas de juego tienen un impacto económico en las condiciones comerciales, dado que las exportaciones de acero y aluminio alcanzaron los 700 millones de dólares anuales en 2018, según cifras provistas por el Ministerio de Producción y Trabajo. Y en lo que va de 2019 las ventas superaron los 500 millones de dólares. “El sector privado está en ascuas con respecto a esto y ya empezó a evaluar el impacto sobre niveles de producción, a la vez que activaron sus contactos internacionales con las cámaras representativas”, agregó el ministro, en sus últimos días al frente de la cartera económica.

Además, las autoridades del Ministerio de Producción llevan a cabo gestiones con el gobierno brasileño para definir “una posición y acciones conjuntas”, según comunicaron desde la Secretaría de Comercio Exterior. A su vez, contactaron a referentes del sector privado para trabajar sobre el impacto que podría ocasionar esto en las exportaciones. José Urtubey, empresario de la Unión Industrial Argentina, dijo en declaraciones radiales que esto perjudica a la industria local. Exigió a las autoridades económicas “repensar” y “reflexionar” sobre cómo funciona la economía global y criticó al gobierno saliente por su impronta de liberalizar el mercado a los productos importados.

Por su parte, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, intentó mostrar tranquilidad. Adelantó que abordará el asunto con su ministro de Economía, Paulo Guedes, antes de dar una respuesta oficial. “Si es necesario, llamaré a Trump, tengo un canal abierto con él”, agregó en conversación con periodistas en el Palacio da Alvorada, la residencia presidencial en Brasilia. Más tarde, en una entrevista radial, dijo que no considera la decisión como una “represalia” y adelantó que buscará hablar con Trump para que “no penalice a Brasil”. Cree que “casi seguro” el mandatario estadounidense escuchará su solicitud, según publica el diario Folha de San Pablo.

Trump justificó su decisión al asegurar que las devaluaciones del peso y del real afectan negativamente la competitividad de los agricultores y fabricantes de Estados Unidos. En Brasil, el real se devaluó 9,45 por ciento desde el inicio del año, y luego 5,7 por ciento en noviembre. En Argentina, la mayor devaluación durante 2019 se dio después de las elecciones primarias de agosto, cuando el dólar saltó más de 30 por ciento, al pasar de 45 a 60 pesos.

¿Amigos?

Desde Estados Unidos también se expresaron acerca de la medida arancelaria. “Incluso nuestros amigos y mejores aliados tienen que vivir con las mismas reglas”, aseguró Wilbur Ross, secretario de comercio estadounidense durante una entrevista en Fox Business. El funcionario fue consultado por la causa de la decisión, dado que Bolsonaro es un gran promotor y aliado de Trump. “Lo que le preocupaba a Trump es la devaluación de la moneda brasilera, es un factor a tener en cuenta, porque a menor tipo de cambio, los productos que ingresan son más baratos, algo teníamos que hacer”, respondió.

Fuente. Pagina12

Sin comentarios en “El Gobierno quedo offside con la medida de Trump”

Deja tu comentario