CULTURA

Miguel sigue corriendo una maratón contra el olvido

La paciencia inalienable de la memoria, toma las calles una vez mas, con la prepotencia del empoderamiento del derecho a la reivindicación de la lucha contra el olvido y el “Nunca Mas”.

Miguel sigue corriendo una maratón contra el olvido

Por Gabriela Noguera*

“Inútil es matar,

la muerte prueba

que la vida existe…”

Miguel es el motivo y también la excusa; porque en el marco de la enseñanza de hacer carne su propia vida, este sábado 19 de octubre la comunidad educativa de la Escuela de Educaciòn Secundaria Nª 7 “Ernesto Che Guevara” llevarà a cabo la decimoquinta edición de “La carrera de Miguel”.

La “niña bonita” de la memoria, es una semblanza de la Biblia y el Calefòn argentinos.

Despues de todo, Miguel no era nada mas que un hombre, quizás con mas atributos o dones que otros, forjados por la pasión y el empeño.

Uno como tantos otros a los que se les arrebatò el derecho de “ser”,

En este afán de reivindicar las virtudes del aludido, se realiza este evento, que ya sobrepasa el marco deportivo. Lo hacen como creen que a èl le gustaría: emulando su pasión por el atletismo, y revelando aspectos de su vida desconocidos para muchos.

Todas estas iniciativas, continúan pidiendo justicia por uno de los 30 mil desaparecidos de una Dictadura Cìvico-Militar, que nada sabía sobre deporte, poesía, arte, y militancia, y que solo tuvo como respuesta a eso un manto de terror.

“La corsa di Miguel”

Por los ’90 no se sabía mucho acerca de Miguel. La familia lo buscaba y su madre murió sin saber esta tragedia. Sus hermanos no pudieron contarle.

Pero en 1998, en una nota de los periodistas Ariel Scher y Víctor Pochat, en la sección Deportes del diario Clarín, se reconstruyó su vida.

Esto fue tomado por el periodista italiano Valerio Piccioni, que trabajaba en La Gazzettadello Sport, que viajó a Buenos Aires para hacer una investigación que culminó con la publicación del libro “La corsa di Miguel” (La carrera de Miguel).

No obstante, Piccioni no se quedó ahí, ya que el 9 de enero de 2000 organizó la primera Corsa de Miguel en la que hubo 350 participantes, que corrieron con el rostro del tucumano estampado en parte delantera en sus camisetas y con una reproducción del poema “Para vos atleta” atrás, escrita por Sánchez en diciembre de 1977.

Luego la iniciativa llegó a Buenos Aires donde el domingo 11 de marzo de 2001, se disputó por primera vez “La Carrera de Miguel”, en sus dos alternativas de 5 y 9 km.

En 2005, la carrera extendió aTucumán, con tres ediciones en Bella Vista, su ciudad natal, y las restantes en San Miguel de Tucumán.

Ese mismo año también se empezó a correr en Villa España, Berazategui, la localidad de vivió, militó y fue desaparecido Miguel Sánchez.

Este año el Concejo Deliberante de Berazategui ratifica y reitera su compromiso con el evento en todos estos, con la declaración formal de “Interès Municipal”.

“Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia: la verdadera historia”.

El diario “La Tinta” rescata el testimonio de su hermana Elvira, quien recordó con nitidez aquella última noche: “Vinieron entre seis y ochos tipos presentándose como un comando militar, sin credenciales, y preguntaron por Miguel Angel. Era extraño porque el nombre de mi hermano es Miguel Benancio (así con B larga). En el paredón se colocaron dos con ametralladoras y el resto empezó a revolver todo, buscando información con tanta violencia que hasta tiraron una biblioteca entera al piso. El perro se asustó tanto que no ladró por dos años. A Miguel le indicaron que se pusiera el equipo de gimnasia que estaba en una silla y se lo llevaron. Pidió darle un beso a mi antes de irse, pero no lo dejaron”.

Elvira Sànchez, ya hoy docente jubilada reconoció en aquella entrevista que “gracias al periodista Pablo Llonto, supe que Miguel estuvo en el centro de detención el Vesubio. Pablo asistió al juicio de ese centro y estaba un querellante, Javier Caseratto, que contó que allí estuvo Miguel Sánchez. Encapuchado, hablaba en voz alta diciendo quién era, donde trabajaba, que era deportista. Gracias a Pablo me entrevisté con Javier. Fue muy emotivo porque fue la última persona que lo vio vivo. A Javier lo trasladaron a una cárcel y Miguel quedó en el Vesubio, se supone que lo arrojaron al mar. Es lo único que sé de mi hermano” dijo.

Hace tan solo una semana, en el mismo recinto del cuerpo deliberativo berazateguense, Elvira relatò: “Miguel también escribìa y dibujaba muy bien. Este año llevarè a la carrera sus dibujos, que guardo en una caja con parte de su obra”

El profesor Alejandro Villalba, partìcipe histórico de la organización relatò la herencia recibida para los novatos en la materia: “en  aquella primera edición italiana de la “Carrera de Miguel” en el 2000, cada remera llevaba inscripto uno de los poemas que Sánchez había escrito: “Para vos atleta”

“Para el 2005, los chicos del Centro de Estudiantes de la escuela ya habían musicalizado tres poemas –recuerda Villalba-. Ese dìa nos tomò por sorpresa una tormenta muy fuerte, que nos obligò a cerrar el evento en el SUM” del establecimiento educativo.

“De todas maneras –confiesa el profesor ante la improvisación-, eso le dio un marco muy particular, muy ameno, muy familiar, con los pibes cantando los poemas de Miguel, en una ronda, tipo fogòn que nos conmovió hasta las làgrimas a todos, por saber lo que estábamos haciendo y saber que iba a tener su repercusión a futuro”.

Villalba reconoce el agradecimiento de todxs a Piccioni como mentor de la carrera, y al entonces director de la Escuela, Osvaldo Pignotti, el ideario de la primera versión en Villa España del encuentro, con quienes los une un gran afecto.

Como una de las tantas anécdotas y ramificaciones de los 14 eventos anteriores, el docente relatò que el periodista italiano entregò en una de las  corsa  los temas de Miguel en discos.

Arriba los pibes

El Centro de Estudiantes de “la Chè” tuvo un protagonismo y una identidad propia desde sus inicios y fue un pilar significativo en el armado de esta historia.

Hace ya un poco màs de un año, las nuevas generaciones recogieron el guante, se reconstruyeron  y retomaron la iniciativa como participes necesarios del encuentro.

El flamante titular del Centro, estudiante de 4to año, Francisco Yebra destacó: “la Carrera de Miguel es un evento que no nos permite perder la memoria, una forma de continuar la lucha por los 30 mil desaparecidos, y le da identidad a la escuela: la Chè, no es la Chè sin la Carrera de Miguel”

“Me gustaría remarcar –agregò Francisco- todo el esfuerzo que pusieron las y los docentes para que sea un proyecto institucional, al igual que los estudiantes, lo que me da la certeza de que va a ser una jornada para el recuerdo”.

“Estoy orgulloso de formar parte de esta comunidad” afirmó claramente comprometido.

En tanto la vicepresidente, Gina Filippone, estudiante de 5to año sostuvo: “ es una forma de visibilizar la memoria y la justicia a través del deporte, de seguir comprometidos con la defensa de nuestros derechos. Por eso nos resulta imprescindible recalcar, que a nuestra generación se nos enseñó que esto nunca más pasaría en Argentina” apuntò.

En tal sentido insistió: “queremos seguir manteniendo viva la memoria de este hecho lamentable, y  nos enorgullece porque demuestra que nuestro pueblo, nuestro país, no olvida ni perdona”.

Las huellas de la maratón

En 2006 se sumó la costanera de la ciudad de San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro, como nuevo escenario de esta prueba de atletismo y memoria.

En 2016 la “Carrera de Miguel” también se realiza en Mar del Plata.

Desde 2012, en la ciudad de Buenos Aires está la calle Miguel B. Sánchez que suplantó a Crisólogo Larralde desde Av. Del Libertador hasta Lugones y que es el camino obligado para llegar al Cenard (Centro de Alto Rendimiento Deportivo), que tiene su sede a la altura del 1050.

La Copa del Campeonato de Primera División 2013 de fútbol llevó su nombre y el 8 de enero se declaró como “Día Nacional de la Memoria en el Deporte”, en una ley que aprobó el Senado Nacional en 2014.

“Para vos poeta” es también el documental que estudiantes de la Universidad Nacional de Quilmes realizaron en 2006. En él se puede conocer a todos los Miguel: el poeta, el atleta y el militante.

El poema

 “Para vos atleta”

Para vos atleta
para vos que sabés del frío, de calor,
de triunfos y derrotas
para vos que tenés el cuerpo sano
el alma ancha y el corazón grande.
Para vos que tenés muchos amigos
muchos anhelos
la alegría adulta y la sonrisa de los niños.
Para vos que no sabés de hielos ni de soles
de lluvia ni rencores.
Para vos, atleta
que recorriste pueblos y ciudades
uniendo Estados con tu andar
Para vos, atleta
que desprecias la guerra y ansías la paz

Para mas informaciòn:  Escuela de Educaciòn Secundaria Nº7- Ernesto “Che” Guevara. Calle 24 y 149 “A”-Berazategui.

Tel. 4226-9565/4216-1155

* Periodista UNLP- editor responsable sintinta.com.ar

Sin comentarios en “Miguel sigue corriendo una maratón contra el olvido”

Deja tu comentario