DEPORTES

Los Pumas cayeron con Inglaterra y dependen de un milagro para clasificar

El seleccionado argentino quedó a un paso de la eliminación en la IX Copa del Mundo que se realiza en Japón al ser goleado por Inglaterra por 39 a 10 (15-3 el primer tiempo), en un partido por el Grupo C que se definió a partir de la expulsión del segunda línea de Los Pumas, Tomas Lavanini.

Los Pumas cayeron con Inglaterra y dependen de un milagro para clasificar
El encuentro se jugó en el Tokio Stadium y Argentina sufrió la expulsión de Lavanini a los 17 minutos a causa de tackle alto contra el centro Owen Farrell.

Los puntos de Argentina se concretaron con un try de Matías Moroni, una conversión de Emiliano Boffelli y un penal de Banjamín Urdapilleta.

Para Inglaterra, tercero en el escalafón mundial, sumaron tries Jonny May, Elliot Daly, Ben Young, George Ford, Jack Nowell y Luke Cowan-Dickie, con tres conversiones y un penal de Owen Farrell.

La derrota deja a Argentina casi eliminado de la Copa del Mundo ya que ahora sus chances dependen de que Francia no le gane a Tonga (juegan mañana a las 4.45 de Argentina) para llegar a la última fecha con alguna posibilidad de clasificación.

Para lograr el triunfo ante Inglaterra, candidato al título, Argentina debía jugar un partido perfecto y ese objetivo quedó descartado cuando sólo se habían jugado 17 minutos y Tomas Lavanini embistió a Farrell con un hombrazo a la altura del cuello en una clara jugada de expulsión.

Esta fue la segunda expulsión de un argentino en un Mundial, la anterior fue la de Pedro Sporleder, también segunda línea, ante Samoa en la Copa del Mundo jugada en Inglaterra en 1991.

El arbitro galés Nigel Owens le mostro la tarjeta roja a Lavanini y Argentina, que ya perdía 5 a 3, no tuvo más chances ante un advesario superior, que jugó con inteligencia aprovechando el lógico desgaste que sufrió el equipo de Mario Ledesma con un hombre menos durante 63 minutos.

Argentina se había puesto al frente con un penal de Urdapilleta pero al minutos los británicos tomaron el comando del marcador con un try del wing May tras una dura batalla presentada por la defensa de Los Pumas.

Inglaterra, con una defensa sin grietas y un notable trabajo de su backs fue logrando la diferencia esperada. El notable medio apertura Ford fue su “cerebro”, los wings May y Anthony Watson resultaron una tortura para la defensa argentina, sumándose el desempeño de Farrell (quien marró sus cuatro intentos a los palos en el primer tiempo) y el fullback Daly.

Mientras estuvieron 15 contra 15 Argentina mostró una mejora en cuanto al tackle, pero los mismo errores de siempre en el manejo del balón.

Luego de la salida de Lavanini la suerte estaba echada e Inglaterra marcó dos tries en seis minutos que le dieron la ventaja parcial de 15-3.

En el segundo tiempo Inglaterra jugó con orden, esperando el error rival y aprovechando minuto a minuto el cansancio del equipo argentino que con un hombre menos se desgasto sin pausa.

Hubo tiempo para tres tries ingleses y el del honor para Argentina tras una muy buena jugada que culminó con un pase de Santiago Carrera a Moroni y quebró el ingoal británico.

Argentina, salvo un milagro, está afuera del mundial cumpliendo una decepcionante tarea.

Quedar casi fuera no es la resultante de la caída ante Inglaterra, que a piori era previsible, sino de lo mal que se jugó en el primer tiempo ante Francia, partido que terminó en derrota.

En Japón se esperaba que el equipo argentino alcanzara su pico de rendimiento y resultó todo lo contrario, con actuaciones individuales por debajo del nivel esperado y errores que no se corrigieron.

Fuente. ambito financiero

Sin comentarios en “Los Pumas cayeron con Inglaterra y dependen de un milagro para clasificar”

Deja tu comentario