CIUDAD

“Buscando a Dory”: la falta de memoria a corto plazo se convirtió en viral

En un desesperado esfuerzo por retomar la iniciativa, la gobernadora María Eugenia Vidal, visitó Bahía Blanca, refugiándose en uno de los intendentes que hizo punta en su postulación presidencial cuando ya se preveía la pobre perfomarnce de Maruricio Macri en las PASO, para inaugurar una planta depuradora de líquidos cloacales que fue gestada por mandatarios, hoy de la oposición, y anunciar la implementación, si fuera reelecta, del boleto estudiantil gratuito, que el día anterior a su llegada a la ciudad, constituyó el compromiso electoral del candidato a jefe comunal por TODOS.

“Buscando a Dory”: la falta de memoria a corto plazo se convirtió en viral

Por *Gabriela Noguera

Si Héctor Gay estuviera del otro lado del mostrador ideológico, y aún al frente de las mañanas de LU2, como periodista de la radio de mayor audiencia de la ciudad que lo catapultó a la intendencia que hoy conduce, no se le hubiera escapado el archivo.

De hecho, uno de los anuncios de la gobernadora parecería ser resultado mas de una circunstancia causa-efecto, proselitista, claro, que de un mandatario en funciones y plena gestión. No había mucho archivo que buscar.

El 19 de septiembre,  el candidato a intendente por el Frente de Todos, Federico Susbielles, anunciaba en su cuenta de Twitter, la implementación del boleto estudiantil gratuito que contemplará a estudiantes de nivel primario, secundario, terciario y universitario, a partir del próximo ciclo lectivo.

A su llegada, al día siguiente, 20 de septiembre, María Eugenia Vidal junto al intendente Héctor Gay, replicaban el mismo anuncio.

Lo que sucedió fuera de la agenda prevista para Vidal, es que Susbielles tocó el hueso de la gobernadora con una serie de Twitts que aludían a un compromiso convenido en tal sentido con Axel Kicillof, en favor de los pibes y no tan pibes; las familias de esos pibes que aún sueñan con “M´hijo el dotor”.

Las diferencias son obvias claro está, si se tiene en cuenta que ambos ya tuvieron casi 4 años de mandato para seducir al voto joven, que apenas unos días antes rememoraban la lucha de estudiantes secundarios secuestrados, torturados, y asesinados, 43 años antes en la penosa “Noche de los lápices”.

A su favor cabe señalar que en 43 años pasaron muchos gobiernos bahienses, de distintos partidos políticos, que tampoco contemplaron esa reivindicación. Esperar quizás, 4 años más no es nada: ¡Dale, nomás!, ¡Dale, que va!, ¡Que allá en el horno nos vamo’a encontrar! diría Discépolo.

Anacrónico para los chicos empoderados de hoy por supuesto.

Pero volviendo al eje de la impronta de resurrección de campaña, la gobernadora reivindicó la administración de Raffaele Sardella al frente de ABSA, en la inauguración de la planta depuradora de líquidos cloacales junto al periodista intendente que se apropió con convicción del slogan “obra que empieza, obra que se termina”

Pero ambos se cuidaron bien de no hablar del pasado, y mucho menos de “la pesada herencia” recibida, ya que en este caso en particular, su predecesores, Daniel Scioli y Cristian Breitenstein fueron quienes por julio de 2011, habían presentado el proyecto para la construcción de esa misma obra.

Cabe destacar entonces que más allá de las ideas promotoras, Cambiemos podrá decir “Vidal lo hizo”.

En contrapartida, si bien la gobernadora no esquivó la necesidad de la generación de mayor agua potable en una de las pocas ciudades del mundo que aún se abastecen de un reservorio natural como el Dique Paso de las Piedras, nada dijo del freno que puso a fines del año pasado a la obra del Acueducto del Río Colorado, destinada a atender la creciente demanda de la población bahiense que aumentó demográficamente en forma inexorable.

La obra contaba desde 2014 con el financiamiento de la Corporación Andina de Fomento por 150 millones de dólares, sin embargo, cuatro años después, el gobierno provincial canceló la obra debido a una fuerte restricción fiscal en el presupuesto provincial.

¿Y quien es Dory para el desprevenido lector de una nota estrictamente política?.

Pues bien, Dory no puede ser ajena a ningún padre con hijos pequeños, o a algún amante de los productos audiovisuales de Walt Disney, que incorpora a este personaje principal, como una pececita desorientada permanentemente por su falta de memoria a corto plazo.

Hecha la aclaración correspondiente, es de esperar que el votante bahiense no termine perdido en el mar electoral, y la presente pretende ser no mas que un instructivo de coyuntura.

* Periodista UNLP- editor responsable sintinta.com.ar

Sin comentarios en ““Buscando a Dory”: la falta de memoria a corto plazo se convirtió en viral”

Deja tu comentario