ECONOMIA

Previsible: provincias piden fondos a Nación para bono de $5 mil

Paliativos nacionales abrieron inesperado foco paritario. Por poda de recursos piden auxilio a Casa Rosada y abren paraguas ante sindicatos.

La puja Nación-provincias por el recorte de fondos que sufrirán estas últimas por las medidas de Mauricio Macri tras la derrota de las PASO sumó un nuevo condimento: una inesperada tensión paritaria, donde los gremios estatales piden una recomposición salarial ante la disparada de la inflación, pero los gobernadores cuentan con menos recursos.

En la práctica, distritos que cuentan con cláusula gatillo de aumentos automáticos, como Santa Fe o Córdoba, analizarán la continuidad de ese esquema en función de la recaudación. Mientras, otros mandatarios pedirán a la Casa Rosada giros para que también los empleados públicos provinciales reciban el bono de $5.000, ya que el paliativo de Macri sólo comprende a la administración nacional.
Ayer, en Santa Fe, se llevó a cabo una reunión clave. El Gobierno del socialista Miguel Lifschitz recibió a los sindicatos estatales. Un encuentro que estaba en agenda desde inicios de año como punto de revisión, pero que a raíz de la poda a las arcas provinciales tomó otro cariz. De hecho, como adelantó este medio en su edición de ayer, la cláusula gatillo que rige en el distrito quedó asegurada para los haberes de agosto, pero en revisión para lo que resta del año.

Recortes

Los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Economía, Gonzalo Saglione, fueron los anfitriones. Los funcionarios de Lifschitz explicaron que mientras la inflación de los últimos doce meses fue de 54,58% (julio 2019 contra julio 2018), los recursos provinciales crecieron un 43,08% en idéntico período. También detallaron que las medidas de Macri (cambios en Impuesto a las Ganancias, monotributo e IVA, por los que Santa Fe reclamó ante la Corte Suprema junto a otros catorce provincias) implicarán al fisco santafesino una pérdida de entre $3.000 y $4.000 millones hasta diciembre.

“Si bien este mes está garantizado el pago de la cláusula gatillo a los trabajadores estatales, en los próximos meses vamos a tener que hacer una evaluación en función de las finanzas”, dijo Farías tras la reunión a medios locales, según consignó La Capital.

La actualización automática por IPC de INDEC también entró en una zona gris en Córdoba, donde la administración del peronista Juan Schiaretti dio señales de que podría discontinuarse para el último cuatrimestre en virtud de una menor recaudación a la esperada. Esa batalla se dará en septiembre.

Cuando se oficializaron las medidas de Macri, el bono a los estatales se leyó en las provincias como un conflicto en puerta, ya que sólo aplica a empleados nacionales y no de los distritos subnacionales. En aquellos donde fluía la readecuación automática, el problema quedaba saldado: “Los estatales no pierden nunca poder adquisitivo”, fue el argumento desde esas provincias. Algunas de ellas incluso garantizaron la continuidad, como Salta o Mendoza. Donde hubo acuerdos paritarios con porcentajes fijos, ahora se encuentran con los previsibles reclamos sindicales. Pero los gobernadores tienen menos plata. Ayer, el gobierno de Tierra del Fuego de la peronista Rosana Bertone confirmó que pedirá una ayuda económica a las autoridades nacionales para replicar el extra en sus empleados. El secretario general de la administración fueguina, Juan D’Ángelo, sostuvo que solicitarán desde la remisión de una “partida extraordinaria” hasta el otorgamiento de Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Recordó que la provincia “no puede afrontar el pago del mismo bono otorgado a los empleados públicos nacionales” porque “las medidas anunciadas por el presidente Macri con posterioridad a las PASO redujeron la coparticipación a las provincias”, señaló.

Fuego amigo

La escalada abarca también a distritos gobernados por Cambiemos. De hecho, dos días atrás la bonaerense María Eugenia Vidal se reunió en la Casa Rosada con Mauricio Macri, el ministro Hernán Lacunza y el titular del Central, Guido Sandleris, en la que buscó -sin éxito- llevarse una promesa de fondos nacionales para lanzar su propio plan de alivio tras la disparada del dólar.

También en Jujuy, bajo la gestión del radical Gerardo Morales, los sindicatos ratificaron un paro para hoy, ya que consideraron insuficiente la oferta del Gobierno provincial de suba del 4% en julio.

Los sindicatos que integran el Frente Amplio Gremial (FAG) ratificaron hoy un paro de actividades por 24 horas mañana, sin asistencia a los lugares de trabajo, luego de considerar insuficiente el ofrecimiento del gobierno, de un 4% de suba salarial correspondiente a julio. Luis Cabana, secretario general de UPCN, dialogó con medios jujeños y señaló que funcionarios de Morales indicaron que estaban gestionando el envío de fondos nacionales para compensarlos con el bono de $5.000.

Fuente. ambito financiero

Sin comentarios en “Previsible: provincias piden fondos a Nación para bono de $5 mil”

Deja tu comentario